Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Cultura

Humanos de Panamá

Las caras que protagonizan historias inesperadas, sacadas de la realidad y llenas de magia

Mateo Sanchis es un español que retrata panameños. O, para ser exactos, sus fotos hablan de los humanos que habitan estas latitudes.

Él es el alma de ‘Humans of Panama’ (HOP), una versión criolla de lo que inició el fotógrafo Brandon Stanton en Nueva York en el 2010 y que hoy replican alrededor del mundo. De hecho, la de Sanchis no es la única HOP del país.

HOP existe en Facebook y en Instagram, y Sanchis cuenta que decidió comenzar su interpretación de lo que ya era el día en que conoció a un señor de azul que toma instantáneas a 3 dólares en la Plaza 5 de Mayo.

‘Paso de un día para otro’ asegura Sanchis sobre la fundación de HOP en abril del 2014.

Sin embargo, y a diferencia del original, el ojo del entrenador de educación física aficionado a la fotografía no es el único involucrado en el portal que es mitad imágenes y mitad historias.

Retratos de distintos profesionales y entusiastas del arte tienen cabida en HOP. Como Ana Elena Tejera, una ‘gestora del sentido de pertenencia a través del arte’ y psicóloga de profesión que lleva siempre su cámara para ‘contar las historias de héroes anónimos’.

Otros que han dejado sus huellas en HOP son artistas como Andrea Victoria C. y Daniela Gómez W. ; e incluso algunos con marca propia como PTYology, One Thousand y Caras de Casco Antiguo.

‘Tener colaboraciones atrae a su público, público distinto’, confiesa Mateo y agrega que no ha sido fácil conseguirlos.

Algunos más esporádicos que otros, no tienen otro filtro que Sanchis: ‘El único requisito es que me guste’. Y todos los formatos son válidos; ya sea una instantánea, análoga, digital, todas tienen espacio en HOP.

La idea es que una vez al mes se presente un ‘human’ con una foto tomada por el fundador, su historia (o lo que desee contar), una semana de fotos y la posibilidad de seguir publicando.

Sanchis no sabe aún que le depara al futuro de Humans of Panama, según él, ‘empezó a crecer solito’. Una exposición ‘no estaría mal’ pero, por ahora, ‘se buscan fotógrafos’.