Temas Especiales

18 de Sep de 2020

Cultura

Una artista con manos desobedientes

Interesada en el rol del arte para compartir un mensaje e inducir un estado o una emoción

Una artista con manos desobedientes
Una artista con manos desobedientes

Susana González-Revilla es una artista panameña que se mancha las manos con pintura creando enormes lienzos abstractos que buscan generar un estado meditativo, mientras que también construye intervenciones e instalaciones multidimensionales y a su vez, utiliza su cuerpo cual medio para la ‘performance'. Como casi todos los artistas conceptuales, no se rige por un sólo medio, sino que se amolda en sus múltiples facetas, para lo que exige la creación y lo que rige el imaginario de cada obra que construye.

Interesada en el rol del arte para compartir un mensaje e inducir un estado o una emoción, ha estudiado academia en cunas del arte como lo son Scuola Lorenzo de Medici en Florencia y Sarah Lawrence College en Nueva York, mientras que también a ahondado en estudios de conceptualización y escultura en el espacio en lugares como RISD, Kunst Museum Bonn, en Alemania y Victorian College of the Arts en Australia, 2011. Ha participado en un sin numero de talleres experienciales ya que como su búsqueda es continua, también lo es su formación. Viviendo en el exterior fue parte de la compañía Travel Art Dance Co. en Melbourne, Australia, y así, mientras en academia profundizaba estudios de descontextualización y conceptualización en efímeros escenarios, y con su cuerpo, exploraba la improvisación de la danza interpretando y creando, en composición, con el resto del elenco y lo que los del público aportaban.