Temas Especiales

03 de Apr de 2020

Cultura

El escritor, el guionista

Guillermo Arriaga es famoso por ser el guionista de Amores Perros , 21 gramos y Babel , que produjo con el director Alejandro González Iñárritu

El escritor, el guionista
El escritor, el guionista

Guillermo Arriaga es famoso por ser el guionista de Amores Perros , 21 gramos y Babel , que produjo con el director Alejandro González Iñárritu, que ha ganado dos premios Oscar. En 2006 en Cannes, González Iñárritu obtuvo el premio al mejor director por Babel. De los seis largometrajes que ha producido, tres fueron escritos por el autor de El Salvaje .

El escritor mexicano no es nuevo en la literatura, que había dejado a un lado por más de 15 años para dedicarse al cine, pero que retoma con mucho ímpetu con esta obra, que definitivamente es una de las más potentes y desgarradoras, al tiempo que está teñida de tiernas historias. A juicio de Arturo Pérez Reverte, el escritor y académico español, que lo presentó en Casa de América en febrero de este año, El Salvaje es la culminación de una vida, pero igual puede ser el comienzo de otra apasionante en la literatura.

De su autoría también son El búfalo de la noche , Escuadrón Guillotina y Un dulce olor a muerte , además de unos cuentos llamados Retorno 201 , publicados en 2006 pero escritos hace más de 20 años. Con Pérez Reverte, con quien lo une una amistad de años, ha producido recientemente una radio novela en formato de Podium Postcast titulada Bienvenido a la vida peligrosa , compuesta por 10 episodios y que es una tragicomedia que gira en torno a una ciudad mexicana imaginaria donde llega un catedrático español que tiene que conseguir que el hijo de un narcotraficante apruebe la asignatura de filosofía.

Arriaga promete una velada inolvidable con la presentación de su libro el sábado 19 de agosto, además de un panel en que participará para hablar sobre guión cinematográfico como objeto literario el mismo día. A pesar de lo sórdido de sus historias y la aparente desesperanza que ellas reflejan, se confiesa un optimista y nos deja con la ternura de su amor por los animales, por la familia y por la vida misma.