Temas Especiales

10 de Jul de 2020

Cultura

El cántico del sol, de Joan Miró

Dos exhibiciones de obras gráficas del celebre artista español están abiertas al público

Inspirado por la traducción al catalán del poema de San Francisco de Asís, el maestro Joan Miró creó la colección que ahora alberga el Centro Cultural Casa del Soldado.

La muestra forma parte de los fondos de la obra cultural de la Fundación Universitaria Iberoamericana (Funiber) y es una colaboración entre esta institución y la Embajada de España en Panamá.

‘El año pasado presentamos una muy exitosa colección de Salvador Dalí y este año repetimos la experiencia de acercar al público panameño a la obra de grandes pintores españoles, trayendo dos colecciones. La primera, se inauguró el miércoles pasado, es ‘Cántico del Sol', y la segunda, que se presentará el próximo jueves en la Cámara Oficial Española de Comercio de Panamá, se llama ‘Las maravillas con variaciones acrósticas en el jardín de Joan Miró', dice Gregorio Urriola, director de Funiber Panamá.

‘Es fascinante ver la evolución de este artista a lo largo del tiempo y él vive en un espacio de tiempo muy convulso, eso también se refleja en su obra'

RAMÓN SANTOS

EMBAJADOR DE ESPAÑA

El embajador de España en Panamá, Ramón Santos, comenta que este tipo de actividades se enmarcan en uno de los bloques de acción del Centro Cultural Casa del Soldado, que es la divulgación de la cultura española.

En ese sentido, además de la muestra de Dalí, fueron artífices de la exposición de reproducciones a tamaño natural de obras del Museo del Prado.

ALABANZA A LA CREACIÓN

‘Cántico del Sol' está compuesta por una serie de ilustraciones que Miró hizo en la etapa más madura de su vida. ‘Miró realizó estas obras en 1975 y murió en 1983, a los 90 años. Son obras de cierta madurez', explica Urriola.

Se trata de 32 obras gráficas hechas con la técnica de agua fuerte e ilustran la traducción que el poeta catalán Josep Carner hizo del Cántico de las Criaturas, de San Francisco de Asís.

También conocido como Cántico del hermano sol ‘es una alabanza a la creación y está agrupada en cuatro grandes ejes que se relacionan con el sol, un elemento muy importante en la obra de Miró y las pinturas del prólogo en adelante ilustran el esplendor del sol'.

Sigue la serie de la luna y luego la del agua. ‘San Francisco de Asís es el santo de los ecologistas y se puede interpretar que el Cántico del Sol es el primer manifiesto ambientalista. Es más, es el primer poema en lengua italiana', destaca Urriola.

Continúa con la serie de la tierra y culmina con la del viento. ‘Esta colección tiene varios orígenes, el más claro es el Salmo 148, pero la cultura griega también resaltaba mucho los cuatro elementos: agua, fuego, tierra y aire'.

Urriola manifiesta que Miró profesaba la fe católica y conocía muy bien la Biblia por lo que no era de sorprender que realizara una ilustración poderosa en su etapa más madura.

El lenguaje de Miró en esta obra es bastante abstracto, los elementos son muy simples, pero de una coloración fuerte y básicamente primarios.

Santos comenta que en los casi 70 años de carrera artística de Miró, el pintor pasó por varios estilos. Aunque es más recordado como surrealista, sus primeros cuadros retratan la vida rural del Mediterráneo, hasta llegar a un terreno más conceptual y vinculado más al color. ‘Es fascinante ver la evolución de este artista a lo largo del tiempo y él vive en un espacio de tiempo muy convulso, el mundo estaba cambiando y eso también se refleja en su obra', añade.

SEGUNDA PARTE

En el caso de la segunda muestra, que se inaugurará el jueves 27 de mayo en la Cámara Oficial Española de Comercio de Panamá consiste en 20 ilustraciones que hizo Miró para el libro del poeta español Rafael Alberti.

El embajador Santos menciona que Miró tuvo mucho acercamiento a la literatura, especialmente a la poesía y trabajó con Paul Éluard, André Breton, Pablo Neruda y otros.

‘Miró y Alberti fueron contemporáneos y grandes amigos', señala Urriola. ‘Alberti le pidió que ilustrara unos poemas. Aquí pasa una cosa interesante, por un lado, Miró quería ser poeta cuan joven; y Alberti soñó siempre con ser pintor. Hay un encuentro entre la obra gráfica de Miró con la de Alberti'.

‘Las maravillas con variaciones acrósticas en el jardín de Joan Miró' también se realizó en 1975 y toma su nombre de los versos que Alberti dedicó al pintor y a la esposa de éste, Pilar Juncosa.

‘Miró llegó a ilustrar aproximadamente 200 libros, pero solo en 1975 fueron cerca de 10; lo que reafirma el deseo de Miró de llegar al gran público. Un cuadro es único, en cambio una litografía se hace en plancha que permiten una reproducción, aunque las planchas luego se destruyan', destaca Urriola.

A futuro, el embajador de España y el director de Funiber adelantan que están gestionando traer una muestra de obra gráfica de Francisco de Goya para septiembre u octubre de este año. ‘Lo importante de esto para Panamá es que el todo el público puede contemplar obras originales de gran magnitud', afirma Urriola.

Tanto Cántico del Sol y Maravillas con variaciones acrósticas en el jardín de Joan Miró estarán abiertas gratuitamente hasta el 18 de junio.