Temas Especiales

25 de May de 2022

Cultura

José Manuel Araúz, mártir de una lucha inconclusa por una mejor educación

El estudiante del Artes y Oficios fue la primera víctima de la violencia que se apoderó de la ciudad de Panamá en mayo de 1958. Se exigía mejorar el estado del sistema educativo, lo mismo que hoy

José Manuel Araúz, mártir de una lucha inconclusa por una mejor educación
José Manuel Araúz, mártir de una lucha inconclusa por una mejor educación

Carros volcados, incendios, vidrieras de comercios destrozadas. Sesenta y dos heridos y varios muertos. Según la cobertura periodística de La Estrella de Panamá , este fue el saldo que dejó la primera huelga estudiantil, la que entre el 19 y 22 de mayo convocó a alumnos de los colegios Artes y Oficios y Richard Neuman; de los institutos Nacional, Istmeño, José Dolores Moscote, Justo Arosemena; de las escuelas Normal de Santiago, Profesional y el Liceo de Señoritas.

A la protesta inicial del 16 de mayo, en el primer ciclo de Aguadulce, se fueron sumando la Unión de Estudiantes Universitarios y la Federación de Estudiantes de Panamá.

Entre los que marcharon a la Presidencia para demandar mejores condiciones de estudio, y a quienes el presidente Ernesto de la Guardia y el ministro de Educación Víctor Juliao se negaron a recibir, se encontraba Miguel Montiel Guevara. ‘Aquel 19 de mayo salimos a protestar... Al llegar a la Presidencia de la República, fuimos reprimidos por la Policía Nacional comandada por el coronel Bolívar Vallarino, a las órdenes del ministro de Gobierno y Justicia, José Dominador Bazán, y del presidente Ernesto De La Guardia Jr.', recuerda.

En los predios de la Plaza Catedral estalló la violencia. ‘Los sucesos se iniciaron aproximadamente a las nueve de la mañana de ayer al intervenir la Guardia Nacional en varios sectores de la ciudad que estaban prácticamente en manos de elementos que se dedicaban al pillaje de almacenes y al más cuantioso saqueo de las casas comerciales que se ha llevado aquí', reportó La Estrella de Panamá .

FICHA BIOGRÁFICA

Fue el primero de varios estudiantes que fallecieron durante enfrentamientos con la Guardia Nacional.

Nombre completo: José Manuel Araúz

Colegio: Artes y Oficios

Nivel académico: Secundaria

Resumen: Estudiante del Colegio Artes y Oficios abatido el 19 de mayo de 1958, durante la primera huelga nacional de estudiantes. Del 19 al 22 de mayo de 1958, estudiantes del Instituto Nacional, Colegio Artes y Oficios, Colegio Richard Neuman, Escuela Normal de Santiago, Instituto Istmeño, Instituto José Dolores Moscote, Escuela Profesional, Instituto Justo Arosemena y Liceo de Señoritas se unen a las protestas iniciadas por el Primer Ciclo de Aguadulce, el 16 de mayo.

‘Busqué protección contra los gases lacrimógenos dentro del Instituto Istmeño allí cerca. El colegio propiedad del aguerrido profesor periodista Alberto ‘Betito' Quirós Guardia sirvió de refugio a una gran cantidad de estudiantes de los colegios públicos que, como siempre, éramos los que protestábamos por mejoras educativas', recuerda Montiel Guevara.

La Estrella de Panamá dio cuenta de las víctimas fatales: Eduardo Jiménez (estudiante de 16 años del Instituto Nacional); Belermina de León, Osvaldo Campbell, Lucio Paz Jr. (estudiante de 16 años de la Escuela de Artes y Oficios); Manuel De Gracia (estudiante de 15 años), Héctor Eloy Gómez, Eduardo Girón (de 5 años de edad), Miguel A. Batista Jr. (estudiante de 16 años de edad), entre otros. ‘Este último murió en la sala de recuperación del Santo Tomás como a las diez y media de la noche de ayer. Es hijo del teniente de la Guardia Nacional, señor Miguel A. Batista. Con excepción del cadáver de Girón, que reposa en el Hospital Gorgas, todos los demás se encuentran en la morgue del Hospital Santo Tomás', reportó ‘La Decana'.

El primero en caer fue José Manuel Araúz, estudiante de la Escuela Artes Oficios, que aquel 19 de mayo de 1958 recibió ‘fuertes golpes' durante el tumulto desatado en la Plaza Catedral, en momentos en que oficiales y agentes de la Guardia Nacional impiden que la marcha continuara su camino hacia la Presidencia.

De acuerdo con el testimonio de Montiel Guevara, Araúz fallece alcanzado por una ‘bomba lacrimógena que le dio en el pecho'. De él, Montiel Guevara —14 años, Instituto Nacional— no recuerda mucho. Solo que era estudiante de secundaria en el Artes y Oficios.

La situación escaló hasta que el Ejecutivo decidió suspender las garantías constitucionales, dado que ‘el orden público se encuentra alterado en esta capital con motivo de la perturbación interna'.

El 22 de mayo, los diarios de la época dieron cuenta de los muchos muertos y heridos. ‘La cantidad real aún es incierta, se decía que eran ocho pero también treinta, y numerosos heridos. Todo está registrado en los anales de las luchas estudiantiles', cuenta Montiel Guevara.

Es el testimonio de aquellos años en los que los estudiantes del ‘glorioso Nido de Águilas, con su Asociación Federada —y bajo la consigna de ‘¡Soberanía o muerte, venceremos!'— encabezábamos todas las protestas callejeras contra la presencia militar estadounidense en el territorio panameño y éramos reprimidos por la policía nacional mandadera de los gringos'.

Las negociaciones

El Pacto de la Colina puso fin a la violencia. Uno de los negociadores fue Humberto Brugiatti, secretario general de la Federación de Estudiantes de Panamá. También participó Carlos Arellano Lennox, quien llegaría a ser ministro de Ambiente. Fue firmado el 29 de mayo.

‘Reclamábamos mejores condiciones de estudios, que arreglaran los colegios... en aquel entonces, como ahora, casi no había librerías, pero sí hacían cantinas por todos partes',

MIGUEL MONTIEL GUEVARA

EGRESADO DEL INSTITUTO NACIONAL

‘El Frente de Reforma Universitaria se consolidó con los acontecimientos del Pacto de la Colina, producto de las conquistas logradas como saldo de los trágicos sucesos de mayo del 58. Fue mi bautizo de fuego en las lides callejeras', indicó Montiel Guevara.

Poco a poco la tranquilidad fue retornando a Panamá y a las otras ciudades del país. En la capital, la policía seguía ‘custodiando los alrededores de la ciudad universitaria', mientras que se retornaba paulatinamente a la actividad normal, ‘haciéndose notorio que han disminuido las unidades de la fuerza pública que en días pasados guardaban la Avenida Central y otros sectores'. ‘La Guardia Nacional ha comenzado a restablecer los semáforos que fueron destruidos durante los disturbios', registraba La Estrella de Panamá .

La situación era parecida en la ciudad de Colón, mientras que en David, La Estrella de Panamá reportaba la firma de un convenido entre las autoridades y los estudiantes del Colegio Félix Olivares, mediante el cual el colegiado rebelde aceptaba retirarse de las instalaciones y no dedicarse a actividades subversivas.