Temas Especiales

27 de Nov de 2020

Cultura

Y que la cultura sea para todos

I nterrumpimos brevemente nuestra acostumbrada programación de fin de semana, para comentarles sobre el Anteproyecto de Ley de Cultura q...

I nterrumpimos brevemente nuestra acostumbrada programación de fin de semana, para comentarles sobre el Anteproyecto de Ley de Cultura que se discute en primer debate en la Comisión de Cultura y Educación de la Asamblea Nacional. En estos momentos está abierta la jornada de consultas, en la que todos los interesados pueden participar exponiendo su punto de vista o sugerencias, con el fin de incorporar mejoras y modificaciones antes de aprobarse y pasar a segundo debate en el pleno. Es el momento justo para leerla y opinar.

Antes de entrar en materia, quiero decirles que me emociona muchísimo que un proyecto de ley tan positivo como este haya sido acogido para su discusión, lo que habla muy bien de los diputados que conforman la comisión correspondiente. Pero la intención no debe quedar allí, pues la gran meta es que algo tan bueno se apruebe y sus planteamientos se conviertan en una feliz realidad para todos los panameños, en una valiosa herramienta en la construcción de un Panamá más justo y democrático. Ojalá y todo conspire a su favor y no se engavete para darle prioridad a leyes que no tienen ni la mitad de la importancia que tiene esta.

No e s poca cosa lo que se plantea este anteproyecto 416 y con su aprobación es que viene lo bueno. Su objetivo principal es, y cito un extracto del artículo 1: ‘Establecer una política integral y participativa que estimule y salvaguarde las expresiones artísticas y culturales de la sociedad panameña, su patrimonio cultural y su relación activa con la cultura universal, como medios necesarios para lograr la convivencia social pacífica, el desarrollo humano sostenible y la integración y diálogo estratégico con el mundo’.

Eso en rasgos muy generales, pero puntualmente propone cosas muy interesantes para promover el desarrollo cultural de Panamá: la creación de una Política Nacional de Cultura y la reestructuración del Instituto Nacional de Cultura para elevarlo a la talla de Ministerio de Cultura, como ente rector de las políticas culturales del Estado panameño, capaz de dialogar en igualdad de condiciones con las entidades que representan a los otros sectores involucrados en el desarrollo del país, como Salud, Educación y Seguridad Pública, por mencionar algunos. También crea el Fondo Nacional de Cultura con el objetivo de financiar actividades, planes, programas y proyectos de creación, difusión, investigación y conservación de las expresiones artísticas. Eso señalando lo más significativo de un texto de 38 páginas, sin querer dejar por fuera todos los capítulos que hablan sobre la protección del patrimonio cultural de la nación.

Sin desmeritar los buenos tiempos del INAC, la ley en ciernes propone una entidad cultural nueva y eficaz, que cumpla de manera sistemática, coherente y efectiva con los propósitos de fomento de las actividades artísticas y culturales, así como el acceso ciudadano a la cultura. Y si uno mira a su alrededor, sabe que de eso hace mucha falta en Panamá. También creo que todos los panameños deben leer el Anteproyecto y seguirle la pista en su transcurso por la Asamblea Nacional, puesto que la cultura es parte fundamental de nuestra identidad nacional.

Acá les dejo el link donde pueden encontrar el Proyecto de Ley N°416: www.asamblea.gob.pa.

La próxima jornada de consulta en la Comisión de Cultura y Educación está programada para este martes 31 de enero. Para participar solo hay que inscribirse antes escribiendo un correo a ceducacion@asamblea.gob.pa o jblandon@asamblea.gob.pa, o llamando al teléfono 512 8025. Aprópiese de la cultura, créame que le interesa.

PERIODISTA