23 de Feb de 2020

Cultura

Un muerto que no para de nacer

PANAMÁ. El próximo 8 de octubre se cumplen 47 años de la muerte en combate del Argentino-cubano que marcó la historia latinoamericana: E...

PANAMÁ. El próximo 8 de octubre se cumplen 47 años de la muerte en combate del Argentino-cubano que marcó la historia latinoamericana: Ernesto ‘Che’ Guevara.

Para recordar esta fecha hoy a las 5: 30 de la tarde se realizará una tarde literaria, en la Universidad de panamá, en el auditorio Gil Blas Tejeira. Allí se discutirán textos de Guevara, se leerán poemas y pasajes de la vida del mítico revolucionario.

SU VIDA

Ernesto Guevara de la Serna, nació en la Argentina, en la localidad de Rosario el 14 de junio de 1928 en el seno de una familia de clase alta.

Fue asmático de nacimiento, por lo que sus padres lo protegieron de todas las formas.

Guevara vivió 17 años en Córdoba, desde 1930 hasta principios de 1947, abarcando gran parte de su infancia y toda la adolescencia. Él mismo se consideraba cordobés y hablaba con el característico cantito de los cordobeses, aunque luego en Cuba adoptaría un acento marcadamente cubano. En Alta Gracia cursó la escuela primaria y en la ciudad de Córdoba la secundaria.

POR LATINOAMERICA

Guevara recorrió parte del norte argentino, en una motocicleta, y de allí pudo observar lejos de la posición de un turista, la realidad de los pueblos más lejanos de su país.

Luego en 1952 y faltándole algunas materias para recibirse como médico general, Ernesto emprendió un viaje inimaginable para sus padres, junto a su amigo Alberto Granado, por el sur de su país, atravesando Chile, pasando Perú, Venezuela, Colombia, hasta llegar a Miami, desde donde regresó a la Argentina para terminar sus estudios de medicina. La mayoría del viaje lo realizaron sobre ‘La poderosa’, una motocicleta, donde viajaron durante largos 9 meses.

‘Creemos, y después de este viaje más firmemente que antes, que la división de América en nacionalidades inciertas e ilusorias es completamente ficticia. Constituimos una sola raza mestiza, que desde México hasta el estrecho de Magallanes presenta notables similitudes etnográficas. Por eso, tratando de quitarme toda carga de provincialismo exiguo, brindo por Perú y por América Unida’, fueron unas de las líneas que escribió al regresar de su viaje en una de sus libretas, las que años después se convirtieron el libros y películas llamados Diarios de motocicleta.

ALTA GRACIA

En una localidad de la provincia de Córdoba, llamada Alta Gracia, fue donde Guevara donde estudió las últimas materias de medicina, y también donde en la actualidad existe un museo con fotos, cartas e imágenes de la niñez y adolescencia de Guevara.

UN ARGENTINO CUBANO

Siendo un médico oficialmente y después de grandes viajes por América, la mente y visión de Guevara ante el mundo era distinta, así lo plasmó en sus libros.

‘El personaje que escribió estas notas murió al pisar de nuevo tierra argentina. El que las ordena y pule, yo, no soy yo; por lo menos no soy el mismo yo interior. Este vagar sin rumbo por nuestra mayúscula América me ha cambiado más de lo que creí’, aseguró en sus notas.

El 25 de noviembre de 1956 un grupo de 82 guerrilleros del Movimiento 26 de julio que se habían entrenado en México se embarcaron en el puerto de Túxpam rumbo a Cuba en el yate Granma.

Dirigidos por Fidel Castro, en el grupo se encontraban también Raúl Castro, Camilo Cienfuegos, Juan Almeida y el Che Guevara y 80 hombres más.

De allí en adelante ‘El Che’ formó parte de la resistencia de Sierra Maestra. Formó parte del gobierno cubano después de 1959.

Para aquel entonces quien era el ‘Che’ Guevara creía en la lucha revolucionaria internacionalista, así fue como intentó llevar la revolución a Argentina, Perú y Bolivia. En el último fue detenido y fusilado el 8 de octubre de 1967. Su vida ha inspirado canciones, películas, libros y poemas de Juan Gelmán, Pablo Neruda y Julio Cortázar.