La Estrella de Panamá
Panamá,25º

22 de Oct de 2019

Cultura

Bernie Sanders, la otra cara del pueblo estadounidense

Seguido por la clase media e intelectual estadounidense, Sanders se presenta como la antítesis de Donald Trump

Hace semanas, comenzó a dar vueltas por las redes sociales una foto en la que se ve a un joven alto, blanco y de lentes detrás de Martín Luther King.

La imagen fue tomada en 1963, durante la ‘Marcha sobre Washington por el trabajo y la libertad', en donde King pronunció su histórico discurso ‘Yo tengo un sueño'.

Ese joven era Bernie Sanders, quien hoy revoluciona las redes sociales mostrando la otra cara de Estados Unidos.

En su país, es un reconocido político con una trayectoria coherente, que lo respaldo para convertirse en senador por el estado de Vermont y a ser precandidato del Partido Demócrata para las elecciones presidenciales de 2016.

Aunque es demócrata desde 2015, es un confeso socialista que mantiene el récord como el independiente con más antigüedad en la historia del Congreso de los Estados Unidos.

Por tomar posición en temas escabrosos, ha cosechado un creciente número de seguidores y el respeto de sus compañeros del congreso, que aunque no coinciden políticamente con él, reconocen su perseverancia y valentía.

LAS IDEAS DEFINEN A LOS HOMBRES

Sanders nació y creció en Brooklyn, Nueva York. Es sus tiempos de estudiante, fue miembro de la Liga Socialista de la Juventud, y activista y organizador de protestas como parte del Movimiento por los Derechos Civiles para el Congreso de Igualdad Racial y el Comité Coordinador Estudiantil No Violento.

A lo largo de su carrera, Sanders ha mantenido una postura crítica hacia la política exterior estadounidense y fue un vehemente opositor de la guerra de Irak desde sus inicios.

Alcanzó prominencia nacional al aplicar la táctica de filibusterismo (obstruccionismo parlamentario) contra la extensión de los recortes de impuestos de George W. Bush, en 2010.

Sus políticas guardan similitudes con las de partidos democráticos sociales de Europa, particularmente de los países nórdicos.

Sanders sostiene posturas progresistas en asuntos como la igualdad de ingresos, la asistencia universal de salud, la ausencia laboral por maternidad, el cambio climático, los derechos de la comunidad LGTB (lesbianas, travestis, gays y bisexuales) y la reforma al financiamiento de campañas políticas.

También es conocido por luchar a favor de las libertades y de los derechos civiles, y ha sido particularmente crítico respecto a la discriminación racial en el sistema de justicia criminal, así como hacia políticas de vigilancia masiva como la Ley Patriota y el programa de vigilancia de la NSA.

Polémico en varias ocasiones, se ha manifestado políticamente incorrecto ante la defensa de gobiernos progresistas en América Latina.

‘Lo que intentaba decir sobre la invasión de 1961 a la Bahía de Cochinos, en Cuba, es que Estados Unidos estaba equivocado con esa intervención, así como lo estaba al apoyar gente para derrocar el gobierno democráticamente eligio de Nicaragua, en 1954. A través de nuestra historia de relación con América Latina, hemos operado bajo la doctrina Monroe, que significaba que Estados Unidos podía hacer lo que quisiera en en la región. Yo creo que deberíamos trabajar con todos los gobiernos del mundo y no involucrarse en cambios de regímenes, ya que todas estas acciones trajeron un sentimiento anti-estadounidense', contestaba Sanders en un debate televisado con Hillary Clinton.

El actual senador de Vermont, se presenta como la opción progresista dentro de los demócratas. Aunque no le gane a su oponente Hillary Clinton, se ha vuelto una referencia internacional de un Estados Unidos que pocos conocen.

Jóvenes, clase media y universitarios apoyan su campaña, colaborando con su financiamiento, como el mismo Sanders reconoce.

Él no cuenta con el SuperPAC (plataformas de recaudación de contribuciones que se han convertido en los motores gigantes de las campañas electorales) de financiamiento para su campaña, con el que sí tiene Hillary Clinton.

‘Los multimillonarios se están apoderando del proceso político. Ellos van a determinar quiénes son los candidatos y si soy elegido, vamos a tener una prueba de fuego. A dos semanas de anunciar mi candidatura, teníamos 200 mil inscritos en el sitio de la campaña, berniesanders.com , en donde el promedio de las donaciones es de 43 dólares por persona. Son familias trabajadoras de clase media estadounidense. Por eso creo que vamos a reunir suficiente dinero para una campaña fuerte y ganadora', explicó un Sanders seguro de sí frente a los medios estadounidenses.

Si bien Hillary se presenta como la opción más fuerte frente a un republicano como Donald Trump, Bernie Sanders es sin duda el candidato con una política coherente, al menos en sus dichos; ya que tanto frente a estudiantes, medios de comunicación y en el congreso ha mantenido una posición humanista, en contra de intervenciones militares y exigiendo respeto para los grupos vulnerables.

Con esto, ha logrado el apoyo de personalidades como el cineasta Spike Lee, el actor Danny De Vito y el cantante puertorriqueño, René Pérez Joglar, de Calle 13.

Bernie Sanders es a sus 75 años, curiosamente la expresión de la política joven e ideas frescas de un sector del pueblo estadounidense.

==========

‘Yo creo que deberíamos trabajar con todos los gobiernos del mundo y no involucrarse en cambios de regímenes, ya que todas estas acciones trajeron un sentimiento anti-estadounidense