Temas Especiales

16 de May de 2022

Cultura

Cómo seducir a una mujer y a un hombre

Existe una conocida frase que contiene una gran verdad en sus palabras ‘Los hombres son de Marte y las mujeres son de Venus’, es cierto,...

Existe una conocida frase que contiene una gran verdad en sus palabras ‘Los hombres son de Marte y las mujeres son de Venus’, es cierto, somos diferentes y esa es la razón por la cual muchas veces las relaciones amorosas son tan complicadas. En este artículo conocerá algunas técnicas para conquistar y seducir al amor de su vida.

En el caso de los hombres les gusta que las mujeres sean muy seguras. Otro aspecto es que sea decidida, fuerte, capaz de tomar decisiones. No te decimos que hagas de Mata-Hari tu modelo a seguir, pero sí te aconsejamos que demuestres a tu chico ideal que puedes vivir sin él. Los chicos parece que detectan cuando una mujer va a por todas y les encanta ponerse como reto el conquistar su corazón.

A ellos también les encanta la feminidad. Toda mujer debe comportarse como tal. Está muy bien que a una chica le guste hablar de fútbol, la ropa deportiva, pero si hace eso lo único que conseguirá es que sólo él la vea como a una amiga, con la que tomarse unas copas. Cuando ella muestre ese lado femenino entonces el chico atacará. Entre otros aspectos que le gusta a un hombre de una mujer son la iniciativa, comprensión y los detalles como el aspecto físico.

Ellas a ellos

A algunas mujeres muchas veces le resulta muy difícil y a otras muy fácil saber cómo enamorar a un hombre, y como sabemos no existe la fórmula perfecta porque cada persona es un mundo y no todos hacen o piensan igual que los demás. Lo más importante es que seas tú misma, que no intentes imitar a nadie.

‘En algunos casos seducir a un hombre puede ser fácil si la conversación ha alcanzado un grado íntimo porque no busca cosas comunes y espera que le sorprendan con una invitación atrevida. Él, como hombre que es, valorará mucho más tu predisposición, tu postura de ‘manos abiertas’ a cualquier prouesta’.

Las mujeres deben jugar con la ingenuidad, la inocencia, la coquetería, mientras que los hombres hacen gala de su caballerosidad, su masculinidad y sus palabras. Ahí debe ser cada una la que decida: si le gusta seducir o que la seduzcan. Este artículo tiene como fuente al psicólogo Eliecer P. Rivera.