Temas Especiales

29 de Oct de 2020

Cultura

Denominación de origen para productos franceses

Hasta el momento, los sellos de denominación de origen solo concernían a los productos agrícolas

Denominación de origen para productos franceses
Denominación de origen para productos franceses

La boina, las alpargatas o el encaje de Calais-Caudry (norte de Francia) contarán con un sello de denominación de origen con el fin de proteger los productos manufacturados típicos de una región.

Estas ‘indicaciones geográficas' (IG) estarán reservadas solo a los productos que posean una reputación de calidad o características exclusivamente atribuidas a una zona geográfica.

La porcelana de Limoges (suroeste de Francia), los paraguas de Aurillac (centro sur) o las alpargatas de Mauléon (centro oeste), son algunas empresas que cuentan en ciertos casos de un ‘savoir-faire', una pericia, en peligro y que podrán pedir una IG.

La indicación geográfica ‘sera fácilmente reconocible gracias a su logo. Además estará protegida de posibles falsificaciones y reforzará el potencial de la exportación de nuestros productos', afirmó la secretaria de Estado encargada del Comercio y la artesanía Carole Delga, durante una conferencia de prensa.

‘Francia es un país precursor en Europa. Los productos manufacturados y los recursos naturales solo se benificiaban hasta ahora de protecciones limitadas', añadió Delga.

Hasta el momento, los sellos de denominación de origen solo concernían a los productos agrícolas, como el queso de Saboya, las clementinas de Córcega o la sal de Guérande.

La demanda de la IG debe ser obligatoriamente efectuada por el intermediario de un ‘organismo de defensa y gestión' (normalmente una asociación) reagrupando al conjunto de profesionales interesados por la protección de una misma IG.

Este organismo es el encargado de fijar las condiciones y de asegurarse de su cumplimiento, según la secretaria.