09 de Dic de 2022

Cultura

La ‘Loma de Cayenas' de Vicente García y Juan Luis Guerra

El ganador de tres Grammy latino presenta su nuevo trabajo, un merengue doblemente dominicano

Vicente García (Santo Domingo, 1983) es un hombre que se ha liberado de las rastas, ha brincado al merengue y ha logrado un sueño: presume su nueva canción, ‘Loma de Cayenas', de Sony Music, junto a su compatriota Juan Luis Guerra. Si le observan bien, se darán cuenta de que, el ganador de tres Grammy en 2017, anda más sonriente, más guapo y más latino. García es un músico que ha luchado por mantener los ritmos caribeños en el oído de la gente (esos que algunos han sustituido ‘por el reguetón mal tocado'). ‘Importa que las futuras generaciones sepan que han existido otros géneros además del urbano', sentencia.

‘Me preguntas ¿cómo se ha dado este complot tan dominicano? [ríe a través de la línea telefónica] Desde siempre quise hacer una canción con Juan Luis. Para ello entendí el poder del tiempo. Tuve que esperar el momento indicado y llegó', evoca. Para García, esta oportunidad ‘tan privilegiada' vino con la novedad de un ritmo, uno que no había experimentado. ‘Con esta producción he incursionado en el género más importante de mi país', dice.

Cuando García exploraba la bachata y la balada, su tema ‘Te soñé' superó los 60 millones de visitas en Youtube, una cifra que pocos alcanzan. ‘Ahora estoy en camino con mi nuevo disco, inspirado en el merengue, en los sonidos africanos y haitianos. Lo presentaremos el próximo año', destaca.

El artista, que también trabaja en su proyecto alterno ‘Trending Tropics' con Eduardo Cabra (Visitante), expone que ‘la música tiene más que un compromiso social' en estos tiempos. ‘No es su única función. La música tiene una cuota lírica importantísima. Ha sido herramienta para el amor, desamor, para el dolor, pero también para asuntos políticos y asuntos sociales. A través de la música se logran muchas cosas en el ser humano', especifica.

‘¿Y cómo se cultiva el talento? Con disciplina y espiritualidad. Uno como músico tiene un oficio. Hay que reforzarlo al tocar los instrumentos y cantar a la vez. Debemos conectar con nosotros mismos y con el público. Sentir una energía compartida para poder resonar con todo', responde.

‘No soy un músico antirreguetón; no es cuestión de marcar partido. Pero creo que buscaría la manera de fusionarlo con algo que suene diferente',

VICENTE GARCÍA

CANTANTE

Si se pretendiese alcanzar la primera posición en la lista Billboard, García no aspira a saltar al género urbano. ‘No soy un músico antirreguetón; no es cuestión de marcar partido. Pero creo que buscaría la manera de fusionarlo con algo que suene diferente. De hecho, hay producciones fabulosas que mezclan varios géneros, como lo hizo Tego Calderón. Buscaría un camino diferente', puntualiza. ‘¿Que si se han perdido los géneros latinos?' Sin duda, hace falta el merengue', agrega.

‘¿Si en tiempos de amores en Tinder y likes narcisos de Instagram, todavía se puede cortejar a una mujer con ‘Loma de Cayenas'? (ríe a carcajadas) Bueno sí, a veces son cayenas de Whatssap', avala. Lamenta, además, que aunque se han transformado ‘los mecanismos y las herramientas para enamorar, hacen falta más cartas, más poemas. Hace falta celebrar el amor'.

En otro escenario, Vicente no es indiferente con los tópicos actuales, como por ejemplo los movimientos migratorios en Latinoamérica. ‘Nosotros, en Dominicana, criticamos mucho a los haitianos que entran a nuestro país. A nosotros nos critican cuando nos vamos a Estados Unidos. Todo esto es una cadena que no tiene ningún sentido. Toca cambiar ese pensar. Toca buscar el sentir de la humanidad. No debemos avalar la conveniencia política', reflexiona.

‘¿Y si Donald Trump me invita a la Casa Blanca para cantar ‘Loma de Cayenas'? ¡Wao! Depende del contexto. Si es representando la cultura latinoamericana, no veo ningún problema. Ahora, si es defendiendo una ley contra los inmigrantes, evidentemente no tengo nada que hacer allí', confiesa.