Temas Especiales

03 de Mar de 2021

Cultura

Maestros de la cultura panameña

SANTO DOMINGO, LOS SANTOS. Desde muy temprano, a eso de las 6:00 p.m., iban llegando las personas al parque de Santo Domingo, de Las Tab...

SANTO DOMINGO, LOS SANTOS. Desde muy temprano, a eso de las 6:00 p.m., iban llegando las personas al parque de Santo Domingo, de Las Tablas, provincia de Los Santos. Por séptimo año consecutivo esperaban disfrutar de un rato agradable en donde se les ofreciera una diversidad de talentos, específicamente de las artes que identifican a su pueblo. Ya eran las 7:00 p.m., y tal como se había anunciado, el acto empezó.

Todos los años, esta actividad rinde homenaje a personas distinguidas que han dado un gran aporte a la cultura panameña, artistas de la composición, música, poesía y canto, entre otras disciplinas.

Este año 2012, este reconocimiento le fue otorgado a Gabriel Villareal, maestro de la mejorana y el socavón, oriundo de Guararé; a Uribe González, un compositor y violinista proveniente de Peñas Blancas y al herrerano —a quien se le atribuye la creación del género típico— acordeonista, cantante y compositor Dagoberto Yin Carrizo.

El evento, que inició con la presentación de un musical a cargo del joven Javier Medina, poeta y músico ganador de un premio Ricardo Miró 2011, continuó con un monólogo teatral de parte del actor y director de teatro Félix Gómez, por aproximadamente cuatro horas.

Luego del monólogo llegó el momento más esperado: la entrega de las placas a los homenajeados, como símbolo de agradecimiento por la labor de maestros de la música típica y de las tradiciones del pueblo panameño, que para el oriundo de Peñas Blancas, Los Santos, representó su décimo primer reconocimiento.

‘Esto es para mí algo muy grande porque es así como uno ve que el trabajo que hacemos no ha sido en vano. Que la gente aprecia lo que hacemos y eso para mí es una bendición de Dios’, aseguró Uribe González, a la vez que resaltó los aspectos que lo motivan a seguir enseñando.

‘Yo veo por allí a los muchachos que ya saben tocar bastantes piezas y eso me motiva para que cada vez que tengo la oportunidad meterle una cuñita por allí y decirles que se animen. Además que no tienen que pagarme. El que quiere aprender nada más tiene que ir’, agregó.

Por su parte, el maestro Gabriel describió el reconocimiento como algo ‘Sin nombre’ y instó a las furturas generaciones a practicar la música y a cultivar su idiosincrasia.

‘Me siento muy contento porque con esto me doy cuenta que hay lugares en los que la gente se preocupan por mantener la cultura. Esa gente es valiosa. (…) Invito a las futuras generaciones a que no dejen de practicar porque eso es lo que nos identifica como nación y hace mantener el folclor en todas partes del país’, dijo Villareal.

Y con unas palabras más profundas, el llamado ‘padre de la música típica’, Dagoberto ‘Yin’ Carrizo, habló de la importancia de expresar los sentimientos a través de la música.

‘Las cosas sencillas son las más grandes, que nunca se olvidan y llenan de alegrías a uno para seguir inspirándose. Yo le recomiendo a la gente a la que le gusta esto que no deje de expresar los sentimientos.. Que los graben, porque no todos somos iguales y cada persona por muy humilde que sea tiene sentimiento valederos’, dijo Carrizo.

En el escenario, los tres homenajeados tuvieron la oportunidad de deleitar a los presentes con sus éxitos ganándose fuertes aplausos de parte de —según los organizadores— quinientas personas que asistieron.

Y para cerrar con broche de oro, Yin Carrizo agarró el acordeón, se subió a la tarima y cantó ‘Me mata mi Maye’ y ‘Lucy’, acompañado de las palmas de la gente.

Una vez más ‘El Perote de las Musas’ fue todo un éxito y dejó muy claro la existencia de muchos talentos dentro de la cultura panameña.