La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Cultura

La estética del pueblo

Hasta junio, las salas del Museo de Arte Contemporáneo estarán tomadas por ‘Los Rebeldes', una muestra que promueve la desinvisibilización del legado afro. Una propuesta con la marca de un creador distinto

La estética del pueblo

Comenzó su carrera artística en el 2003, cruzando el Puente de Las Américas junto a la Banda de Mi Hogar. Después, en el 2007, montó un ring de boxeo en la Galería Tate Modern, de Londres. En el 2010 montó un cabaret acuático en el río Sena, que atraviesa París. Entre el 2013 y 2015 se dedicó a criticar la superficialidad y los estereotipos que caracterizan a los certámenes de belleza con ‘Miss Education'.

El currículum artístico de Humberto Vélez abunda en performances , en experimentos que funden lo social con la expresión artística. Son obras en las que el artista busca acercarse a lo que él define como una ‘estética del pueblo'.

Actualmente Vélez, quien ha realizado la mayor parte de su carrera artística en el extranjero, se encuentra en Panamá presentando ‘Los rebeldes: la tradición in(di)visible', una muestra que es producto de una colaboración con la curadora Adrienne Samos.

Enmarcada en las actividades que forman parte del festival ‘África en América', que la Alcaldía de Panamá organiza en conmemoración del mes de la Etnia Negra, ‘Los rebeldes' han transformado el interior del Museo de Arte Contemporáneo en un espacio donde lo ‘afro' es lo conspicuo, al contrario de lo que sucede en una sociedad que tiende a invisibilizar este tipo de expresiones.

FICHA BIOGRÁFICA

Vélez es un artista y curador panameño de fama internacional, que residió y trabajó en Europa (Barcelona y luego Manchester) durante décadas.

Nombre completo: Humberto Vélez

Nacimiento: 1956, Panamá

Ocupación: Artista y abogado

Resumen de su carrera: Antes de ganarse una beca para estudiar arte y cine en la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños, Cuba, Vélez ejerció como abogado durante muchos años. Ha participado en múltiples bienales, incluyendo las de Venecia, La Habana, Liverpool, Shanghái, Cuenca, Montevideo, etc.

Una videoinstalación donde moradores de barrios marginales son rapados; un banderín con la figura de ‘Panamá' Al Brown; una galería de trofeos que la Banda del Hogar ha recogido a nivel nacional y en el extranjero; un lienzo que ha sido intervenido recientemente y que parece la fachada de un edificio condenado; una estatua que muestra una mujer de raza negra que ofrece una judía blanca en su mano. El montaje multidisciplinario armado por Vélez y Samos tuvo unos inicios sumamente modestos: una conversación entre el artista del performance y el pintor Julio Zachrisson. El escenario era España y el tema de discusión fue el libro de Samos, titulado Divorcio a la panameña. ‘Julio está ciego. Yo le leía el libro de Adrienne. Estábamos conversando sobre la historia de Panamá. Entonces empezamos a hacer un mapa muy interesante de las artes no oficiales que tocan temas populares y que, obviamente, tratan otra estética, que no está relacionada solamente con los artistas, sino también con los deportistas y figuras de nuestra historia'.

En medio de la repetición de temas e intereses, surgió un hilo conductor: una línea narrativa de la República, pero con preponderancia de figuras artísticas que no estén ‘presentando una estética burguesa, light , complaciente, sino una estética del pueblo, con alta calidad artística'.

A través del arte se busca la reafirmación de la identidad nacional, convocando todas las expresiones que de una u otra forma pudieron ser excluidas. La diversidad, la riqueza y la excelencia de las manifestaciones culturales fueron puestas en la balanza, dejando los estereotipos a un lado.

EL DEPORTE POR DEBAJO

Durante una visita guiada realizada en el MAC, y donde fue posible apreciar obras de Brooke Alfaro, Gustavo Araujo, Isaac Benítez, Sandra Eleta, Gerardo Maloney, Emilio Torres, Olga Sánchez, Julio Zachrisson, entre otros, Vélez hizo referencia a ‘Panamá' Al Brown, Ismael Laguna y Ken Buchanan.

Las referencias al boxeo no son gratuitas. Fue precisamente el boxeo lo que le abrió las puertas de la Tate Modern. Sacando partido de la antigua tradición boxística inglesa, Vélez logró colar un cuadrilátero en el centro de la galería, ubicada en Londres. ‘De ahí se hizo toda una coreografía inspirada en el shadow boxing ... Creamos una historia de ficción, con música rap , con bailarines y hip hop. Durante meses trabajamos en conjunto con boxeadores para crear una coreografía especial'.

‘Lo que hace esta exhibición es presentar una línea narrativa de la República en la que aparecen las otras figuras artísticas que obviamente no están presentando una estética burguesa, ‘light', complaciente, sino una estética del pueblo, con alta calidad artística',

HUMBERTO VÉLEZ

ARTISTA DEL ‘PERFORMANCE'

El resultado fueron ‘cuatro horas de locura boxística' que le sirvieron a la administración de la Tate Modern para atraer público a la galería, durante los meses que siguieron a su inauguración.

El deporte como gancho. ¿Podría ser utilizado como una herramienta para culturizar? ‘El deporte puede convertirse en arte; algunas situaciones del deporte pueden transformarse por la belleza de su movimiento, por su acción. Existe una tradición de artistas que se han metido a boxeadores para realizar acciones, performances ...'. Añade que la gente entiende el valor existencial, social y, sobre todo, de acción dramática que posee el boxeo.

Actualmente, Vélez se encuentra enfrascado en un proyecto de arte y educación, un emprendimiento en el que cuenta con el apoyo y la complicidad de Samos. ‘Nuestra idea es aprovechar que existe una gran cantidad de artistas jóvenes, que sienten entusiasmo por el cine, artes visuales y el diseño, aprovechar esto para una realizar un espacio de conversación e intercambio entre los locales y las distintas generaciones', detalla.

La convocatoria no estará limitada a artistas del patio, sino que también incluirá a extranjeros. También participarán curadores y gestores internacionales.

El plan de Vélez es establecerse nuevamente en Panamá y dedicarse a trabajar por la educación y la inclusión a través del arte. Para él sería una forma de contrarrestar la exclusividad de ciertos grupos que restringen su membresía, dejando por fuera a artistas valiosos. Esto se lograría mediante la creación de nuevos espacios, para que los que visiten Panamá no crean que se trata de un país dominado por un solo grupo artístico.

Asimismo, Vélez participará en la segunda edición de ‘Ciudad Múltiple', a realizarse en el mes de agosto del 2019, en el marco de la celebración de los 500 años de fundación de la ciudad de Panamá.

En cuanto al espíritu rebelde, que no solo es parte de la herencia de los cimarrones sino que es un elemento que debe estar presente en la creación artística, Vélez señaló que actualmente existe una tendencia internacional a realizar acciones de tipo político y que pueden tener elementos propios del arte.

Añade que es muy difícil que estos dos elementos puedan fusionarse. ‘Eso depende de cada artista, si puede lograrlo con esa belleza, con ese impacto, con esa fuerza artística... Si el resultado es artístico, perfecto, si lo queda es algo que no solo es mediocre sino que además es propaganda superficial'.