18 de Oct de 2021

Cultura

El trágico final de Lady Di, ¿cómo ocurrió el accidente?

Sufrió lesiones en la cabeza y su cavidad torácica estaba llena de sangre, tenía solo 36 años

El trágico final de Lady Di, ¿cómo ocurrió el accidente?
Diana de Gales.

El mundo entero se estremeció. Se trataba de una gran pérdida. La vida de la Princesa de Gales, quien ahora tendría 56 años de edad, también conocida como 'Lady Di', se vio de pronto apagada tras un trágico accidente automovilístico, el 31 de agosto de 1997.

La noticia ocupó las primeras planas de la prensa mundial. La conmoción fue general; algunos medios reseñaban que aún estaba con vida pero lesionada de gravedad y en efecto, la princesa había llegado con signos vitales al Pitié-Salpêtrière, que era el hospital más cercano al túnel Alma, en el que sucedió el siniestro.

Recordar su vida y legado, evoca inevitablemente los últimos instantes de probable terror y desconcierto que llevaron a la la fatal colisión en la que falleció junto a su pareja, Dodi Al-Fayed y al conductor, a Henri Paul.

El siniestro

Luego de pasar unos días a bordo de un yate, Ladi Di y Al-Fayed viajaron a París y aunque planeaban alojarse en el Hotel Ritz, decidieron trasladarse al apartamento de Dodi. En la madrugada del 31 de agosto,  a bordo de un Mercedes S280 negro, la pareja junto al chofer y el guardaespaldas, colisionaron en el túnel del Puente del Alma, debido según los reportes, al exceso de velocidad del conductor, que intentaba evadir a los reporteros gráficos que les seguían.

A raíz del hecho, nueve personas que perseguían a la princesa cuando se produjo el accidente fueron detenidas, pero posteriormente sus casos fueron sobreseídos.

Transcurrido el  incidente, la controversia y los rumores no se hicieron esperar; el millonario padre de Al Fayed, emitió fuertes acusaciones que pretendían dar sostén a su teoría de 'conspiración' por parte de la propia corona británica, alegando su participación protagónica en el accidente. Sin embargo, las investigaciones llevadas a cabo en Francia y Reino Unido, concluyeron  que el exceso de velocidad y la ingesta de alcohol fueron los responsables.

Según reseña el diario El País en su versión digital, de acuerdo con una investigación británica conducida por sir John Stevens, jefe de Scotland Yard, entre 2004 y 2006 a petición de la Casa Real, y el veredicto del jurado del Tribunal Superior de Londres, en 2008, se concluyó que fue un accidente por exceso de velocidad y “deterioro de la capacidad de discernimiento del conductor por el alcohol”.

Fotografía de patrick demarchellef tomada de @kensingtonrolarDiana de Gales junto a sus hijos Harry y William.

Sus lesiones

De acuerdo con una publicación del diario El Mundo, los informes policiales daban cuenta de que, Lady Di sufrió  "lesiones en la cabeza, coma vígil, fracturas múltiples del brazo derecho, heridas sangrantes en la cabeza y en la nalga derecha, lesiones en el pecho, condición muy grave", y hasta ese momento se desconocía la gravedad de las lesiones internas.

La realidad es que - se gún la misma publicación - la cavidad torácica estaba llena de sangre por la rotura de la vena pulmonar izquierda, de modo que Diana no podría respirar sin ayuda y  la pérdida de sangre había dejado sin oxígeno y fluidos los órganos vitales además de dañar el músculo cardiaco.

En el quirófano,  luego de dos horas de intentos, la Princesa de Gales fue declarada muerta a las cuatro de la madrugada del día 31 de agosto de 1997.

Informe médico forense

Una "hemorragia interna debido a trauma torácico y ruptura de la vena pulmonar izquierda por choque y deceleración", fue lo establecido en el informe. Aún se mantienen en secreto los resultados de la autopsia británica.

Diana, princesa de Gales, nació un 1 de julio de 1961 y es aún hoy recordada por su carácter noble y humano e importante legado en causas sociales.