Temas Especiales

13 de Apr de 2021

Cultura

Revivir el Boomlatinoamericano

PANAMÁ. De Borges, Kafka, Rulfo, Faulkner, por mencionar algunos, se dice que fueron el trampolín de inspiración para muchos de los escr...

PANAMÁ. De Borges, Kafka, Rulfo, Faulkner, por mencionar algunos, se dice que fueron el trampolín de inspiración para muchos de los escritores que componían el ‘boom Latinoamericano’, pero nuestra América morena ha tenido la particularidad de que los escritores nacidos en esta parte del continente han sido superiores por kilómetros de escritura y contenido de sus obras.

De la cesta que contiene los nombres de los escritores nacidos desde la parte sur del Río Grande hasta la Patagonia; consideramos que todos los pertenecientes o no al Boom Latinoamericano fueron merecedores del premio Nobel de literatura, como Alejo Carpentier, Carlos Fuentes, José Donoso, Julio Cortázar, Ernesto Sábato, Mario Benedetti, y Juan Carlos Onetti; pero los suecos fueron bastante egoístas para con estos excelentes autores.

Ellos escribieron para la posteridad, no solamente para ser leídos por las generaciones de los sesenta del siglo pasado. Sus narraciones siempre se ajustan a lo real. Como dice el novelista marroquí, Tahar Ben Jelloun: ‘Sumergirse en lectura es disfrutar y deleitarse de su prosa’, lo cual le ha servido de inspiración para soñar e inventar; ‘les debo esta libertad y este desarrollo de la imaginación sin límites’.

Los momentos políticos vividos a través de las dictaduras de Batista, Trujillo, Rojas Pinilla, Pérez Jiménez, y Odria, sufridos por muchos de nuestros países, fueron la materia prima para el desarrollo de muchas novelas. Sus maneras férreas de gobernar inspiraron al brillante grupo de escritores latinoamericanos que crearon la nueva explosión literaria.

EL NUEVO QUIJOTE

Al leer el nuevo Quijote del siglo XX, como le denominó el Premio Nobel, Pablo Neruda, a Cien años de soledad, podemos concluir que es una novela completa; la huelga bananera expuesta en esta obra se puede traspasar a cualquier región productora de esa exótica fruta, en nuestro caso, a lo sucedido en Changuinola.

El coronel no tiene quien le escriba es una historia que se puede aplicar a cualquier ciudadano que se alistó en un ejército, en el caso panameño se adapta a todo lo sufrido cuando reclamaban su pensión aquellas personas que participaron en el conflicto limítrofe de Panamá con Costa Rica; de igual forma lo podemos comparar con las peripecias que tienen que sufrir para el cobro de sus pensiones los soldados de la guerra de Las Malvinas.

En 1972, al ser preguntado por lo cosmopolita que es Oxford Street; Gabriel García Márquez manifestó que ‘cosmopolita es la Avenida Central de Panamá’. Es en ese lugar donde se puede observar un auténtico crisol de razas, con los restaurantes, sus bazares, joyerías, mueblerías y sus vendedores ambulantes, caricatura del esplendor de otras décadas.

Al cumplirse el 6 de marzo un natalicio más de Gabo, Gabito o GGM, sería recomendable la creación de la cátedra ‘Boom latinoamericano’, como una forma de mejorar y de elevar la cultura académica en nuestro país. Como dijo él: ‘Cuando uno se aburre escribiendo, el lector se aburre leyendo’.