Temas Especiales

26 de Jan de 2021

Cultura

‘Estamos en desventaja en cultura general’

La no velista, ensayista y narradora panameña-nicaragüense, quien hace unos meses presentó ‘‘El jardín de las cenizas’’, último de los l...

La no velista, ensayista y narradora panameña-nicaragüense, quien hace unos meses presentó ‘‘El jardín de las cenizas’’, último de los libros de la serie Maramargo, y recientemente fue jurado en el Concurso Nacional de Oratoria 2011, conversó con La Estrella y dio sus puntos de vista sobre cómo los jóvenes ahora prefieren un celular a un libro y el daño que las más de dos décadas de dictadura militar le hicieron a los panameños.

COMO JURADO DEL CONCURSO NACIONAL DE ORATORIA, ¿QUÉ ESPERABA DE LOS JÓVENES?

Para mí lo más importante era que realmente supieran organizarse mentalmente para poder comunicar bien. Porque ¿qué es oratoria? Oratoria no es simplemente pronunciar bien y decir palabras bonitas, es tener un mensaje que tenga algún significado para quien lo escuche. No es fácil lograr eso en tres minutos de preparación. Para eso se necesita que el estudiante haya tenido una cultura en el sentido que haya leído, que sepa pensar. Porque quien pueda hablar, es que sabe pensar, y quien sabe pensar, sabe comunicarse.

SOBRE LA CULTURA DE LEER, ¿CREE QUE EXISTE EN LOS PANAMEÑOS?

No existe esa motivación ni cultura de leer. Cuando éramos pequeños, aquí en Panamá sí existía eso. Me acuerdo que uno leía revistas de otros países, y los más chicos participaban de ellas con los juegos y cuentos, y eso hace falta hoy en día. Todo es la televisión; a los 8 años ya tienen su blackberry... por eso ahora los jóvenes no escuchan. En vez de estar pegados al aparatico este, los niños tendrían que estar leyendo.

¿CÓMO SE PIERDE LA MOTIVACIÓN DE LEER?

Tiene que ver con la cultura de masas, cuando la persona se convierte en el hombre masa y tiene que imitar lo que el otro está haciendo, sin darse cuenta que ese otro le está haciendo un daño muy grande. Entonces quiere imitarlo al otro. Todos quieren blackberry, todos tienen que tener un blackberry. ¿Por qué no se compran un libro? Es increíble. El ser humano se diferencia de la máquina con el poder de pensar y sentir.

¿CÓMO VE A PANAMÁ CON EL RESTO DE LOS PAÍSES DE LA REGIÓN?

Siento que la cultura en general, comparado con otras naciones, Panamá no está a la altura de los otros países. Centroamérica, tal vez, pero Sudamérica, no. No se puede comparar. Y la clave está en la educación. Por ejemplo, el colombiano se expresa muy bien, piensa muy bien, lee mucho, y tiene buenas lecturas. ¿Qué leemos aquí? Leemos traducciones de best-sellers, ¿qué es eso? Eso es tener el alma colonizada.

¿CUÁL CREE QUE ES LA CAUSA PRINCIPAL DE QUE ESTO SUCEDA HOY EN DÍA?

Los 21 años de dictadura militar nos hicieron mucho daño, porque era un solo pensamiento, una sola idea, pobre, además, porque toda dictadura es pobre. Impide que el otro piense. Eso le hizo un daño tremendo a Panamá. Nacemos a finales del Siglo XIX y principios del 20 y luego tenemos la responsabilidad geopolítica del Canal. Debemos estar conscientes de que esto no es sólo para un negocio, es mucho más, y tenemos que prepararnos para eso. El panameño no puede tener un complejo de inferioridad frente a las otras naciones. Y eso cuando se vive en una dictadura militar por mucho tiempo se engendra.

¿CÓMO SE PODRÍA SOLUCIONAR?

Los concursos de oratoria son una ayuda. Pero yo lo abriría a nivel regional. Porque los finalistas del de Panamá deberían participar con otras regiones, porque esto motiva al estudiante. Vamos de decir ‘ganó en Panamá’ a ‘ganó en cinco países’. Lo principal es estar al día y en contacto con muchas culturas. Para eso está la red, no para subir fotos y fotos que a nadie les interesan. Todo es mostrar, mostrar y mostrar. La red es para una comunicación más profunda. El mundo se mueve a través de estas redes, no de las superficiales.

¿CUÁLES SON LAS EDADES DONDE SE DEBE TRABAJAR MÁS?

En ese momento entre los 15 y 18 años, que es cuando se da el verdadero cambio en el individuo. Uno da el salto y va creciendo y aspirando a más. También en la primera niñez, porque los primeros cinco años son básicos. A la criatura se le motiva desde pequeña. No frente al televisor, sino conversar con el papá y la mamá. Hay que plantar la semilla e incentivar el desarrollo.

¿QUÉ EXPECTATIVAS TIENE CON ESTOS CONCURSOS DE ORATORIA?

Creo que el concurso de oratoria les da un estímulo importantísimo a los estudiantes, porque sienten que se les toma en cuenta y que se les valora. Un joven tiene que sentir motivación. Tienen que aspirar a ser alguien, no por él, sino por la sociedad. Me gustaría que hubiera más concursos internacionales, para que los jóvenes aspiren a salir de Panamá, y sepan que la meta está más allá de Panamá. Porque el que se mira el ombligo, crece hacia el ombligo. Hay que mirar hacia afuera. Aquí tenemos mares, no barreras, deberíamos estar abiertos al mundo en todo sentido.