03 de Oct de 2022

Cultura

Inscribe Unesco fiesta patronal de Bolivia como patrimonio cultural

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) inscribió como Patrimonio Cultural Inmateria...

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) inscribió como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad la fiesta patronal de San Ignacio de Moxos en Bolivia, "Ichapekene Piesta", informó hoy el gobierno boliviano.

El ministro boliviano de Culturas, Pablo Groux, dijo en conferencia de prensa que esta decisión permite a Bolivia ser unos de los países de la región sudamericana con la mayor cantidad de sitio inscritos en la Unesco como patrimonio Cultural.

Recordó que en marzo del año pasado Bolivia postuló como "Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad" a las tradiciones de la Alasita, Ichapekene y Pujllay ante el organismo cultural internacional.

Cada año la Unesco recibe hasta el 31 de marzo las postulaciones de diversos países, con todos los antecedentes, que en el caso de Bolivia están refrendadas por el Ministerio de Educación.

Groux explicó que la "Ichapekene Piesta" es una festividad sincrética que reinterpreta el mito fundacional moxeño de la victoria jesuítica de San Ignacio de Loyola, asociada a las creencias y tradiciones indígenas.

Los festejos comienzan en el mes de mayo con fuegos artificiales, cantos y alabanzas, y prosiguen en el mes de junio con celebraciones de misas diurnas y nocturnas, velatorios, donaciones de limosnas y banquetes, señaló el funcionario.

Según los datos históricos de la región moxeña, la principal representación de la victoria de San Ignacio consiste en un combate entre 12 guerreros solares con tocados de plumas espectaculares y los guardianes de la Santa Bandera "señores primigenios de los bosques y las aguas".

Estos rituales constituyen en un acto de fe y renovación constante que permiten a los moxeños renacer al cristianismo, en presencia de sus espíritus ancestrales.

En la procesión principal participan 48 grupos disfrazados con máscaras de antepasados y animales que destacan la importancia otorgada al respeto de la naturaleza.

Los expertos que analizaron la candidatura en la Unesco consideraron que la festividad muestra la convivencia entre instituciones culturales amerindias y occidentales y existen iniciativas para mantener la tradición.

Durante el análisis de la documentación, los expertos requirieron al país información complementaria sobre la candidatura, lagunas que Bolivia atribuyó a un "problema técnico" en el "dossier" y que subsanó, al asegurar que la festividad está inventariada y que existen iniciativas estatales para preservarla.

El Comité Intergubernamental para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco aceptó finalmente la candidatura boliviana.