La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

Cultura

El legado de Carlos Fuentes para Latinoamérica

La Embajada de México en Panamá confirió el nombre del laureado escritor mexicano a su principal sala de eventos. Con ello, ha querido destacar el vínculo de Fuentes con el país y su legado a las letras latinoamericanas

La Embajada de México le dio la bienvenida a miembros del cuerpo diplomático, miembros de la comunidad mexicana e invitados especiales en una noche muy especial en la que se le conferiría el nombre de Carlos Fuentes a la sala donde se llevan a cabo sus principales eventos.

‘La Embajada de México en Panamá desea dejar constancia, en el mismo lugar de su nacimiento, del importante legado que este ilustre mexicano dejó a la literatura hispanoamericana'.

Y es que el escritor, fallecido en 2012, guardó un vínculo muy cercano con nuestro país. Fuentes, como detalló el embajador José Ignacio Piña en palabras que dirigió al público, "nació en Panamá el 11 de noviembre de 1928 mientras su padre, Rafael Fernando Fuentes Boettiger, cumplía la primera misión en el extranjero de lo que terminaría siendo una exitosa y fructífera carrera diplomática que lo haría regresar a Panamá veinticinco años después para encabezar la Embajada de México en este país, misión que cumplió entre 1953 y 1959". Por ello, la Embajada de México en Panamá "desea dejar constancia, en el mismo lugar de su nacimiento, del importante legado que este ilustre mexicano dejó a la literatura hispanoamericana".

En esta importante ocasión estuvo presente Silvia Lemus Covarrubias, viuda de Carlos Fuentes y quien resguarda con especial empeño su legado. Piña agradeció a Lemus su disposición por formar parte de este homenaje y sus valiosas contribuciones en la realización de este evento.

FUENTES, EL DIPLOMÁTICO

Las palabras de Piña se refirieron al vínculo que Fuentes tuvo, desde su nacimiento, con el servicio exterior.

"Algo que personalmente nos llena de orgullo a los miembros del Servicio Exterior de México es que la vida y obra de Carlos Fuentes desde el momento mismo de su nacimiento estuvo firmemente ligada a la diplomacia mexicana", señaló Piña refiriéndose al nacimiento del escritor en Panamá.

El escritor mexicano Rafael Pérez Gay dedicó un ensayo a la influencia de la diplomacia mexicana en la vida de Carlos Fuentes. En él dice que "su vida no sería la misma sin la pasión de su padre por la diplomacia, sin la presencia de la Secretaría de Relaciones Exteriores en su infancia y adolescencia como una suerte de horizonte cotidiano".

Fuentes fue el fundador del Departamento de Relaciones Culturales de la Cancillería mexicana, antecedente de la actual Dirección General de Cooperación Educativa y Cultural de la Secretaría de Relaciones Exteriores y Embajador de México en Francia, cargo que desempeñó entre 1975 y 1977, donde abrió las puertas de la Representación Diplomática a luchadores sociales, políticos, intelectuales, escritores y artistas de América Latina y Europa.

"Sin duda, Francia tuvo una influencia muy significativa en la vida de Fuentes", destacó Piña.

Como periodista, presenció las protestas de estudiantes de ese país en mayo de 1968 y plasmó su testimonio en el escrito "París: la revolución de mayo".

Años más tarde, en la Ciudad Luz, Fuentes se casaría con Lemus y decidió vivir los años posteriores, aun después de cumplir su encargo al frente de la legación diplomática mexicana.

De acuerdo con Pérez Gay, Fuentes "aceptó el encargo como un homenaje a la memoria de su padre y por la convicción de que el servicio diplomático –que heredó de él– valía la pena en el marco de una esperanza: la reforma política y social de México".

La sala fue inaugurada con una sencilla colección de imágenes y otros materiales que ofrecen una idea más detallada de la vida y obra de Carlos Fuentes. Entre ellas, una muestra fotográfica con imágenes del maestro Rogelio Cuéllar, así como otras fotografías que fueron facilitadas por Lemus, además de una colección de su obra literaria.

"Queremos hacer patente el especial vínculo que unió al escritor con este cálido país desde el día de su nacimiento", reiteró Piña. "Y deseamos manifestar, una vez más, el compromiso del Gobierno de México por continuar forjando sólidos lazos de cooperación entre nuestros creadores en todas las vertientes artísticas", apuntó.

LEMUS AGRADECE

"Muchas gracias, en nombre suyo, pero sobre todo en nombre de su origen panameño, que es el comienzo de su destino latinoamericano", destacó Silvia Lemus.

PERFIL

SILVIA LEMUS

Periodista de profesión, conoció a Carlos Fuentes en el año 1972 cuando los presentó una amiga. En ese momento Lemus compartía pantalla con Jacobo Zabludovsky el en programa ‘24 Horas'. Se casaron en 1973 y viajaron a Francia, donde para entonces Fuentes servía como diplomático. Tuvieron dos hijos, Carlos y Natasha, ambos murieron siendo jóvenes.

Lemus logró reconocimiento con ‘Tratos y retratos', una serie de entrevistas a muy conocidas figuras internacionales. Sobre su relación, Fuentes escribió en su libro ‘En esto creo: Somos muy distintos físicamente. Ella es delicada, dueña chica, rubia y con unos ojos sensuales que cambian del azul al verde y al gris con las horas. Su aspecto es europeo, pero su piel es mate, con un bello fulgor oriental. Su gusto por la ropa es extremo y me deleita. La quiero porque yo soy el hombre más puntual de la tierra y ella, puntualmente, siempre llega tarde. Es parte de su encanto. Hacerse esperar'.

Compartieron también la afición por el cine, el teatro y la ópera, y algo infinitamente más íntimo: ‘la alegría de tener hijos. La pena de perderlos'. Actualmente, Lemus es la albacea del legado de su esposo.

La periodista aseguró que Fuentes "siempre tuvo un gran cariño por Panamá aunque la vivió menos porque lo hizo recién nacido", cuenta.

Sin embargo, Fuentes regresó varias veces. Acompañado de Lemus lo hizo durante los años del gobierno de Martín Torrijos. "Estuvimos muy atendidos y muy satisfechos, contentos con el mundo de la política panameña, pero también con ‘Pedro Navaja', con Rubén Blades, que es un amigo y quien ha puesto la música en primer término por Panamá. Es una pena que hoy no esté aquí', dijo con una sonrisa en el rostro.

"Estoy muy satisfecha de cumplir con la invitación de nuestro embajador, y Carlos, donde quiera que esté, estaría muy, muy contento", aseguró Lemus.

La viuda resaltó que para Fuentes, "la disciplina era su primer acto de vida; no era una obligación que él se daba, era una actitud de vida y por eso tuvo también la actitud de dedicarse exclusivamente a la literatura".

Lemus aseguró que Fuentes pudo haber sido un político, o pudo haber sido un empresario, pero él sabía que su misión era la literatura, ser escritor, escribir sobre su país y sobre su Latinoamérica, y lo hizo gracias a esa actitud de vida".

Lemus está convencida de que Fuentes "cumplió muy bien su misión, ustedes lo habrán leído y ojalá lo sigan leyendo, porque aunque ya se publicó una novela póstuma, 'Aquiles' o 'El guerrillero y el asesino', (basada en la biografía de Carlos Pizarro, uno de los jefes del movimiento guerrillero M-19), quedan todavía libros bastante importantes de conferencias que él escribió a lo largo de su carrera académica", indicó.

Si bien Fuentes destacó por sus novelas, "sus ensayos fueron muy importantes, su periodismo lo extrañan mucho, sobre todo ahora, en estas elecciones tan controvertidas y tan interesantes", comentó.

Sobre el momento político mexicano, Lemus aseveró que es "muy democrático, y bueno, entre ellos (los candidatos), se dicen y se critican, pero parece que eso siempre pasa en el momento de las candidaturas, pero nos sentimos los mexicanos que hay democracia".

"Imperfecta, pero hay", dijo el embajador Piña, a lo que Lemus replicó, "¿cual es perfecta? dime solo una...".

"Pienso que nuestros países están buscando la perfección y la perfección no la vamos a tener nunca, pero sí podemos mejorar. Podemos mejorar en los afectos políticos", rescató.

Lemus estableció durante su participación en este evento la importancia que le da, pues "él (Fuentes) quería que lo hiciera bien. Espero haberlo hecho y se lo agradezco a todos".

Luego de los aplausos de los presentes, el embajador Piña invitó a todos a acercarse a las puertas de la sala donde sería develada la placa que oficializa el bautizo del recinto.

Los honores los tuvo Lemus, quien luego hizo un recorrido por la sala donde observó las fotografías de un Carlos Fuentes lleno de vida y rodeado de libros, de amistades como Gabriel García Márquez y algunas imágenes familiares donde aparecen sus hijos Carlos y Natasha, ambos fallecidos.

Luego compartiría un rato con el público asistente que agradeció su visita.

CARLOS FUENTES

Escritor, intelectual

El Maestro Carlos Fuentes nació en Panamá el 11 de noviembre de 1928, mientras su padre se desempeñaba como diplomático en la Embajada de México en este país. Entre sus obras literarias destacan las novelas ‘La región más transparente', ‘La muerte de Artemio Cruz', ‘Aura' y ‘Terra Nostra', así como de los ensayos ‘La nueva novela hispanoamericana', ‘Cervantes o la crítica de la lectura', entre otros.

Fue galardonado con los premios Rómulo Gallegos y Cervantes, así como el Premio Príncipe de Asturias de las Letras. También fue nombrado Gran Oficial de la Legión de Honor en 2003 y en 2009, Caballero Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica. Fue designado miembro honorario de la Academia Mexicana de la Lengua en agosto de 2014 y doctor honoris causa por varias universidades. Además, recibió distinciones como el Premio Xavier Villaurrutia (1975), Premio Internacional Alfonso Reyes (1979), Premio Nacional de Ciencias y Artes (1984), Premio Internacional Menéndez Pelayo (1992), Grinzane Cavour Prize (1994), la Medalla Belisario Domínguez del Senado de la República (1999), el Common Wealth Award of Distinguished Service (2002), Four Freedoms Award - Freedom of Speech (2006) y el Premio Formentor de las Letras (2011).

Hasta el día de su fallecimiento, fue considerado un gran candidato para obtener el Premio Nobel de Literatura.