Temas Especiales

30 de May de 2020

Cultura

Varsovia conmemora 70 años de la liquidación del gueto judío por los nazis

Varsovia conmemorará el domingo el 70º aniversario de la liquidación del gueto judío por la Alemania nazi, una operación que costó la v...

Varsovia conmemorará el domingo el 70º aniversario de la liquidación del gueto judío por la Alemania nazi, una operación que costó la vida a 260.000 judíos de esta ciudad, deportados al campo de exterminio de Treblinka.

"El 22 de julio de 1942, los ocupantes alemanes publicaron un decreto según el cual los habitantes del gueto que no tenían un permiso de trabajo special debían presentarse en Umschlagplatz, una plaza ferroviaria.

En caso contrario, serían fusilados", dijo a la AFP Pawel Spiewak, presidente del Instituto Histórico Judío (ZIH).

El gueto de Varsovia era el más importante de todos los guetos judíos instaurados por los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. Antes de la guerra, Varsovia tenía la mayor comunidad judía del mundo, después de la de Nueva York.

"En tres meses, 260.000 habitantes del gueto fueron deportados y asesinados, o sea la cuarta parte de la población de Varsovia", recordó este historiador.

"Con ellos desaparecía para siempre toda una cultura de la ciudad", agregó.

Un año después de haber invadido Polonia, el ocupante alemán había creado, en octubre de 1940, en pleno centro de Varsovia, un barrio especial, cerrado y rodeado de muros, para encerrar allí a casi medio millón de judíos.

El hambre y las enfermedades diezmaron a esta población, hacinada en una superficie de apenas 3 km2.

El decreto relativo a la liquidación de ese gueto fue publicado en el marco de la gran operación "Reinhardt" de exterminio de los judíos, lanzada en 1941 por los alemanes en la zona del gobierno general, el territorio de Polonia ocupada, que iba desde Varsovia al norte, Cracovia al sur, hasta Lublin al este.

Durante esa operación, dos millones de judíos perdieron la vida en los campos de exterminio de Treblinka, Sobibor y Belzec.

La liquidación del gueto fue administrada por los SS, así como por unidades de colaboradores ucranianos, letones y lituanos.

Después de tres meses de deportación en el campo de Treblinka, a unos 100 km al noreste de Varsovia, en ese gueto sólo quedaban 35.000 judíos registrados y otros 25.000 que vivían allí escondidos.

El domingo, en ocasión de ese 70º aniversario, se organizará una marcha en memoria de las víctimas más jóvenes del Holocausto y del pediatra y defensor de sus derechos, Janusz Korczak.

"Nosotros queremos, a través de esta marcha, recordar al personaje de Korczak y a los niños que fueron las víctimas más masivas y las más fáciles de esa masacre", sostuvo Spiewak, recordando que sólo 500 niños lograron sobrevivir a los tres meses de deportación.

Los participantes en esta marcha recorrerán en sentido inverso el camino que siguió Korczak hasta la "Umschlagplatz" con unos 200 niños de su orfanato, a los cuales él acompañó voluntariamente a la deportación y la muerte.

Las ceremonias terminarán con un gran concierto en el antiguo barrio del gueto de Varsovia.

Es la primera vez que se organizan ceremonias para conmemorar la liquidación del gueto de Varsovia."Hasta ahora, la fecha del 22 de julio no figuraba en el calendario histórico de Varsovia", reconoció Spiewak.

Esto se debe en primer lugar a que durante el régimen comunista, este aniversario era eclipsado por una gran fiesta comunista celebrada el 22 de julio.

En segundo lugar, porque Polonia acostumbra a celebrar otro acontecimiento, la Insurrección del Gueto de Varsovia, el 19 de abril.

El 19 de abril de 1943, cuando los alemanes decidieron liquidar a los últimos habitantes del gueto, las organizaciones judías se lanzaron a un combate desesperado contra los nazis.

La operación duró un mes.

Esta insurrección fue violentamente reprimida y el gueto fue arrasado.Un año después, el 1 de agosto de 1944, cuando las tropas soviéticas se encontraban cerca de la capital polaca, estalló la Insurrección de Varsovia, dirigida por el ejército secreto AK (miembro de la resistencia polaca).

Este levantamiento duró 63 días y costó la vida a 18.000 combatientes y 200.000 civiles, y terminó con la destrucción casi total de la ciudad.