Temas Especiales

01 de Dec de 2020

Cultura

Allende, en la memoria panameña

Representantes de organizaciones sociales pintaron un mural y homenajearon con velas y flores a Salvador Allende y al pueblo chileno

Allende, en la memoria panameña
Allende, en la memoria panameña

La lluvia del pasado jueves 10 de septiembre acompañó los brochazos de pintura, de los integrante de ‘El Kolectivo' que con el objetivo de recordar el 42 aniversario del golpe de estado que derrocó al presidente constitucional de Chile, Salvador Allende en 1973, realizaron un mural en la 5 de mayo, cerca del palacio legislativo.

Al día siguiente -exactamente el viernes 11 de septiembre- integrantes de la Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad-capítulo de Panamá realizaron una ofrenda floral y encendieron unas velas en recuerdo al fallecido presidente.

También como una muestra de respeto al pueblo chileno en el aniversario de una fecha que abrió un camino de oscuridad y represión, extendiéndose hasta 1990, con el dictador Augusto Pinochet a la cabeza.

‘42 años después, en Panamá te recordamos y a todos aquellos que murieron, porque todos somos una misma patria', señaló Oriel Domínguez, abogado que forma parte de la Red.

SOBRE EL DERROCAMIENTO DE ALLENDE

‘Le recomiendo oponernos a Allende con toda nuestra fuerza y hacer todo lo posible para impedir que se consolide en el poder, teniendo cuidado de que aparentemos estar reaccionando a sus movimientos', escribió Henry Kissinger en el documento Secret/Sensitive, fechado el 5 de noviembre de 1970.

Durante los dos años de gobierno del médico y político chileno se logró la nacionalización de la Minería del Cobre, la aceleración de la reforma agraria y el aumento de los salarios para los trabajadores.

Luego del golpe, cientos de chilenos fueron recibidos en Panamá en calidad de refugiados políticos y con el respaldo del general Omar Torrijos.

Sobre Allende, Gabriel García Márquez escribió, ‘su virtud mayor fue la consecuencia, pero el destino le deparó la rara y trágica grandeza de morir defendiendo a bala el mamarracho anacrónico del derecho burgués, defendiendo una Corte Suprema de Justicia que lo había repudiado y había de legitimar a sus asesinos, defendiendo un Congreso miserable que lo había declarado ilegítimo, pero que había de sucumbir complacido ante la voluntad de los usurpadores, defendiendo la voluntad de los partidos de la oposición que habían vendido su alma al fascismo, defendiendo toda la parafernalia apolillada de un sistema de mierda que el se había propuesto aniquilar sin disparar un tiro', narró el escritor en La verdadera muerte de un Presidente .

==========

‘‘Nuestro humilde homenaje desde Panamá al heroico pueblo chileno y a Salvador Allende a 42 años de su sacrificio en el Palacio de la Moneda',

EL KOLECTIVO