La Estrella de Panamá
Panamá,25º

12 de Nov de 2019

Cultura

Juliana Barreto:'No hay que ser brillante sino constante y trabajar fuerte'

La empresaria colombiana que disparó su creatividad como una de las inversionistas en 'Shark Tank' para Canal Sony, hoy se emociona al hablar sobre su nuevo emprendimiento: 'Mi jefe es un niño'

Juliana Barreto visitó Panamá para dictar la conferencia'Se empresaria, liderazgo y género'.Erick Marciscano | La Estrella de Panamá

Elegante, femenina y sin poses de fábrica, así se muestra Jualiana Barreto durante nuestra plática. La empresaria colombiana que visita Panamá, desnuda sus creencias como una mujer que aplaude la coherencia y rechaza la victimización. Su historia cuenta una larga carrera en el derecho, las ventas y el hunting fuera de su natal Colombia; un camino que la llevaría a tomar las riendas de Productos La Carreta y a plantarse firme como inversionista en el show de Canal Sony, 'Shark Tank', durante sus dos primeras temporadas. Hoy, abrazando su nueva apuesta, 'Mi jefe es un niño', confiesa que las mujeres “tenemos un sexto sentido y logramos ver en los emprendedores cosas que tal vez los hombres no”.

¿Qué no sabemos de Juliana Barreto?

Soy una mujer de 39 años, tía de cuatro chiquitas, una buena hija, cercana a su familia y hermanos. Abogada, especialista en Recursos Humanos y Ventas, con muchos años de trayectoria laboral. Actualmente codirijo la empresa de mi familia donde se producen derivados de los lácteos y de las frutas. Estuve dos años como inversionista en Shark Tank Colombia, una súper experiencia y ahora un trampolín para desarrollar mis propios proyectos. Estoy liderando, produciendo y siendo anfitriona de 'Mi jefe es un niño', una serie web donde entrevisto a niños menores de 12 años y me cuentan sus emprendimientos, hacemos el seguimiento y les abrimos una cuenta de crowdfunding para que la gente les pueda ayudar en su propósito.

¿Qué ha sido lo más desafiante de compartir esta pasión a través de las pantallas?

Lo más retador ha sido lograr que otros se inspiren con lo que hacemos. Sobre mi proyecto actual, puedo decirte que estos chiquitos nos dan grandes enseñanzas con comentarios genuinos y reales, que no están sesgados. Ellos realmente ven que todo puede ser posible; eso inspira no solo a niños sino a gente adulta, familias enteras.

“No se trata de género, sino de capacidad. De ser coherente con lo que piensas y con lo que dices. Sin embargo, nosotras somos carismáticas; tenemos un sexto sentido; logramos ver en los emprendedores cosas que tal vez los hombres no logran captar”.

Durante dos años fuiste la única mujer en el panel de Shark Tank. ¿Cuál es el plus del pensamiento crítico femenino?

No se trata de género, sino de capacidad. De ser coherente con lo que piensas y con lo que dices. Sin embargo, nosotras somos carismáticas; tenemos un sexto sentido; logramos ver en los emprendedores cosas que tal vez los hombres no logran captar. Como mujeres también tenemos muchas habilidades comprobadas como pensamiento crítico, temas de rentabilidad y gastos. Actualmente en el mundo, las CEO's de las empresas que son mujeres logran una rentabilidad mucho mayor al 16% que cuando las maneja un hombre. No podemos sentirnos menos; los géneros son diferentes y cada uno tiene sus fortalezas; la idea es complementarnos y saber que podemos llegar hasta donde nos propongamos sin victimizarnos. Históricamente hemos visto que no hemos tenido las mismas oportunidades que los hombres, pero ahora estamos viviendo un momento muy importante para nosotras en el que somos mayoría en el mundo. Debemos creer que somos capaces y sentir la obligación de prepararnos.

Las mujeres de hoy han logrado diversificarse muy bien

Es que somos muy buenas planeando y estando en muchas cosas a la vez.

Sin embargo, también hay victimización de la figura feminista...

Claro, me encantan los movimientos feministas pero a veces me preocupan muchísimo porque uno mismo se autoexcluye. No se trata del género sino del rendimiento. No hay que ser brillante sino constante y trabajar fuerte; solo se logra lo que se quiere con esfuerzo, disciplina, levantándose temprano.

¿Qué nos hace falta en materia de educación financiera?

Para cualquier decisión que tomes debes estar preparado; nadie se las sabe todas. Si decides emprender o simplemente manejar tus cuentas siendo un empleado, necesitas prepararte. Hoy no existe una excusa para no aprender, tenemos todos los medios para hacerlo. Entra a Google y busca lo que quieras. No se trata solo de habilidad sino de ganas y convicción; de reconocer. Que maravilloso ser consciente de que si produces tu dinero, puedes tomar cualquier decisión en la vida.

¿Cuál ha sido el precio de poner a andar tus proyectos?

Me ha costado tiempo valioso con mi familia y sacrificar momentos con mis amistades. Sin embargo, trato de equilibrarlo. Se trata de lograr el balance.

Has dicho que en el emprendimiento es importante que el equipo esté conformado por personas con diferentes habilidades y que cada una sepa cuál es su rol. ¿Cómo debe ejercerse el buen liderazgo?

Siempre me preguntan si el líder nace o se hace y creo que ambos. Hay gente que tiene habilidades y competencias importantes con las que nace. También pueden adquirilas. Un líder tiene que ser ejemplo para otros, no puede exigir cuando no es ejemplo. Debe ser coherente con lo que dice, como actúa y como piensa. No puede delegar algo y actuar de otra manera.

Cuestión de integridad...

¡Exacto! y también viene de la palabra reconocimiento. Hay que saber en qué cosas no lo estás haciendo bien y parar. Los plausos en público y los regaños en privado. La capacidad de aceptar nuestros errores es valiosísima.

¿Cómo entran en esta ecuación las habilidades blandas para ganar competitividad frente a la disrupción tecnológica?

Está comprobado que lo más está importante cuando eligen entre varios candidatos para un puesto en una empresa, son sus habilidades blandas. No se trata de lo que sepan ni de cómo manejan el Microsoft Excel, es mucho más importante cómo saludas y te relacionas con otros, cómo empatizas, cómo te das cuenta de que alguien está pasando por un mal momento. No hay derecho a que aún existan líderes que te exigen estar 24/7 en una compañía y no se dan cuenta de que la familia es mucho más importante; eso es lo que realmente cuenta, lo demás pasa. Hay muchas empresas que en algún momento te dicen adiós y ¿dónde queda el tiempo invertido? Es necesario cuidar a nuestros colabores, a quienes están con nosotros.

¿Cómo podrían las organizaciones de la actualidad mejorar la vinculación del personal con la marca?

Cuidando a la gente, haciéndola partícipe de lo que quieres lograr. Cuando en una empresa desde los líderes hasta los practicantes conocen los objetivos, todos pedalean hacia el mismo lugar. Para eso debes trabajar en cultura y crear los momentos donde la gente hace match con la organización, como un café en la mañana. Allí puedes ver qué está pasando y en qué puedes mejorar. Las empresas que no invierten en su recurso humano están muy mal.

¿Cuáles son los mayores paradigmas del emprendedor latino?

Aunque tendemos a ver el miedo y el fracaso como algo negativo, para mí es algo súper poderoso. Estuve en Israel este año, que después de Silicon Valley es el segundo país que tiene más emprendimientos en el mundo y ellos aplauden el fracaso y le enseñan a los niños que fracasar es importante. Si uno no fracasa, no tiene oportunidades de mejorar. El fracaso nos permite ver cómo seguir hacia adelante.

¿Crees que nuestros gobiernos deberían darle un mayor acompañamiento a las pymes?

Ya lo están haciendo. En Panamá, Colombia y el resto de Latinoamérica los gobiernos están comenzando a darse cuenta de la importancia del emprendimiento. La banca también se está incorporando y los emprendedores son un nicho súper importante. Es una responsabilidad no solo de los gobiernos, sino de la academia y del sector privado.

¿Tiene una edad óptima el emprendimiento?

No, pero los estudios dice que si las personas se inician en el mundo corporativo y emprenden después de los 30 su posibilidad de éxito es mayor. Haz lo que más amas, hazlo muy bien, que te puedan pagar por eso y que logres un impacto en los que amas, sea como empleado o como empleador.

¿Qué te ha dejado la posibilidad de trabajar con niños en tu nuevo proyecto?

Trabajar con niños es divino. No están sesgados ni horrorizados, te sorprenden con la manera en la que manejan sus negocios. Por otra parte, el emprendimiento a través de 'Mi jefe es un niño' le enseña a los pequeños la importancia del dinero, cómo tener rendimiento financiero, trabajo en equipo, tolerancia a la frustración, creatividad e innovación.

¿La mejor inversión de Juliana Barreto?

La mejor ha sido prepararme para inspirar a otros y hacer las cosas bien. También hay una especial, del programa, llamada 'Bendito Arroz', es un arroz con leche de varios sabores, que pronto entrarán a Panamá.