Temas Especiales

04 de Mar de 2021

Cultura

Expresión del arte con sentido social

El programa Circo Casco es una propuesta pedagógica enfocada en reforzar habilidades psico-sociales a través del desarrollo de destrezas físicas

Entre malabares, danzas y acrobacias, ellos refuerzan sus habilidades psico-sociales. Se trata de los miembros de la Fundación Escena Circo, quienes se presentarán el próximo 22 de abril, en Las Tablas (Los Santos), como parte de la cita artística Verano Azul 2017, organizada por el Instituto Nacional de Cultura (INAC).

La Fundación Escena Circo busca la formación integral del circo contemporáneo para niños y jóvenes en riesgo social por medio de talleres y espectáculos basados en el ‘circo social' como herramienta sociocultural.

‘El circo social es una metodología innovadora inclusiva que atrapa a jóvenes y niños por medio de las técnicas del circo', dice Lisete Medeiros de Farias, coordinadora general de la fundación.

Para ella, el circo tiene el poder de atraer a niños y jóvenes de escasos recursos económicos, quienes son afectados por diversos problemas sociales que impactan negativamente su autoestima.

‘Sea el malabarismo, el teatro, la danza aérea o el equilibrismo, ellos (jóvenes y niños) siempre se identifican con algún tipo de técnica y es el método que utilizamos para brindar una ayuda integral', dice.

TRABAJO INTEGRAL

Más allá de enseñarles una técnica física, la iniciativa profundiza en el aspecto emocional de sus participantes.

‘El objetivo del circo social no es transformar a esos jóvenes en artistas o profesionales del área, es darle una herramienta para la vida por medio de todas las dinámicas que se hacen. Nosotros tratamos temáticas de inclusión, polémicas para instruirlos, discutiendo con ellos todos esos problemas de la juventud', indica Farias.

Detalla que ‘aparte del entrenamiento físico, hay un tiempo para conversar. Esto es lo más importante del circo social. No es la técnica, si no el espacio que se genera para que los jóvenes pueden encontrarse y expresarse'.

Agrega que ‘aportamos una nueva perspectiva a esa juventud, de que ellos pueden hacer lo que se propongan. El circo es de mucho reto. Para lograr un truco tienes que ser perseverante'.

Por ejemplo, dice la instructora, ‘en el caso del malabarista, antes de dominar la técnica, el niño o joven cometerá errores que le impedirán alcanzar el objetivo. Pero allí estamos nosotros diciéndole, ‘vamos, tu puedes, repítelo, inténtalo, no te des por vencido, estudia el mecanismo para poder lograrlo', y esto luego lo aplicamos en la vida real'.

Bajo el programa Circo Casco y en alianza con la Fundación Jesús Luz de Oportunidades, el proyecto de circo social atiende a quince jóvenes, quienes reciben clases en el Cuarto Rojo, Casco Antiguo, durante dos días a la semana y de manera gratuita.

Fundación Escena Circo surge del compromiso social-cultural de los artistas integrantes de la agrupación de circo contemporáneo La Tribu Performance (Lisete Farias, César Archila, Eleonora Dall' Asta y Edwin Borden), quienes se reconocen como parte activa e importante en los rumbos de la sociedad.

Además, ven importante vincularse y divulgar el universo circense a las nuevas generaciones como alternativa de intervención social positiva.

Fundación Escena Circo

FORMACIÓN

Desde 2015, Escena Circo también hace parte de la Red de Circo Social Centroamericana y del Caribe, una red fundada con el aporte del programa de circo social Cirque du Monde, del Cirque du Soleil. La misma ha realizado por tres años capacitaciones a nivel regional a instituciones de circo social.

Hace dos años, la fundación fue invitada por el Cirque du Soleil y Cirque du Monde para representar a Panamá en la primera formación de instructores de circo social de la región, junto a la Fundación Parque La Libertad de Costa Rica, en San José.

Participaron en la actividad maestros de circo, psicólogos y trabajadores sociales de Costa Rica, Panamá, El Salvador, Honduras, Guatemala y Puerto Rico.

El proceso fue dividido en dos módulos que se dictaron entre 2015 y 2016. A inicios de 2017 se realizó la tercera parte de la formación de instructores de circo social.

‘Aparte del entrenamiento físico, hay un tiempo para conversar. Esto es lo más importante del circo social. No es la técnica, si no el espacio que se genera para que los jóvenes pueden encontrarse y expresarse'

LISETE MEDEIROS DE FARIAS,

FUNDACIÓN ESCENA CIRCO