Temas Especiales

22 de May de 2022

Cultura

Pasión por la trova

PANAMÁ. Hace unos días, en un restaurante de la localidad, escuché a un señor que decía muy molesto: ‘de aquí a un par de años, el folcl...

PANAMÁ. Hace unos días, en un restaurante de la localidad, escuché a un señor que decía muy molesto: ‘de aquí a un par de años, el folclor y la cultura panameña van a desaparecer, ahora todo lo que se escucha en la televisión y en la radio es reggae’. Me llamó mucho la atención su comentario y, por un momento, me dije: ‘tiene razón el señor’, pero luego reaccioné, pensé: ‘está equivocado’. El folclor en Panamá no va a desaparecer nunca, pues hay personas que no permitirán que eso pase; además hay niños y niñas que han nacido amando la trova de su país, dado es el caso de MaryFrank Bravo, de 11 años, y Juan Pablo Samaniego, 10 años, participantes de ‘Semilla de Cantores’ 2012, quienes representaron a Panamá en el Festival de Cultura del Caribe en México el año pasado.

NACIERON CON EL DON

MaryFrank cuenta que todavía recuerda cuando cantaba mientras se daba una ducha a la edad de 5 años.

‘Empecé a cantar cuando tenía 5 años que mi mamá encontró un CD de Dayra Moreno y lo puso para escucharlo y, cuando yo me estaba bañando, cantaba ese CD; así, [mi mamá] descubrió que yo cantaba décima y comenzó a practicarme’, comentó la niña.

MaryFrank vio el programa ‘Semilla de Cantores’ como la oportunidad perfecta para dar a conocer su talento y cultivarlo, por eso decidió participar de las audiciones que se realizaron en 2011, pero, para su sorpresa, no fue seleccionada. Mas esto no impidió que la niña continuara practicando cantadera.

Ella comenzó a participar de varios concursos de la décima. ‘Cuando audicioné la segunda vez [en ‘Semilla de Cantores’ 2012], ya había pasado por varios concursos como el Ambiental de Anam, Regional de Coopeve y el Dora Pérez de Zárate, donde participé en cumbia y tamborito, quedando siempre en los primeros lugares’, expresó vía telefónica.

La niña chorrerana aseguró que ella siempre cultivará la décima y el tamborito, aunque advirtió que ‘mi fuerte es la décima y es lo que más me gusta cantar’.

Otro niño que está enamorado de la décima es Juan Pablo, de 10 años, quien comentó que a los 4 años empezó a cantar cuando estaba en el pre-escolar.

‘A mí nadie me enseñó a cantar, yo aprendí solito. Yo me ponía a escuchar mucha cantadera con mi papá, por allí fue que empezó todo’, comentó el niño.

Según Juan Pablo, él le había pedido a sus padres que lo llevaran a las audiciones, pero luego les dijo que no. ‘Estaba un poco nervioso, pero fui, y lo mejor fue que me escogieron’, expresó el niño, muy popular por su particular silbido.

El herrerano aseguró que le encanta la décima y que no le gusta el reggae, ‘también me encanta el típico, lo que más me gusta escuchar son canciones de Osvaldo Ayala y Samy y Sandra’, contó entre risas.

J uan Pablo y MaryFrank tuvieron la oportunidad de viajar el año pasado, en el mes de diciembre, al Festival de Cultura del Caribe en México, los dos concuerdan en que esa ha sido la mejor experiencia que han tenido.

‘Fue inolvidable, muy bonito, porque ellos tienen una cultura diferente y me encantó mucho viajar allá, porque ellos aceptaron nuestra cultura muy bien, la gente nos aplaudió mucho. Tuvimos buena aceptación’, expresó MaryFrank.

Juan Pablo, de 10 años, se limitó a decir: ‘Fue una experiencia muy bonita y espectacular, yo iba emocionado para allá [risas]’.

Ambos niños tienen sus artistas nacionales favoritos dedicados al folclor, a MaryFrank los que más le gustan son: Jazmín Muñoz, Armandito Aisprúa, Dayra Moreno, Sacarías Marín y el profesor Nolis Díaz.

‘Me estoy dedicando a la escuela y también canto en diferentes actividades a las que me invitan y me va muy bien. Aparte de cantar, practico ballet, piano, guitarra y el profesor Matías Muñoz me enseña a tocar mejoranera’, comentó MariFrank, sobre qué hace con su tiempo libre.

El niño del famoso silbido dijo que él sigue cantando cada vez que lo llaman por eventos especiales. Aparte del canto, aseguró que también le gustaría ser presentador de televisión. ‘Quiero ser como Víctor Ballesteros’, afirmó. Pues este es un sueño que ya Juan Pablo está realizando, pues tiene en Telemetro un segmento en ‘Así es mi tierra’, llamado ‘Chiflando con Juan Pablo’.

Así como estos dos niños existe un centenar más de pequeñines amantes de la décima y el folclor nacional, quienes día a día lo cultivan en sus casas, escuelas o mientras caminan para ir a la tienda.

Mercadeo

Si bien es cierto que para que una televisora invierta y repita un programa es porque hay ganancias económicas, ‘Semilla de Cantores’ de Medcom también tiene un rédito en cooperar conque perdure la tradición de la trova panameña.

Elena Llorach, de la producción del programa, confirma que el proyecto ha alcanzado tanta popularidad que año tras año crece.

‘Dado el éxito y los cambios positivos que atravesó ‘Semilla de Cantores’ en 2012, se aumentó no sólo su presupuesto que asciende a más de medio millón de balboas, sino la cantidad de programas, antes eran ocho y ahora son 10’.

‘Los premios en total ascienden a 20 mil balboas’, finalizó Llorach.