Temas Especiales

20 de Jan de 2021

Cultura

‘En la India vive el alma de este planeta'

Yasef Ananda presenta su cuarto poemario, en el que resalta su fascinación por la India. Tal vez sea la inspiración del poema ‘Viernes', donde señala que el caracol despierto no siente apego a su casa

‘En la India vive el alma de este planeta'
El escritor Yasef Ananda , autor del poemario ‘Abril en Mayo'.

El poemario Abril en Mayo del periodista y poeta cubano Yasef Ananda nos traslada a una tierra enigmática y culturalmente muy alejada de Occidente: La India, de la que llegamos a conocer mantras y lugares como la ciudad Madrás, a través de un conjunto de versos. Ananda considera que ahí se formó culturalmente y aunque ha vivido sus diez últimos años en Beijing, China, el cubano señala a La Estrella de Panamá que en ‘la India vive el alma de este planeta'.

¿Porqué el poemario lo tituló ‘Abril en Mayo'?

Ese título tiene que ver con el acontecer natural de las cosas. El poeta Antonio Machado advirtió: hoy es siempre todavía. Siempre he creído que nuestra existencia, si de alguna manera es cierta, tiene que ser circular.

Es, además, su cuarto poemario.

‘Cuba siempre se extraña y nos duele, por mil razones. Pero tal vez el hogar de un hombre adulto sea donde se puede ganar el pan y apasionarse, sin que eso constituya un delito o una preocupación crónica. El caracol carga con su casa al hombro',

YASEF ANANDA

ESCRITOR

El primero lo publiqué cuando tenía 17 años, se tituló Estado de Sitio. Después llegó a los 20 años El manuscrito de Ananda y, posteriormente, a los 33 años se imprimió La tarde elemental. Pasaron diez años y llega Abril en Mayo. No soy un poeta de metas, soy un poeta de asombros. De alguna manera los años donde no publiqué de forma ‘fluida' al ritmo del comienzo están llenos de guiones de cine, de ensayos, de artículos periodísticos y también, por qué no, de divertimentos.

¿Sus prosas tienen influencia de la literatura japonesa ?

Influencia exactamente creo que no, remembranzas sí. Yo he supurado la literatura japonesa ‘in situ', es decir, he podido vivirla en Japón.

Usted dice que los poemas de su nuevo libro fueron escritos en base a experiencias vividas en Asia pero también evoca lugares de Italia como Cinecittá y tiene cinco poemas bajo ese título, ¿de qué hablan?

Cinecittá son poemas escritos en un restaurante donde un grupo de amigos cineastas solíamos reunirnos para dialogar y reflexionar y también domesticar las horas, ron y puro mediante.

Dedica poemas a Terence Piard, también a Octavio Paz y el pintor Cristóbal Ortega, ¿por qué ellos ?

Terence Piard fue mi hermano espiritual y uno de los cineastas jóvenes cubanos con más talento y preparación. Con Octavio Paz la relación es más de maestro que hurgó en India y, como arquitecto de esas verdades, me proyecto y le rindo un homenaje. Su poesía ha sido uno de los puntales en mi camino. Y Cristóbal Ortega es uno de los artistas de la plástica más interesantes de la escena contemporánea española y un gran amigo.

En el poema ‘Viernes', el caracol despierto no siente apego a su casa, ¿el poeta cubano no extraña su hogar?

Cuba siempre se extraña y nos duele, por mil razones. Pero tal vez el hogar de un hombre adulto sea donde se puede ganar el pan y apasionarse, sin que eso constituya un delito o una preocupación crónica. El caracol carga con su casa al hombro.

Otro de sus poemas se titula ‘Experiencia Sufí'...

Tiene que ver con la indagación del danzar sufí y la observación concreta. El misterio del navegar que se resuelve con la intimidad de la muerte. Y en ese momento es que toda experiencia alcanza su luz más plausible o sencillamente, hay que volver al eterno interrogar que no deja de ser un calvario de permutaciones donde siempre el peregrino anda sediento. La libertad es el peregrinar. La liberación: no necesitar agitarse para entender que aquello que no se necesita ni se desea es lo que te acompañará siempre. La danza sufí es la danza del desapego, que alinea los astros para encontrar la puerta de salida, como un candado de combinaciones.

En la mayoría de los poemas se menciona el mantra ‘Soam', también hace referencia a sitios de la India como la ciudad Madrás, ¿se puede concluir que la fuente de inspiración para escribir, fue la India ?

La India me formó de adolescente. Con 20 años tuve la oportunidad de escribir el guión de ‘Unicornio, el jardín de las frutas', una biografía apócrifa de Omar Kayyam, experimental, que fue la primera coproducción de India con América Latina. Y después trabajé en el cine indio comercial como guionista y establecí relaciones con intelectuales y escritores indios que me ayudaron en mi formación cultural. Para mí, en la India vive el alma de este planeta.

¿Qué rol juega la poesía en esta era digital?

Equilibrar ante tanto vértigo, frigidez y ambiciones de obtener ‘me gusta' que hoy se experimenta en las redes sociales. Entonces, encontrarte con un poema en Internet es como encontrarte con un pez dorado que salta del estante y te dice: sumérgete conmigo.

¿Qué poetas de la actualidad recomienda leer del mundo literario chino?

Poetas como Bei Dao, Mang Ke, Lan Lan y Huang Fan nunca decepcionan.

¿Cómo podemos adquirir el libro y cuáles son sus proyecciones a su futuro?

La primera edición salió por la Editorial de Arte y Literatura de Jiangsu, China. Y habrá una edición este año para Centroamérica y otra edición para Cuba.