Temas Especiales

08 de Mar de 2021

Cultura

‘Alicia' en el país de la maravilla arquitectónica

Un director que ha roto los paradigmas del teatro local se une a un selecto grupo de jóvenes actores

Hay una especie de estereotipo de lo que es ser niño, que no tiene nada que ver con lo que es ser niño. Así abre la conversación Jhavier Romero, recientemente galardonado con el Premio Escena a mejor director por su versión de El Principito , a puertas de estrenar una nueva pieza, Alicia en el país de las Maravillas .

Dentro de su praxis siempre ha tratado de romper con ciertos moldes. Esta vez, el reto es desdibujar la ‘Alicia' del imaginario colectivo asociada a Disney y a Tim Burton.

MÚSICA EN VIVO

Quienes fueron a ver B612: Viaje al Sol (El Principito), obra ganadora del Premio Escena 2016 como mejor obra adaptada a teatro, podrán recordar cómo Jhavier Romero logró crear una composición teatral que unía la actuación de los actores con la iluminación, las imágenes proyectadas sobre las paredes del GECU y la música en vivo.

Esta última herramienta la interpretaban en aquel entonces ‘Los Zorros Solitarios', Ayrton Paul Bianco y Alejandro Guerra, quienes para esta nueva puesta en escena se unen al violinista Heriberto Pinzón e intervendrán bajo el nombre ‘Los naipes de Osiris'.

‘Como el teatro es un hecho en vivo, me parece que se falsea la obra cuando la música está grabada', se sincera Romero. En los orígenes del teatro, continúa, no había división entre los actores, los danzantes y los músicos, sino que todos eran parte del espectáculo, formaban un todo orgánico que hacía la obra.

‘Es lo que he querido en mi praxis personal recuperar, volver a poner el puente entre la música y la escena, entre los actores y los que danzan, entre el director y el conjunto de artistas que trabajan alrededor de una pieza', matiza.

SOMBRERO LOCO

‘Hay juegos de ritmos muy particulares, entonces yo como actor aprovecho ese estímulo para montarme en el delirio o no', dice Roberto Quintero, mejor conocido como Winnie T. Sittón. ‘Una cosa es actuarla en silencio y otra cosa es que te pongan a los músicos ahí'.

El dramaturgo, también laureado con un Premio Escena en su versión 2015 por El Ahogado —que también contaba con música en vivo— encarna al Sombrerero Loco. ‘La locura siempre es compleja por aquello de no querer menospreciarla', dice.

Al momento de trabajar el personaje, su objetivo era crear una locura genuina y tratar de entrar en la frecuencia de la personalidad del Sombrerero para evitar caer en la caricatura.

‘Es complejo porque la gente va esperando algo', dice refiriéndose al personaje de Disney, y está el de Johnny Depp. Para construir su personaje, Sittón tuvo como referencia a Salvador Dalí. ‘Me compré uno de los diarios de Dalí', detalla. ‘Nunca sabrás si actuaba o era un genio de verdad'.

Además del Sombrerero Loco, hace del lirón y de la liebre. ‘Estoy hablando conmigo mismo y con dos muñecos. Al principio salía del ensayo por la calle hablando solo', revela. Y señala que la amistad con Alejandra Araúz, quien hace de Alicia, ayudó a que fluyera la dinámica dentro de la obra.

REY Y REINA

Jhavier Romero explica que a lo largo de la obra hay una constante reflexión sobre la identidad. Además, tanto Alicia como los otro personajes se autocuestionan acerca de la existencia de múltiples de planos en los cuales se puede habitar, llámese más allá, otra dimensión o cielo.

‘En algún momento te preguntas eso, ¿ha muerto? ¿es un mundo espiritual o un mundo nuestro?', esboza el director. Esta proyección también se visualiza en el personaje de la Reina de Corazones, interpretado por Nick Romano, para quien esta es su segunda obra teatral.

Su historial de actuación está enmarcada en la lucha libre y varios cortometrajes, como Mi Comandante , y deja clara su admiración por el resto del elenco, que también lo conforman Arelly Valderrama, Diana Mellado y Eliana Araúz.

El juicio final fue una parte del guión que captó su atención. Romano es la Reina, el Rey, la Duquesa y parte de la Bruja. Lo más difícil para él fue saber diferenciarlos, mientras que para la Reina tuvo como referencia la Reina Isabel II, que es como ‘hipocondríaca'.

En cuanto a la música, formula que a este punto sería difícil trabajar sin Alejandro, Ayrton y Heriberto. Y recuerda que la coreógrafa Stephanie Lee le dijo al elenco completo que se dejara llevar por las armonías, así fueron disipando los miedos.

A ESCENA

La voz, el movimiento corporal, la expectativa del público. Estos tres elementos se desafían para darle forma a los personajes que han trabajado los actores junto a Jhavier Romero.

‘(Lewis) Carroll, aparte de escritor, era matemático. Por eso en Alicia en el país de las maravillas juega con conceptos que rompen la lógica tradicional del lenguaje y del pensamiento', explica el director. De hecho, la manera en la que el autor plantea el tiempo, es un tiempo relativista, algo que no se postularía hasta casi cien años después con Albert Einstein.

En su adaptación, Romero ha utilizado intencionalmente el tiempo cuántico, relativista, además de ciertas ideas del espacio-tiempo de nuestra época. ‘A mí me parece que un escritor debería preocuparse por conocer la manera de los conceptos más profundos, como medir el paso del tiempo, porque de algún modo es medir la manera en que ocurre nuestro propio deterioro o nuestro propio paso hacia la muerte', dilucida.

Es justamente este tiempo relativo lo que le facilita el juego escénico, uno de los pilares de su estilo teatral, e incluso una de las formas más primigenias del teatro. ‘Le da soltura, espontaneidad y la posibilidad a la imaginación de ocupar una parte importante de la escena', concluye.

Alicia en el país de las Maravillas estrena el 3 de junio y tendrá funciones hasta el 19 de este mes, en el GECU de la Universidad de Panamá. Más información al 6780-9882.

==========

GALARDÓN

Los ‘Escena' según Jhavier Romero

‘El premio recae sobre un trabajo que no es convencional, que no es lo habitual en teatro panameño y eso me parece que es muy positivo', dice el director que ganó el Premio Escena 2016.

Para él este reconocimiento abre las posibilidades hacia la creación de otros tipos de teatro, de otras maneras de ver el teatro que se salgan un poco de los moldes a los que estamos habituados.

‘Eso le da espacio a la creatividad y le permite a los creadores entender que el público también quiere cosas nuevas‘, agrega.

Por otro lado, el laurel le dio visibilidad a su grupo de dramaturgia, Teatro Rayuela, quienes producen su nueva obra junto a Producciones Talingo.

‘El hecho que nos permita acercar nuestro trabajo a un público mayor, es ganancia', sostiene el director y poeta.