Temas Especiales

23 de Nov de 2020

Cultura

Conociendo el arte de equivocarse

PANAMÁ. El error es la herramienta más importante para crecer, no solo en la vida sino también en el mundo de los negocios.

PANAMÁ. El error es la herramienta más importante para crecer, no solo en la vida sino también en el mundo de los negocios.

En el mundo de la tecnología muchos de los más grandes emprendimientos nacieron de errores bien administrados.

Para poder entender dónde nos equivocamos, es importante llevar una bitácora de lo que se está haciendo. Existen miles de herramientas para hacerlo hoy día, así que no hay disculpa.

Hace falta comunicarse con las personas que están participando en el proyecto; es importante saber qué piensa cada parte y por qué lo piensa.

Tratar de crear un lenguaje común para colocar todo junto y contextualizado, es otro de los puntos claves. A mí me funciona crear mapas conceptuales, ya que de esta forma puedo colocar los conceptos de forma ‘multidimensional’ y conectar las cosas de forma que tengan sentido.

Los errores deben ser parte de un esquema de perfeccionamiento, es importante no mentirse y ser capaz de decirse las cosas sin tapujos. Si la falla fue mía, dejarlo claro y entender cómo ocurrió; y en caso de no poder hacerlo, contar con alguien que pueda ayudarlo a uno a esclarecer las causas. No hay nada peor que perder la oportunidad de aprender de una situación por falta de un punto de vista asertivo.

Tener la capacidad de autocriticarse es algo que debe aprenderse y cultivarse. La mayoría de las veces las personas y organizaciones ‘pierden’ la inversión que hacen en experiencia por ser incapaces de capitalizar sus errores.

En CoworkingPTY (www.coworkingpty.com) tenemos unas reuniones donde personas del área de emprendimiento conversamos sobre nuestros errores y compartimos experiencias.

Es increíble lo que he aprendido de las otras personas, oír sus reacciones y soluciones es algo que siempre me maravilla.

No tome el error como fracaso, tómelo como parte del proceso de aprendizaje del proyecto que está acometiendo; si lo mira así dejará de sentirse culpable y comenzará a aprender —o como le dicen otros: ‘creará experiencia’.