Panamá,25º

06 de Dec de 2019

Cultura

Privados de libertad protagonizan el viacrucis de Jesús

Los participantes de la obra pertenecen al Grupo de Teatro Oportunia, proyecto que utiliza la Dirección General del Sistema Penitenciario

Por dos meses y medio un grupo de 26 personas privadas de libertad del Centro Penitenciario Nueva Joya, ensayaron para exponer la obra de teatro "Viacrucis de Jesús", en conmemoración a la Semana Mayor, en donde devotos a Cristo recuerdan su pasión, muerte y resurrección.

Los participantes de la obra pertenecen al Grupo de Teatro Oportunia, proyecto que utiliza la Dirección General del Sistema Penitenciario (DGSP), mediante el Departamento de Tratamiento y Rehabilitación, para que las personas privadas de libertad descubran talentos ocultos, brindarles la oportunidad para que lo desarrollen y de esta forma lograr una efectiva resocialización.

Gladis Domínguez, jefa del Departamento de Tratamiento, manifestó que este tipo de actividades es impulsada por la DGSP y se ve el trabajo de las personas privadas de libertad puesto que la actuación fue "sobresaliente", incluso la pintura y vestuario, que también forman parte del arte, fue excelente.

Para el privado de libertad, Joel Velásquez, quien funge como coordinador de Oportunia, la preparación fue ardua, primero ver la utilería, escenarios, vestuarios, que fueron confeccionados con materiales reciclados, elegir a los actores, darles el guion y los ensayos, acciones que fomentan un cambio en los compañeros que los ayudará en su crecimiento para rehabilitarse.

Mientras que David Maicol Soto, privado de libertad que protagonizó a Jesús, destacó que estar en este programa ha sido estupendo, porque fue en prisión dónde descubrió su habilidad para actuar y con la ayuda de los compañeros el grupo de teatro ha crecido.

Sobre su papel, Soto manifestó que interpretar a Jesús no fue fácil, porque es lo "más grande que hay en la faz de la tierra".

Para el privado de libertad, Alexis Duarte quien protagonizó el papel de María, manifestó que esta experiencia no tiene precio y es una forma de buscar la libertad al interpretar ese papel.

La obra se presentó a personal custodio, técnico y administrativo de La Nueva Joya, así como a familiares de las personas privadas de libertad.