Temas Especiales

23 de Nov de 2020

Cultura

‘No sacrifico comodidad’

Un estilo jovial y casual es el que pinta y define a Ana Giselle Rosas de Vallarino, directora ejecutiva del Instituto Panameño de Coope...

Un estilo jovial y casual es el que pinta y define a Ana Giselle Rosas de Vallarino, directora ejecutiva del Instituto Panameño de Cooperativismo (IPACOOP). A pesar de su posición como directiva de una entidad gubernamental, que exige en muchas ocasiones un vestuario más formal, Ana sabe diferenciar, relajarse y entender la funcionalidad de la ropa.

El closet da la pista de su prolijidad: los vestidos están ordenados para identificar la ropa de trabajo, la de cocteles o deportivas. Los zapatos, correas y carteras, también. Igualmente evidencia su preferencia por los colores rojo, turquesa, negro y blanco.

La Norma

La comodidad es la premisa para Vallarino: ‘No sacrifico comodidad por moda y también soy consciente que no todas las modas le quedan a todo el mundo igual’, dice.

La ropa te da seguridad, pero también es necesario, a juicio de Ana Giselle, complementarlo con la actividad física, la hidratación y tomar agua, comenta.

Todas las noches tiene por costumbre probarse el vestuario a utilizar al día siguiente y combinarlo con los zapatos, accesorios y cartera, para modelarle a su esposo y entre los dos escogen el atuendo perfecto, cuenta.

Compras

Ana tiene su propia rutina, y preferencias para adquirir prendas: camina tiendas hasta dar con el atuendo que llene sus expectativas. Es exigente: le gusta la ropa de calidad, que sea cómoda y que entalle bien. Por eso, hace combinaciones de piezas de una tienda o marca específica con otras.

Entre sus predilectas están Zara, MNG, y también Dorians, Félix, Saks y otras que hay en el mercado, así como en el exterior.

Para los equipos de trabajo, opta más por el corte de Calvin Klein, porque es sencillo, los pantalones y los sacos quedan bien y dan buena foma, comenta.

Arquetipo

¿El modelo? Su madre, que ha influído mucho en su forma de vestir: ‘Mi mamá siempre fue una mujer coqueta. La recuerdo con una correa gruesa con hebilla dorada’.