21 de Feb de 2020

Cultura

La rebelión vuelve en versión digital

‘Bayano', que circuló quincenalmente desde 1976 hasta 1990, renace en la era tecnológica y promete ser un nuevo espacio para la juventud.

Las bombas y metrallas con firma estadounidense que invadieron Panamá en 1989 callaron las voces que escribían en Bayano .

Con esfuerzo y sin que sus periodistas cobraran un salario, el diario continuó circulando de forma clandestina hasta un año después de la invasión. Sus oficinas habían sido destruidas por el ejército estadounidense y se habían perdido la imprenta y la mayoría de los ejemplares.

Desde aquella fecha han transcurrido 25 años y el pasado jueves, 12 de noviembre, parte de su primera directiva anunció el rescate del periódico y le dio nueva vida a través de la versión digital, llamada Bayano 2.0 .

El encuentro se dio en la Biblioteca Simón Bolívar, con las palabras de Cecilio Simons, Efraín Reyes Medina, David Carrasco, Griselda López y Justo Medrano, en representación de la Universidad de Panamá.

‘Con el ‘Bayano' digital buscamos volver a contar con un espacio incluyente para discutir el Panamá que queremos: con educación, justicia y promoviendo el consenso social', afirmó Simons, uno de los miembros fundadores del proyecto nacido en 1976 y que circuló en todo el país a un costo de 25 centavos .

‘El diario históricamente ha tenido un papel como medio alternativo, crítico y orientador, sobre todo para los jóvenes. Cuando hablamos de medios alternativos, nos referimos a los que no condicionan su contenido a la publicidad; nosotros buscamos una comunicación pedagógica, de alto nivel y de liberación', mencionó, por su parte, la escritora y académica Griselda Roldán.

LA HISTORIA

El nombre del diario fue muy discutido, contó David Carrasco, director de la versión digital y quien desde 1976 hasta 1990 trabajó en la publicación quincenal.

Su primera oficina estuvo ubicada en la sede de la Unión de Empleados del Comercio, cerca de la avenida Central, para luego ocupar un local ubicado por el barrio El Carmen.

‘El negro esclavo Bayano, quien tuvo la determinación de romper sus cadenas en busca de la liberación, inspiró al medio alternativo, que manifestaba las luchas sociales, de los sindicatos, estudiantes y de los movimientos campesinos de aquella época', reseñó Carrasco.

El medio también contó con la participación de sectores intelectuales de la Universidad de Panamá y la colaboración de luchadores sociales que huían de las dictaduras de Paraguay, Brasil, Bolivia, Chile y Argentina.

Para entonces, contaba con las reconocidas plumas de Juan Gotchberg, Arqueles Morales, Silvio Hernández y Rafael Criboriq, Stella Calloni, entre otros, además de un sin número de escritores nacionales, tales como el sacerdote jesuita Néstor Jaén y Aurelio Andrión Alabarca.

Sobre sus periodistas, Carrasco agregó que fueron ‘plumas que enriquecieron el caudal de discusión de aquel contexto nacional e internacional'.

ANÉCDOTAS DE PIONEROS

El impreso tenía un color chocolatoso, así lo describen sus lectores que aún lo recuerdan y 25 años después Carrasco cuenta el porqué de este color: ‘no teníamos muchos recursos, por lo que comenzamos a buscar opciones para imprimir y nos avisaron que hacía meses habían decomisado de un barco ruso un cargamento de papel que después nadie quiso. Nosotros fuimos a pedirlo y durante mucho tiempo ‘Bayano' salió con ese color. Al principio, decíamos que era para diferenciarnos de otras publicaciones, pero lo cierto era que trabajábamos con lo que teníamos. Lo importante era el mensaje', recordó.

Sobre sus contenidos, Bayano también fue pionero en Panamá de los hoy populares memes; colocábamos imágenes de películas y les poníamos diálogos; también fuimos los primeros en hacer crucigramas políticos, algo que gustaba a los docentes panameños porque los muchachos aprendían de forma creativa'.

Dentro de sus 16 páginas convivieron distintas ideas, en la columna ‘Debate', por ejemplo, se publicaban las preguntas y respuestas de dos personajes de ideas opuestas, para así informar de manera balanceada.

Hoy Bayano , fiel a sus raíces, renace en el mundo digital para analizar el quehacer nacional e internacional e invita a todos a formar parte de la nueva experiencia comunicacional desde su página web www.elbayano.com .

==========

EXPOSICIÓN

Un diario testigo de la historia

Aunque la mayoría de las ediciones del diario Bayano se perdieron después de que sus oficinas fueron ocupadas, se pudieron rescatar cuatro tomos que se encuentran en exhibición en la Biblioteca Simón Bolívar de la Universidad de Panamá.

La otra colección completa que sobrevivió a la invasión y al tiempo se encuentra en la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos, ya que, según explicaron sus fundadores, la Embajada de los Estados Unidos en Panamá estaba suscrita a la publicación quincenal panameña.

Otras ediciones reposan en la Biblioteca Nacional y en el Centro de Estudios Latinoamericanos.

Durante el acto del lanzamiento de ‘Bayano Digital', se anunció que, en conjunto con la Biblioteca de la Universidad de Panamá, se digitalizarán las ediciones rescatadas para incluirlas entre los documentos que aportan a la memoria histórica del país.