18 de Ago de 2022

Cultura

El jazz nunca olvida a sus leyendas

Fue una noche para la música y el recuerdo. En su segundo día de conciertos el ‘Panama Jazz Fest 2015’ rindió tributo al desaparecido sa...

El jazz nunca olvida a sus leyendas
Phil Ranelin es uno de los músicos foráneos que han sido invitados al PJF 2015.

Fue una noche para la música y el recuerdo. En su segundo día de conciertos el ‘Panama Jazz Fest 2015’ rindió tributo al desaparecido saxofonista Eric Dolphy. El trombonista Phil Ranelin y el saxo Benny Golson se presentaron en un recital que tuvo lugar el pasado martes en el Ateneo de la Ciudad del Saber, en Clayton.

Un poco después que el reloj marcara las 8:00 p.m. Ranelin hizo su aparición sobre el escenario, acompañado por un grupo de becarios de la Fundación Danilo Pérez, conformado por el violinista Joshue Ashby, el baterista Omar Díaz, el saxofonista Carlos Agrazal y el pianista Carlos Campos, entre otros. También participaron el percusionista Óscar Díaz y Graciela Núñez, ambos profesores de la Fundación Danilo Pérez.

Además de rendirle homenaje a Dolphy, el también compositor y productor interpretó algunos de sus temas más conocidos, incluyendo ‘A Close Encounter Of The Very Best Kind’.

A la presentación de Ranelin, quien comentó que le ‘gustaría retirarse en Panamá’, le siguió un breve intermedio. Minutos después el compositor Benny Golson procedió a interpretar clásicos de Duke Ellington y Miles Davis. ‘Todo concierto de jazz debería incluir un tema de Duke Ellington’, señaló Golson, quien ha grabado más 30 álbumes con artistas de la talla de John Coltrane, Sammy Davis Jr., Ella Fitzgerald, Dizzy Gillespie, Quincy Jones, Diana Ross, entre muchos otros.

Mientras Golson era acompañado en el escenario por un pianista, un bajista y un baterista, Danilo Pérez, fundador del ‘Panama Jazz Fest’ se movía entre la audiencia, cambiando constantemente de asiento.

Golson, que nació el 25 de enero de 1929 en Filadelfia, Estados Unidos, también interpretó piezas de su propia cosecha, como es el caso del éxito ‘Stable Mates’.

Acerca de esta composición contó que un día, mientras vivía en Nueva York, se lo ofreció a uno de los músicos que formaban parte de la banda del legendario Miles Davis. Al parecer a Davis le gustó tanto el tema que terminó grabándola, hecho que hasta el día de hoy Golson recuerda como un verdadero honor.

El concierto terminó después de las 11 p.m., tras dos horas de una sublime descarga jazzística.