Temas Especiales

06 de Jun de 2020

Cultura

Un barrio musical y con tumbao

Entre los más galardonados estuvo el corto documental Barrio de soneros , del panameño Jorvan D'Orcy

El pasado lunes se conocieron los ganadores de lo que fue el II Festival de Cine Pobre ‘Panalandia' y entre los más galardonados estuvo el corto documental Barrio de soneros , del panameño Jorvan D'Orcy, que cuenta el legado musical del barrio Nuevo Veranillo, sector 32 y los músicos que viven allí.

En Panamá, el son, la cumbia y el guaguancó se fusionan en los solares y veredas del barrio ubicado en el el distrito de San Miguelito.

El documental de 13 minutos de duración, Barrio de soneros , forma parte del proyecto ‘Ruta del ritmo, una creación de D‘Orcy con la que recorrerá diversos puntos del país para documentar las expresiones musicales de las comunidades.

‘Son formas que muchas veces no están posicionadas en el medio musical, pero en ellas hay una riqueza no solo musical, sino también cultural. A través de este proyecto, ‘Ruta del ritmo', buscamos presentar la identidad y la cultura de un pueblo a través de la música como eje conductor', señala D‘Orcy.

La cinta ganadora en ‘Panalandia' en las categorías de Mejor documental y Mejor producción fue, según el jurado, ‘una producción que manejó efectivamente los recursos, y en su sencillez no deja de mantenerse como una pieza completa y equilibrada. Además, la elección de esta obra como pieza documental ganadora estuvo determinada por su riqueza cultural rescatada en su contenido, y la forma sincera en que el director nos presenta una realidad ‘paralela' de nuestra ciudad'.

Jorvan D‘Orcy, feliz y agradecido por la premiación, asegura que la cinta estableció un vínculo entre el equipo de filmación y los músicos de ‘Cheverón', el grupo musical del barrio que protagoniza el documental.

‘Actualmente, nuestra siguiente aspiración es gestionar la grabación de estos cantares de barrio que aún yacen inéditos en los solares y veredas de nuestros barrios, en este caso Veranillo. Y seguir adelante con el proyecto, buscando música para documentarla y difundirla', detalló el documentalista.

Por su trabajo, D‘Orcy recibió de Mente Pública una beca en Cuba, para participar de un taller de producción y dirección de cine, donde podrá reforzar estrategias a la hora de encarar los siguientes pasos de su proyecto.

Barrio de soneros retrata a Alfonso Jaén, Ricardo Gómez, Roberto Rodríguez, Antonio Montalván, Rogelio del Cid, Evaristo Vargas, Catalina Thomas y Jipson Chaverra, interpretes de tambores y cantos.

El documental muestra una realidad sonora inédita, casi escondida con canciones como ‘Chiriquí campeón', ‘Compadre Pancho', ‘Rompe cadenas', ‘De cigarro en cigarro', ‘Ábreme la puerta', ‘El leñador orgulloso'.

Además, Jorvan D'Orcy compartió créditos con Rogelio Paredes, Néstor Ibarra, y Manuel Domínguez, quienes se encargaron del montaje y diseño de sonido, la dirección, producción y fotografía del trabajo.