09 de Ago de 2022

Cultura

Route 91 Harvest, el festival que se convirtió en masacre

El festival, que reunió reconocidas figuras de la música ‘country', debía ser un espacio e diversión

Finalizando la tercera velada de un festival dedicado a la música country, lo que menos se imaginaban las 22,000 personas que estaban allí congregadas es que un solo individuo sembraría el terror disparando desde una posición del otro lado de la calle y logrando quitarle la vida a 58 personas e hiriendo a más de 500.

Route 91 Harvest, el festival de Las Vegas que anoche cerraba las puertas de su cuarta edición contaba con dos escenarios en los que estaban previstas las actuaciones de más de una treintena de artistas de country, algunos tan conocidos como Jason Aldean, Eric Church, Sam Hunt, Lauren Alaina, Maren Morris, Big & Rich, Brothers Osborne, Brett Young y Kane Brown.

Aldean, el músico que se encontraba frente al público cuando comenzaron los disparos, estuvo este año nominado a mejor video de artista masculino del año de los Country Music Awards 2017, disputándose el título con Keith Urban, esposo de la actriz Nicole Kidman y mejor presentación del año.

Está nominado a Artista del año, premiación que se llevará a cabo el próximo 18 de octubre.

‘Esta noche ha ido más allá de lo horrible. Todavía no sé qué decir, pero quería hacerles saber que mi equipo y yo estamos a salvo. Mis pensamientos y oraciones van para todos los afectados. Me duele el corazón de que esto sucediera a cualquiera que solo vino a disfrutar lo que debería haber sido una noche divertida', dijo Aldean en un mensaje en Instagram.

Route 91 Harvest se celebraba en Las Vegas Village, un recinto al aire libre de seis hectáreas de extensión, situado en la parte oriental de la avenida Las Vegas Boulevard, mejor conocida como The Strip, en la que se emplazan la mayoría de los casinos y hoteles más famosos y que es la principal arteria de ocio en la denominada ‘ciudad del pecado'.

Con capacidad para 25,000 personas y situado frente al hotel Luxor, Las Vegas Village limita al sur con Mandalay Bay Road, al este con la calle Giles, al norte con la avenida Reno y al oeste con Las Vegas Boulevard.

Las entradas para el festival se encontraban agotadas y sus precios oscilaban de los 210 dólares más gastos adicionales del abono estándar para tres días, hasta los 750 dólares más cargos extra de la oferta más lujosa.

El festival estaba organizado por la promotora multinacional Live Nation, cuyo consejero delegado Michael Rapino mostró en Twitter su tristeza por lo sucedido: ‘Nuestros corazones están con las víctimas de Las Vegas, sus familias y sus queridos que están de luto esta mañana, y con nuestros empleados de Live Nation'.

‘No hay palabras para expresar la impotencia y la pena que mi corazón roto siente por las víctimas en Las Vegas y por sus familias', dijo Taylor Swift, una cantante que, antes de triunfar en el pop, comenzó su carrera musical dentro del estilo country.

Numerosos músicos de country emplearon asimismo las redes sociales para compartir su dolor con sus seguidores y compañeros. Así, la cantante Carrie Underwood se refirió a las ‘horribles noticias' que llegaban de Las Vegas y confió en que ojalá Dios traiga ‘algo de consuelo' a los afectados por la masacre.

‘Mis más profundas condolencias y oraciones para cualquiera que haya sido afectado por el tiroteo en Las Vegas anoche', indicó el también músico de country Blake Shelton.

CON INFORMACIÓN DE EFE

‘Esta noche ha ido más allá de lo horrible... ...me duele el corazón de que esto sucediera a cualquiera que solo vino a disfrutar lo que debería haber sido una noche divertida estamos a salvo.

JASON ALDEAN