Temas Especiales

12 de Apr de 2021

Cultura

Walt Disney, un sello imperial

Hace 50 años que se marchó el genial Walt Disney, que nos dejó sus fantásticas animaciones y sus graciosos personajes

‘Si puedes soñarlo puedes hacerlo, recuerda que todo esto comenzó con un ratón'. Esta frase mítica que el genial Disney pronunció en 1954 recordando los orígenes del éxito de su compañía con el ratón Mickey en julio de 1928, resume la mentalidad de un hombre innovador, creativo y con un afán de superación increíble: Walt Disney.

El creador y referente histórico de la historia de los dibujos animados, que fue también productor, director y guionista, falleció el 15 de diciembre de 1966, hace ahora cincuenta años, en la ciudad estadounidense de Burbank, pero su figura y su legado llegan hasta el día de hoy. Dos de sus creaciones, especialmente el mencionado Mickey Mouse y el Pato Donald y el imperio que levantó, tienen ya el marchamo de inmortales.

Walter Elías Disney nació en la ciudad estadounidense de Chicago, Illinois, el 5 de diciembre de 1901, y vivió su infancia en una granja en Misuri desde 1906. Era el cuarto de los cinco hijos que tuvieron sus padres. Ella, Flora Call, maestra de escuela y con antepasados germanos; y él, Elías Disney, un granjero de antecedentes irlandeses.

El niño Walt enseguida mostró una habilidad innata por el dibujo, pero las cosas no les fueron bien y tuvieron que abandonar la granja e instalarse en Kansas City, donde el padre, ayudado por Walt y otro de sus hijos, repartían periódicos para el Kansas City Star .

En la escuela no lo pasaba bien porque, dado el esfuerzo que tenía que realizar para trabajar, se quedaba dormido frecuentemente y siempre estaba soñando y dibujando. Desde allí, debido al trabajo de su padre, se marchó con su familia a Chicago, donde el joven asistió al Instituto de Arte de Chicago.

UN ARTISTA Y EMPRENDEDOR

Sus dotes artísticas se empezaron a ver cuando hacía las historietas del instituto en The Village Voice , realizando viñetas y cómics políticos y patrióticos, con la Primera Guerra Mundial como fondo.

Finalizado el conflicto bélico, se colocó en un estudio para crear anuncios y conoció a otro dibujante de origen holandés, Ubbe Ert Iwwerks, después conocido como Ub Iwerks, con quien al poco tiempo decidió emprender un negocio.

Crearon la Iwerks-Disney Commercial Artists, que no funcionó, pero les dio a conocer para ser contratados por la Kansas City Film Ad, que trabajaba con anuncios en técnicas de animación primitiva para cines locales. Esa idea germinó en el artista que, dos años después, dejaba la empresa para crear Laugh-O-Gram Filmds, Inc, con la que realizó cortometrajes animados basados en cuentos populares.

‘Pregúntate si lo que estás haciendo hoy, te llevará a donde quieres llegar mañana' es otra de las frases que se le atribuyen y eso hizo cuando las finanzas no le iban muy bien y disolvió la empresa, tras realizar, eso sí, el corto en el que mezclaban acción real y animación titulado ‘Alice's Wonderland'.

Fue el momento en que inició la que sería su gran jugada, pues se marchó con un billete solo de ida a Hollywood. Anduvo buscando trabajo sin éxito y se le ocurrió la idea de enviar el corto de Alicia a una distribuidora neoyorkina, quienes le contrataron para producir más filmes de ese tipo.

El emprendedor Disney se juntó con su hermano y con su amigo Iwerks y fundaron la Disney Brother's Studio, donde hicieron varias comedias mezclando animación y actores reales, percatándose, con el tiempo, que los personajes dibujados eran más atractivos para el público. De aquí surgió el primer esbozo del gato Félix, pero tras desavenencias con los productores neoyorkinos, Disney opta por crear otro personaje.

De la mano de Iwerks, en 1928, aparecen sus historias para el personaje de Mickey Mouse, primero con dos versiones mudas pero, al no tener mucho éxito, Disney decide crear ‘Steamboat Willie', su primera película animada sonora, poniendo la voz del ratón el propio artista hasta 1947.

A partir de aquí y con sus historias musicales gráficas animadas ‘Silly Symphonies', comienza su carrera de éxitos, que le entroniza en 1932 cuando consigue un Óscar de Hollywood al mejor cortometraje de animación por ‘Trees and flowers' y, a partir de aquí, comienza la creación de los diversos personajes con que nos obsequió.

En 1937 inició sus famosas series de películas animadas con Blancanieves y los siete enanitos a la que siguen Pinocho , Bambi , Dumbo , Fantasía , Veinte mil leguas de viaje submarino , El desierto viviente y una extensa producción de títulos con los que consiguió más de 700 premios en todo el mundo, entre ellos 29 premios Óscar y 4 Emmy.

Disney estaba también en posesión de la Medalla de la Libertad de los Estados Unidos y de la Legión de Honor francesa, dos de las más prestigiosas condecoraciones, y fue investido como doctor honoris causa por las universidades de Yale y Harvard.

EL INSPIRADOR VIAJE POR LATINOAMÉRICA

Una de las curiosidades que encierra la vida de Walt Disney es su enriquecedor viaje por Latinoamérica. Corría 1941, cuando el creador y su equipo realizaron una larga gira por esa parte del continente americano enviados por Franklin Roosevelt, como embajador del país en una época prebélica.

Según informaba en una entrevista a Efe Theodore ‘Ted' Thomas, director del documental Walt & El Grupo en el que describe este periplo del creador de animaciones, ‘el viaje por Latinoamérica supuso una renovación artística para Walt Disney'.

‘Ted' que es el hijo del animador Frank Thomas, uno de los colaboradores más cercanos de Disney, indicaba que la influencia de este viaje se extiende a títulos tan icónicos como La cenicienta (1950), Alicia en el país de las maravillas (1951) y Peter Pan (1953).

‘El viaje tuvo un gran impacto sobre Walt y todos los artistas que le acompañaron, siendo quizás el más destacado el caso de Mary Blair. Durante el tiempo que pasó en Latinoamérica, el estilo y la paleta de colores de Blair sufrieron una gran transformación, adquiriendo muchas influencias de la naturaleza y las culturas latinoamericanas', explicó Thomas.

El estilo y la influencia de América Latina en Blair, una de las mujeres animadoras de máxima confianza de Disney, la llevó a ser la principal responsable del desarrollo gráfico de esas tres películas mencionadas, según indica Thomas.

No obstante también crearon dos títulos directamente inspirados por los paisajes y gentes de este periplo: Saludos Amigos (1942) y Los tres caballeros (1944), ambientados en distintos parajes latinoamericanos como la capital de México, los Andes o Río de Janeiro.

Y los herederos de la compañía han optado últimamente por integrar en sus creaciones la gran diversidad de la cultura hispana y el peso de su herencia en Estados Unidos creando la primera princesa latina de su historia.

FÁBRICA DE SUEÑOS Y DÓLARES

Otra de las frases que se atribuyen a Disney es: ‘Todos nuestros sueños pueden convertirse en realidad si tenemos la valentía de perseguirlos' y, desde luego, él lo consiguió, creando un auténtico imperio con una máxima que también salió de sus labios cuando dijo: ‘Aprendí que lo difícil no es llegar a la cima, sino jamás dejar de subir'. Y sus herederos lo siguen haciendo.

A quienes la vida les dio el timón de su compañía, la factoría Disney, han cumplido verdaderamente con el encargo de mantenerse en lo más alto con todos los productos añadidos por su mundo, que va más allá de las viñetas y películas. Walt Disney ideó las ciudades del entretenimiento, donde se pueden conocer otros países sin tener que salir del propio.

En la actualidad funcionan en el mundo 18 parques de atracciones de la compañía, entre ellos: Disneyland Resort, en California, Walt Disney Worls Resort Florida, Tokyo Disney Resort, en Japón, Disneyland Resort París, en Europa o Hong Kong Disneyland Resort, en China. Pero también tienen 39 hoteles, 8 estudios cinematográficos, 11 canales de televisión por cable y uno terrestre, entre otros productos.

Sus cifras son mareantes y en los nueve primeros meses del año fiscal 2016 The Walt Disney Company ganó 7.620 millones de dólares, un 13% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

El grupo Disney declaró oficialmente que facturó en esos nueve meses un total de 42.490 millones de dólares, un incremento del 9% respecto al mismo periodo del año 2015.

A Walt Disney como hombre, sus biógrafos lo describen como un auténtico genio que encerraba siempre misterio y sabiduría, con una gran personalidad, sensible, que siempre se empeñó en hacer de su trabajo, de sus sueños, su medio de vida.