Temas del día

28 de Feb de 2020

Cultura

Forastero en su propia tierra

En un intento por conquistar su propia patria, Paulo Cohelo protagoniza una cinta que cuenta su dolorosa relación con Brasil

Forastero en su propia tierra
Paulo Cohelo

Antes de ser un fenómeno comercial con libros que algunos tachan de clichés y otros convierten en su guía espiritual, Paulo Coelho era la onda.

Una película sobre la vida de uno de los novelistas más exitosos del mundo busca ponerle un alto a los prejuicios en su Brasil natal, mostrando el lado turbulento del autor antes de sus primeros grandes éxitos.

Nao Pare Na Pista , que quiere decir ‘No se detenga en la pista’ y es también el título de una canción que el mismo novelista compuso con el cantante Raul Seixas, se estrenó el jueves en medio de grandes expectativas y con el público ya preguntándose por qué nunca había leído al autor.

La película aún no tiene un título oficial en español. El director Daniel Augusto dice que en el país hay cierto rechazo en torno al escritor de El alquimista , a pesar de ser el autor brasileño más traducido y seguido por fanáticos. Poco tienen sus historias de Brasil, al desarrollarse en otros países con personajes de otras nacionalidades, y críticos reclaman que su estilo es algo soso y que se puede catalogar como de superación personal.

‘Pero son 165 millones de libros que ha vendido’, exclamó Augusto con cierta frustración. ‘Es una persona cuya historia tiene que ser oída y leída en Brasil’.

Un Coelho confundido atravesaba la juventud en las décadas de 1960 y 1970, sumergido en las drogas y componiendo canciones con Seixas, conocido como el padre del rock and roll en Brasil.

Siempre tuvo claro que quería ser escritor, pero no contaba con el apoyo de su padre ni tenía una historia clara que contar.

Por miedo a su rebeldía, sus padres lo sometieron a terapia de electrochoques. Después, fue detenido por la dictadura militar en los 70 e interrogado sobre los mensajes de sus letras, que se consideraba incitaban al desorden.

La película no relata cómo ascendió a la fama internacional con El alquimista , que cuenta la historia de un joven pastor que emprende una búsqueda de un tesoro que lo lleva de España a las pirámides de Egipto.

El libro se ha mantenido en la lista de los más vendidos del New York Times por 314 semanas.

En sus libros hay escasas menciones de Brasil, un país donde el orgullo nacional impera.

Uno de sus pocos personajes brasileños se encuentra en Once minutos , publicada en el 2003.

Narra la historia de una joven del interior de Brasil que termina en Ginebra trabajando como prostituta y detalla sus experiencias sexuales en relaciones sadomasoquistas mientras busca el placer y el amor.