La Estrella de Panamá
Panamá,25º

15 de Oct de 2019

Cultura

La última transformación de San Francisco

La Iglesia de San Francisco de Asís ha sufrido varias restauraciones. Pretende convertirse en uno de los principales atractivos del Casco Viejo

Paredes desconchadas, puertas desvencijadas, una campana cubierta por verdín. Grietas en los marcos de las ventanas, estatuas esombrecidas por el hollín, pisos veteados por el agua de lluvia que caía libremente desde los agujeros en el techo, creando ‘piscinas' frente al Altar Mayor. En la penumbra total, siete piedreros se movían a sus anchas. Al lado de una de las entradas, había crecido un árbol. La Iglesia de San Francisco de Asís estaba en abandono total.

Los trabajos para recuperarla comenzaron en 2013. Sin planos. Una situación que, de acuerdo con la arquitecta María Isabel Arrocha, directora de Patrimonio Histórico, ha sido solventada.

‘Se han hecho una serie de inspecciones. Los trabajos de recuperación han sido responsables en cuanto a la puesta en valor de un inmueble histórico. Se hicieron recomendaciones y algunas fueron acatadas', indicó Arrocha.

Carlos Fitztgerald, ex director de Patrimonio Histórico y vecino del área, sintetiza en una palabra su opinión sobre la restauración de la iglesia colonial: ‘destiempo'.

El arqueólogo califica como una ‘ilegalidad' que el remozamiento se iniciara sin planos aprobados por la DNPH. ‘Patrimonio mismo lo certificó: ellos actuaron sin permiso, eso es un delito', repite.

‘Más vale tarde que nunca', esgrime Ricardo Gago, presidente del Comité de Amigos de las Iglesias del Casco Antiguo (CAICA), entidad que recoge fondos para la restauración de los templos de San Felipe. El empresario asegura que los planos para el remozamiento de la iglesia ya fueron aprobados por la Dirección Nacional de Patrimonio Histórico (DNPH) y que solo falta el visto bueno de la Dirección de Obras y Construcciones de la Alcaldía de Panamá. ‘Ellos ya conocen el proyecto, tienen todos los planos y no han opuesto ningún impedimento para que la obra continúe', recalcó.

TURISMO ECLESIÁSTICO

El costo de las obras, que han sido llevadas a cabo por la empresa brasileña Odebrecht, se aproxima a los tres millones de dólares. Un aporte que procede de 700 donantes. Además de la donación voluntaria, CAICA (entidad que fue instaurada precisamente en la Iglesia San Francisco de Asís) ha recurrido a diversas iniciativas, desde ventas de comidas hasta conciertos, con el objetivo de recaudar fondos. La mayoría de estos recitales han tenido como escenario las iglesias de San Felipe.

Entre los donantes también se encuentra la empresa brasileña Odebrecht, que ha completado la restauración en un 85%. El presidente de CAICA subrayó que todavía falta remozar el campanario y los ocho altares secundarios. El Altar Mayor ha sido restaurado en su totalidad, gracias a la intervención de un especialista traído del Vaticano.

Asimismo, a la iglesia se le ha añadido un sistema de climatización, que funciona aprovechando los vitrales que se han instalado, diseñados por Glayds Sevillano y Armando Granja.

‘La iglesia nunca tuvo vitrales. Estaban las ventanas con vidrios, pero vitrales propiamente dichos, no tenía. Ellos se han tomado una libertad que tenía que ser aprobada previamente por Patrimonio Histórico y no lo fue...', insistió Fitzgerald.

Sobre el criterio de restauración adoptado, Gago explicó que el arquitecto a cargo del proyecto, Manuel Choy, miembro de CAICA, ha seguido las directrices de especialistas mundiales, además de las indicaciones de las autoridad es locales.

‘El concepto que hemos atendido es de las iglesias en todo el mundo, que todavía dan un servicio a su comunidad. San Felipe es una comunidad viva h hay que contar con los feligreses. No estamos abriendo un museo', señaló Gago.

Sus 48 bancas han sido restauradas, conservando cinco originales. Se ha resanado, además, la cripta y sacristía, y se ha instalado un nuevo baptisterio. En el área del coro se instalará próximamente un órgano Wurlitzer de 1927 y tres teclados, que fue traído al Istmo en 1977 para el Hotel Continental, que lo ha donado a CAICA para su restauración y recuperación.

Entre las innovaciones, se ha instalado un piso de mármol en el atrio de la centenaria estructura, que fue construida en 1673. A pesar de que se trata de un elemento que se aleja del diseño original, Gago lo justifica aludiendo a la necesidad de mejorar la accesibilidad al inmueble. ‘Cuando entrabas a la Iglesia, el escalón del nivel de arriba tenía 14 pulgadas de alto, mientras que un escalón normal, común, tiene de 6 a 8 pulgadas, prácticamente el doble. Al entrar a la iglesia a oscuras, la gente se caía', recuerda el empresario.

La iglesia, que estuvo desprovista de energía eléctrica durante varios años, exhibe ahora un completo sistema de iluminación, que destaca el diseño de sus nuevos vitrales y el contorno de su campanario de 25 metros, el más alto en el Casco Antiguo y silueta inconfundible de la ciudad. De acuerdo con Gago, el objetivo de las obras también ha sido explotar el atractivo turístico del templo, que formará parte del circuito de visitas que promueve CAICA para dar valor al barrio.

Entre los nuevos elementos singulares del templo, Gago apunta el diseño de las lámparas, las mismas que hay hoy en la longeva catedral de Londres, premiada por su acertada puesta en valor, a cargo del restaurador español Antonio Sánchez Clément, conservador en jefe de la catedral de Toledo (España), que estará en Panamá para la apertura el templo.

‘Las iglesias en todo el mundo reflejan de alguna forma su evolución junto a la comunidad que sirve, están vivas, está pensada para que den servicio. Aunque ha estado tanto tiempo cerrada, la hemos preparado para el oficio, para atender a los feligreses y ellos están contentos', indicó Gago sobre la próxima consagración del templo.

HISTORIA Y CONSAGRACIÓN

El próximo 19 de marzo, la Iglesia de San Francisco de Asís abrirá sus puertas después de tres años de restauración, en un evento en que Gago entregará las llaves de la puerta principal a monseñor José Domingo Ulloa. Ese mismo día tendrá lugar la consagración del altar. En su interior, bajo una tapa de mármol, se depositará una reliquia de San Clemente que ha sido enviada desde el Vaticano expresamente para la ocasión.

Durante la liturgia se procederá también a la ‘unción de las paredes', ritual en el que Ulloa esparcirá agua bendita. Un intento de resguardar la estructura que ha sucumbido a las llamas en dos ocasiones: 1737 y 1756.

En 1918, la iglesia sufriría otra metamorfosis, perdiendo gran parte de su estructura original y en los años setenta fue intervenida nuevamente, para rescatar el atrio.

Un vez que sus puertas estén abiertas nuevamente, la Iglesia de San Francisco de Asís reemplazará provisionalmente a la Catedral Basílica Menor Santa María La Antigüa, que actualmente está siendo sometida a un proceso de restauración, como templo principal. Así, acogerá en abril la liturgia de Semana Santa, y noviembre, el Te Deum de fiestas patrias y en caso de requerirse un funeral por la muerte de algún ex mandatario.

==========

‘"El concepto que hemos atendido es de las iglesias en todo el mundo, que todavía dan un servicio a su comunidad. San Felipe es una comunidad viva, hay que contar con los feligreses. No estamos abriendo un museo",

RICARDO GAGO

PRESIDENTE DE CAICA