Temas Especiales

02 de Mar de 2021

Cultura

El encantador de las palabras

Con esfuerzo y de forma organizada usa la magia de las palabras para no resbalar y caer en el olvido

Como un encantador que viaja captando la atención de las serpientes con el sonido de su flauta, Alberto Salcedo Ramos salta de punto en punto entre su natal Colombia y las fronteras americanas buscando y escribiendo historias. Va seduciendo y a la vez es seducido por hombres, mujeres, niños, hechos, lugares con conexiones inimaginables que luego contextualiza y hace crónica.

Con esfuerzo y de forma organizada usa la magia de las palabras para no resbalar y caer en el olvido. Alberto Salcedo Ramos es uno de los cronistas más importantes de nuestro continente.

PERFIL

ALBERTO SALCEDO RAMOS

  • Nació el 21 de mayo de 1963. Periodista colombiano.
  • Forma parte del grupo Nuevos Cronistas de Indias. Varios de los temas que ha abordado están relacionados con la cultura popular.
  • Sus trabajos han aparecido en publicaciones como SoHo y El Malpensante, de Colombia, así como Laberinto, de México, Sábado y Dossier, de Chile, Ecos, de Alemania, e Internazionale, de Italia, entre otras. Algunas de sus crónicas han sido traducidas a diferentes idiomas

Ganador de los premios Internacional de Periodismo Rey de España, Ortega y Gasset de Periodismo, de la Excelencia de la Sociedad Interamericana de Prensa y Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar en cinco ocasiones, llega a Panamá invitado por el Taller Editorial Concolón para guiar a 22 periodistas en el desarrollo de la crónica como género. Además estará participando en dos conversatorios sobre Crónica y memoria en la Universidad de Panamá y en la Alianza Francesa.

LAS HISTORIAS, ¿PARA QUÉ?

Para Alberto Salcedo Ramos el periodismo es un vehículo de salvación. Con él rescata y tipea contra la des-memoria. ‘El escritor rumano Mircea Eliade nos recuerda que en los campos de concentración rusos los prisioneros que contaban con un narrador en su barracón sobrevivieron en mayor número. Escuchar historias, según él, les ayudó a atravesar el infierno. Yo te diría que contar historias no es un asunto suntuario, sino una necesidad básica. Me atrevería a jurar que el hombre primitivo dejó de matarse con piedras el día que aprendió a contar historias', define.

Aferrado al poder de las palabras, sentencia que la tecnología no riñe con la necesidad de relacionarnos a través de las historias.

‘El hombre narra para informar, para entender y para entenderse', acentúa Salcedo Ramos, quien nació en 1963 en Barranquilla Colombia, ha publicado desde 1991 una veintena de obras en el género de crónica-reportaje, uno de esos, La víctima del paseo , en el que narra su drama personal al ser víctima de un secuestro express, que fue publicado por la Universidad de Rütgers.

Sobre la realidad y el papel del periodista del siglo XXI asegura que ‘las redes sociales le quitaron al periodismo el monopolio de la información y de la transmisión inmediata de noticias. Se necesita, entonces, que el periodismo acuda con mayor frecuencia a ciertos géneros especializados que le permiten diferenciarse'.

Y a partir de esa realidad propone a la crónica como género motivador para una nueva etapa periodística y explica el porqué: ‘ayuda a construir memoria, lo cual es importante cuando uno pertenece a países amnésicos que sólo tienen capacidad de recordar lo ruidoso o lo extravagante'.

Él apela a lo humano, sin caer en el amarillismo, ‘en sociedades subyugadas por lo mediático, que se acuestan con un escándalo informativo y se levantan con otro, y que al segundo día ya no recuerdan ninguno de los dos se necesita también un tipo de periodismo que ayude a sensibilizar a los lectores y a preservar su capacidad de asombro'.

LAS NUEVAS GENERACIONES

Viajador asiduo, ha tenido la oportunidad de ofrecer talleres a un sinnúmero de jóvenes periodistas interesados en mejorar sus técnicas narrativas. Por eso, al preguntarle sobre el balance que hace entre las viejas y nuevas generaciones, asegura que siempre encuentra gente talentosa y ‘eso me alegra muchísimo, pero a veces me abruma verlos desmotivados por los malos salarios o por el ninguneo al cual los someten ciertos editores'.

¿Tan importante es el proceso de edición? - ‘A muchos les ofende poner sus escritos en manos de editores que en realidad no son editores, sino recortadores de textos. A menudo no se toman la tarea de hacer el trabajo de edición en compañía del reportero, sino que les cambian cosas de manera arbitraria, sin darles la cara a ellos. Eso, lejos de ayudar a los reporteros jóvenes a mejorar, a ensanchar su visión del mundo, los constriñe y les atrofia las alas'.

La calidad de periodista de Salcedo Ramos queda fielmente reflejada en sus definiciones pues expone la importancia que tiene para él la curiosidad, la disciplina pero en especial el respeto y el tiempo que se merece todo periodista para hacer un buen trabajo.

Él ha tenido la oportunidad de desarrollar temas complejos que pintan a través de un personaje a la sociedad, uno de los más conocidos fue ‘La eterna parranda de Diomedes', que cuenta la vida de un cantante vallenato destruido por las drogas.

Sobre esta crónica, cuenta que ‘es una historia que tuvo cuatro años de trabajo, entre la investigación y la escritura, un viaje a fondo en el que tuve la oportunidad de poner en práctica el tipo de periodismo en el que creo'.

LA ‘CAJA BOBA' Y LA VITALIDAD DE LO NUEVO

El autor de Los golpes de la esperanza , De un hombre obligado a levantarse con el pie derecho y otras crónicas y El Oro y la Oscuridad. La vida gloriosa y trágica de Kid Pambelé afirma que ‘un cronista debe tener polvo en los zapatos' y desde su experiencia define está época como, de ‘acromegalia editorializante' pues ‘todos tenemos algo que decir sobre cualquier cosa y a menudo lo decimos sin haber estudiado a fondo los temas de los cuales nos ocupamos. Tan bonito que es salir a la calle como reportero a descubrir la vida de verdad, esa que no vemos por andar montando nuestro show exhibicionista tras la pantalla de la computadora'.

Con trabajos publicados por la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano Gabriel García Márquez, las revistas Anfibia , Rolling Stones , Soho , Etiqueta Negra , El mal Pensante y los diarios El País , La Nación y muchos más, esta semana estará en Panamá para desarrollar un taller de crónica, un género nada explotado en el Istmo, pero en la mira de un grupo periodistas y gestores culturales que fundaron el Taller Editorial Concolón.

Sobre este tipo de experiencias Salcedo Ramos cree que son, ‘espacios estupendos de encuentro, de renovación. Los periodistas que caen en la zona de confort son como los toreros que se aburguesan: estos últimos ya no quieren acercarse a los cuernos del toro, y los reporteros aburguesados ya no quieren meterse en el barro de los hechos. En estos talleres me gusta inspirar. No sé si lo logro pero te garantizo que no me ahorro el mínimo esfuerzo para conseguirlo'.

Y así, con ganas de ver a Roberto ‘Manos de piedra' Durán y meterse en la ‘salsa' panameña, entre el hechizo de las palabras llega Alberto Salcedo Ramos para impulsarnos a ‘Contar las historias jamás contadas' de Panamá.

==========

‘También me gusta la poesía. Leerla es aprender precisión en el uso del lenguaje. Rulfo y Gabo son dos grandes poetas'

ALBERTO SALCEDO RAMOS

‘NACÍ PARA CONTAR HISTORIAS'