Temas Especiales

12 de Aug de 2020

Cultura

Polémico patrimonio

La decisión de la Unesco de inscribir Hebrón en la lista patrimonio en peligro de los palestinos ha despertado la indignación del gobierno israelí

Polémico patrimonio
Mezquita de Ibrahim

El comité de la Unesco para el Patrimonio de la Humanidad inscribió el 7 de julio en la lista de sitios en peligro la Ciudad Vieja de la ciudad cisjordana de Hebrón, donde se encuentra la Tumba de los Patriarcas. La decisión fue adoptada tras una agitado debate en Cracovia, la ciudad polaca donde el citado comité celebra su cuadragésima reunión hasta el próximo día 17.

‘Netanyahu decidió recortar un millón de dólares adicional de las cuotas de Israel a Naciones Unidas

En esta tumba se supone que esta enterrado Abraham, considerado el antecesor común de la religión judía y el islám, junto con su esposa Sara. En el mismo lugar, según la tradición, estarían enterradas también otras parejas bíblicas como Rebeca e Isaac. Durante los tiempos del rey Herodes se construyó un monumento cuadrangular alrededor de la tumba y posteriormente los musulmanes edificaron la que es conocida como la mezquita de Ibrahim, el nombre árabe para Abraham.

Los palestinos celebraron la decisión de la Unesco. ‘Es un acontecimiento histórico que confirma la identidad palestina de Hebrón y la tumba de Ibrahim, que pertenece a la herencia y la historia de los palestinos', declaró la ministra palestina de Turismo y Antigüedades, Rula Maayah, en un comunicado recogido por la agencia oficial de noticias Wafa.

Maayah destacó la importancia que esta denominación puede tener en beneficio del turismo en la zona, ‘así como para atraer proyectos de desarrollo a través de la Unesco, encaminados a la conservación del patrimonio cultural en Hebrón y la rehabilitación de infraestructuras turísticas'.

La Iglesia de la Natividad y la ruta de peregrinaje en Belén, y las tierras de olivares y viñas de Batir también han sido incluidas en el listado mundial desde que la Unesco reconociera Palestina como estado miembro en 2011. Los palestinos habían urgido a la votación de esta medida al argumentar que Hebrón está en peligro de destrucción por las ‘fuerzas de la ocupación israelíes', como había destacado a Efe horas antes de la votación el teniente de alcalde de la ciudad, Yousef al Yabari.

‘No se trata de una iniciativa religiosa. Nos presentamos ante la Unesco porque queremos proteger nuestro patrimonio cultural en la Ciudad Vieja, estamos hablando de construcciones que han sido destruidas por los israelíes', dijo y aseguró que entre los planes de Israel está el conectar la colonia de Kiryat Arba con la mezquita de Ibrahim o Tumba de los Patriarcas. ‘Queremos proteger las casas y construcciones de la Ciudad Vieja, para salvaguardarlas y mantenerlas como están, para prevenir las demoliciones de los israelíes', argumentó.

Una razón que desechó Noam Arnon, portavoz de la comunidad judía de Hebron, al afirmar que ‘no hay proyectos para la construcción de edificios. Nada ocurre que pueda justificar que la petición (a la Unesco) de que hay algún tipo de emergencia'.

El reconocimiento pondrá limitaciones a la construcción y desarrollo del recinto y los alrededores por parte de Israel, que actualmente mantiene puestos de control y estructuras militares en torno al casco histórico para proteger a unos 500 colonos, en la única localidad cisjordana con asentamientos en el centro de la ciudad. Israel llevó a cabo una campaña para que la votación fuese secreta, como finalmente ocurrió, aunque 12 países respaldaron la propuesta, 3 se opusieron y 6 se abstuvieron.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, calificó la medida de ‘absurda':

‘Esta vez han decidido que la Tumba de los Patriarcas en Hebrón es un lugar palestino, lo que significa que no es judío, y que está en peligro', denunció en un comunicado difundido por su Oficina. ‘¡¿Que no es un judío?!. ¿Quién está enterrado allí? Abraham, Isaac y Jacob. Sara, Rebeca o Lea. Nuestros padres y madres. ¿Y que el sitio está en peligro? Solo donde gobierna Israel, como en Hebrón, hay libertad religiosa garantizada para todos', adujo.

El presidente israelí, Reuvén Rivlin, acusó a la organización de ‘seguir diseminando mentiras anti-judías mientras permanece en silencio cuando el patrimonio regional está siendo eliminado por extremistas brutales', recogió el diario Haaretz.

Omo respuesta, Israel recortará en un millón de dólares los fondos que aporta a Naciones Unidas como sanción a la decisión.

Netanyahu decidió recortar un millón de dólares adicional de las cuotas de Israel a Naciones Unidas y utilizar los fondos para reforzar proyectos de herencia judía en Hebrón y Kiryat Arba (colonia)', informó un comunicado oficial horas después.

Es la cuarta vez en los últimos meses que Netanyahu ordena reducir la financiación al organismo internacional, al que había sancionado tras la aprobación de resoluciones críticas con Israel. El dinero irá a la creación del Museo del Patrimonio del Pueblo Judío en Kiryat Arba y Hebrón, y a otros proyectos vinculados con el patrimonio en la ciudad en territorio ocupado, la única localidad cisjordana con asentamientos en su centro urbano. ‘Frente a la negación del pasado por la Unesco, el primer ministro Netanyahu está determinado a presentar al mundo la verdad histórica y la profunda conexión del pueblo judío -de miles de años- con Hebrón', apunta la nota.