Temas Especiales

01 de Jul de 2022

Cultura

La “democratización” del arte panameño

Fundación Arte Panamá inicia un proyecto ambicioso que pretende acercar la historia artística a la población

La “democratización” del arte panameño
La “democratización” del arte panameño

Varios han sido los esfuerzos por documentar la historia del arte panameño. Algunos con mayor extensión que otros. Algunas listas menos inclusivas que otras. Navegando en la web , por ejemplo, emerge una lista de 10 artistas istmeños en Wikipedia y apenas siete exponentes en una galería virtual de un medio local. Última actualización: hace 14 años.

Esta necesidad de documentación —orientada a las artes plásticas, pintura, escultura, fotografía y nuevos formatos audiovisuales— es la bandera que hoy carga la Fundación Arte Panamá.

Aunque la junta directiva la integran Nancy Calvo, Sarita de Castro, Gabriela Esplá y Arlene Lachman, la fundación se encuentra en la etapa inicial de buscar concretar alianzas, benefactores y sumar aún más voluntarios para poder concretar los objetivos puntuales. Lo que se busca es que cada panameño reciba la información necesaria para poder conocer a sus artistas.

HISTORIA DEL ARTE, PARA TODO PÚBLICO

El proyecto abarca de 1879 hasta nuestros días, dividido en etapas. La primera recoge a los artistas nacidos entre 1879 y 1930. De acuerdo con Nancy Calvo y Arlene Lachman, esta primera fase ya está adelantada gracias al aporte de Pedro Luis Prados, quien posee una investigación adelantada. El siguiente paso sería editar la información y posteriormente diagramarla para ser publicado en forma de libro.

Aparte del ejemplar, ambas integrantes de la junta directiva explican que tienen la tarea de inventariar las obras para poder, por lo menos, resaltar unas cuatro obras importantes de la carrera de esos artistas para que ilustren la publicación.

Dentro de la documentación se establecieron que son nueve los maestros con los que se inicia el arte en el país, con un total de 26 artistas en esta primera etapa. ‘Aquí nunca el criterio va a ser si fueron buenos o malos artistas... Es documentar quiénes fueron los artistas de Panamá, profesionales, autodidactas, que se ocuparon del oficio', dice Lachman.

Además de la publicación se tiene preparada una exposición con los artistas de esta primera etapa de la historia del arte panameño. Junto a ambas iniciativas se proyectará un documental de cada uno de los artistas, material audiovisual del que está a cargo Sergio Cambefort.

‘La idea es fortalecer la identidad nacional —menciona la también curadora, Arlene Lachman— en Panamá tenemos una mala costumbre que es hablar mal de nosotros mismos, siempre miramos hacia afuera, no apreciamos lo nuestro y creemos que a través de mostrar quiénes fueron los artistas del país y las obras que produjeron, vamos a ponerle cara a eso'.

Para lograr esto la fundación hará uso de las distintas plataformas tecnológicas como páginas web y aplicaciones móviles, que todos los datos históricos y piezas que han sido recogidas estén disponibles para todo el público. La agencia publicitaria TBWA, detalla Lachman, va a ser la encargada de apoyar el proyecto en todo lo referente a redes sociales.

El propósito de la fundación es que la información no quede en la solemnidad de un libro, sino que pueda fluir a través de distintos formatos, ampliando su alcance y ajustándose a cualquier tipo de público. ‘Nosotros planeamos que la Autoridad de Turismo se involucre en el proyecto en algún momento para que cualquiera que quiera conocer del país pueda entrar ahí y saber quiénes son los artistas, dónde están las galerías, dónde están los museos', añade Lachman. De hecho, los libros se propondrían como un elemento fundamental para ser obsequiado en las misiones diplomáticas de Panamá. ‘En todos los museos del mundo hay bibliotecas que tienen información del arte de los países, Panamá (aún) no tiene eso documentado', agrega.

Por su parte, Nancy Calvo cuenta que ha hecho muchos avalúos y se dio cuenta que la gente joven no aprecia el arte antiguo panameño. El arte internacional, quizás por tratarse de cultura general y por tener mayor exposición, tiene más aceptación que el local: ‘Hay como un desfase, y no hay un mercado de ese tipo de arte, que es otra cosa que nosotras pretendemos poner en boga, queremos introducir y que la gente joven quiera tener esas obras'.

Este desinterés, según ambas fundadoras de Arte Panamá, ha ocasionado que algunos de los cuadros de los primeros artistas panameños, que han sido heredados, sean descuidados por las nuevas generaciones. Esto abre otra área de interés: el rescate y conservación de obras artísticas.

‘Es un proyecto de país', describe Arlene Lachman haciendo referencia a la relevancia de esta labor, a la cual se han sumado instituciones gubernamentales, además de dos bancos que cuentan con una colección pictórica grande, con su respectivo inventariado y proceso de restauración.

PIEZAS DE TODOS LOS PANAMEÑOS

El proyecto maestro de Fundación Arte Panamá también contempla las obras públicas como esculturas en las calles, murales, estatuas e incluso murallas de concreto con arte incorporado que no están inventariadas. ‘La idea es documentarlas, hacer la recomendación de su debido cuidado y custodiarlas, porque esa obra pública es de todos los panameños', sostiene Lachman.

Ambas gestoras compartieron que han habido instituciones públicas donde el funcionario a cargo ha mandado a quitar obras por no coincidir con sus gustos, lo que deriva en una pieza condenada a la humedad de algún depósito y sin el debido mantenimiento o resguardo. ‘Eso no puede ser, nosotros los panameños tenemos que saber dónde están nuestras obras, así como andamos buscando nuestra plata, también tenemos que saber dónde están nuestras obras', añade Lachman.

Nancy Calvo adhiere que otra de las misiones de la fundación es empezar talleres para niños en los que se les instruya para interpretar las obras de los maestros del arte panameño. ‘Lo que pretendemos es que desde chiquitos los niños aprendan la historia del arte', señala. A esto se suman exposiciones intinerantes en el interior del país. ‘El arte es de todos', puntualiza Lachman.

La fundación, finalmente, planea abrir una categoría para poder recibir apoyo por parte de la empresa privada bajo la figura de responsabilidad social empresarial. Una forma de optimizar el recibimiento de ayuda, ya que ambas miembros fundadoras identifican al factor monetario como uno de los principales retos de este proyecto. Una iniciativa a la que, esperan, se vayan sumando cada vez más voluntarios con el entusiasmo con el que se han ido incorporando hasta hoy.

==========

1879

INICIO

Los exponentes nacidos entre este año y 1930 comprenden la primera generación de artistas panameños.

26

ARTISTAS

Son el total únicamente de la primera fase artística.