Temas Especiales

31 de Mar de 2020

Cultura

Vasco Núñez, a través de un lente fantástico

Uno de los valientes que desafió todo aquello para llegar al Nuevo Mundo fue Vasco Núñez de Balboa

En un inicio, la tierra era plana y pocos se aventuraban más allá de las aguas conocidas. Estaban los monstruos marinos acechando a los marineros, y por otro lado los espíritus del mar. Uno de los valientes que desafió todo aquello para llegar al Nuevo Mundo fue Vasco Núñez de Balboa.

GRACIELA NEWSAM

‘El hecho de tener dos océanos nos hace un punto de encuentro donde se entrelazan culturas'

CO-FUNDADORA GRAMO DANSE

Su travesía hasta el istmo y los obstáculos y oportunidades que definen su periplo hacia el descubrimiento del Mar del Sur, se plasmarán de manera fantástica sobre el escenario del Teatro Auditorio de la Universidad Tecnológica de Panamá, a partir de esta noche.

Se trata de ‘Mar del Zvr - Mito y Realidad' un espectáculo de danza aérea y contemporánea creado por las coreógrafas Mónica y Graciela Newsam, de la compañía Gramo Danse.

Además de quince bailarines locales y extranjeros, la pieza de 90 minutos cuenta con composiciones musicales inéditas de los panameños David Colindres —el director musical de la misma— y Andrés Carrizo, así como del húngaro Zoltan Lantos.

El horizonte de la historia lo complementan proyecciones audiovisuales de Libélula Fractal, creadas específicamente para la obra.

DE MAR, CIELO Y TIERRA

Mar del Zvr, (Mar del Sur en latin) nos atrapa desde la primera escena. Los monstruos marinos se mecen con las olas y tras de ellos, los espíritus del mar los acompañan en una coreografía de danza vertical.

CUATRO OPCIONES

  • Mar del Sur se presentará en distintas fechas
  • Sábado, 30 de julio, lunes 1 de agosto y martes 2 de agosto a las 8 p.m.
  • Domingo 31 de julio a las 5 p.m.
  • Los boletos se podrán adquirir contactando al 203-6287 o info@gramodanse.org, en Ticketplus y en la taquilla del teatro.
  • Las presentaciones se llevarán a cabo en el Teatro Auditorio de la Universidad Tecnológica de Panamá.

Luego somos testigos de un dúo íntimo, hábilmente logrado con poleas. Los protagonistas vuelan, corren, se entrelazan y flotan.

En quizás el punto más original e intrépido de la obra, nos encontramos con una estructura de acero en forma de barco, que pesa casi 400 libras.

En lugar de hacerlo tras una cortina, los bailarines lo sacan al escenario frente a los ojos del público y muestran todo el proceso de amarrar el buque a unos cables que cuelgan del techo.

Son los marineros quienes a pulso levantan la embarcación a varios metros sobre las tablas y danzan sobre ella en su camino a América. Escondido en un barril que cuelga del barco, se esconde un Vasco Núñez de Balboa con su barba teñida de azul, que no sin contratiempos logra llegar al istmo.

Además del barco, diseñado específicamente para la obra, los bailarines demuestran sus destrezas con las telas, trapecios, aros, arneses, redes, o sobre barriles mientras hacen malabares. Esto ocurre en solos, dúos, grupos, o una combinación simultánea de los anteriores. En algunos momentos, hasta a una altura de siete metros.

A pesar de los escenarios fantásticos en que nos envuelve cada coreografía, las mentes creativas detrás de la narrativa confiesan que más allá de contar la historia del descubrimiento del Mar del Sur quieren reflejar una realidad del país.

‘El hecho de tener dos océanos nos hace un punto de encuentro donde se entrelazan culturas', sostiene Graciela Newsam.

NUEVOS PÚBLICOS

Además de ofrecer cuatro funciones, entre hoy y el próximo martes, ayer se presentaron de manera gratuita ante niños de colegios públicos y privados. Esta mañana, ante niños de distintas fundaciones, así como algunos adultos mayores del Hogar Bolivar.

‘Lo hacemos porque queremos crear nuevos públicos, pero además es un requisito de Iberescena', detalla Katherine Bucktron, directora ejecutiva de la Fundación Gramo Danse y productora de ‘Mar del Zvr'. Se refiere al fondo internacional que se ganaron para ejecutar la obra.

Con este mismo objetivo, la compañía acostumbra llevar algunas de sus obras al interior, para que no solo en la capital se tenga acceso a este tipo de arte.

INTERCAMBIO CULTURAL

Además de utilizar su auditorio, Gramo Danse firmó un convenio de intercambio cultural con la UTP.

Con este, buscan brindar asesoría de equipos para el teatro y capacitaciones a los técnicos del teatro de la UTP.