25 de Feb de 2020

Cultura

'El Atelier', proyecto florentino que vuela en alas doradas

Gian Carlo Aiosa y Manuel Ortega vuelven realidad un sueño de vida que interconecta las culturas latinoamericanas con los matices europeos en un taller dedicado a la historia y el arte, fundado en lo profundo de Italia

Esta mañana cuando abrí el diario de Florencia me capturó un el titular de un artículo que decía: “Florentinos entre luces y sombras” y un subtítulo que narra “Ricos, cultos y más longevos de Italia”, acompañados con tablas de comparaciones que retratan a esta inigualable ciudad.

Equipo de L'Armadillo Atelier 51r en Florencia, Italia.Cedida

Cappuccino y croissant se acumulan en un único ritual a todos los presentes en las pasticcherias italianas. Desayuno generalmente en pie, pero hoy rompo la regla; esta mañana, bajo mi fotografía, que ilustro para ustedes, se encuentra una mesa en estilo liberty, flores naturales en el centro de ella, mi cappuccino, mi croissant y sentado escribiendo en mi computadora portátil, la siguiente historia de un paisano santiagueño y un compañero de academia que me han permitido desnudar su maravillosa historia.

Gian Carlo Aiosa nació en la isla de Elba en 1953, de madre nacida en la isla de Panteleria y de padre proveniente de las montañas de la Madonia de Palermo. Su padre, que ejerció una vida como carabiniere, marcando su vida con la particularidad de que en los cinco cuarteles que prestó servicio, su hijo nacía. Gian Carlo es el quinto y último hijo de la dinastía Aiosa. Este estudia pintura en la Academia San Marco de Florencia graduándose en el 1976, siendo un artista poseedor de muchos conocimientos en la pintura, grabado y demás técnicas artísticas.

Manuel Ortega nació en Santiago de Veraguas (Panamá) en el 1956. Aún en mi mente está el recuerdo del encuentro con Manuel en la ciudad de Florencia. Era 1982, cuando mi paisano llegó con sus pertenencias: una chácara repleta de sueños (la juventud soportaba todos eso anhelos), y en Manuel florecía cada día sus grandes propósitos.

'El Atelier', proyecto florentino que vuela en alas doradas
“Fundado en 2014 como una organización sin fines de lucro, abre a sus miembros un espacio de arte que conserva la tradición de los históricos talleres florentinos”,
ARISTIDES UREÑA
ARTISTA

Gian Carlo y Manuel después de seis años celebran el inicio de una gran aventura, un atelier ideado como escuela de grabado y litografía, aventura sostenida al inicio por el Aiosa y el veragüense, quien es fundador, director e incansable maestro de técnicas de grabado.

Manuel Ortega en sus 38 años de estadía en Florencia ha pasado bajo las manos de los mejores talleres de gráfica de la región y bajo la didáctica de los ancianos artistas gráficos de Italia. Actualmente se encuentra a la cabeza del taller—escuela El Armadillo, actividad que es parte de esas empresas manejadas por extranjeros—, y que con mucho gusto entraremos a conocer.

El 'atelier' y sus actividades

L'Armadillo Atelier 51r es un laboratorio de artes gráficas y de impresión ubicado en Italia, en un edificio histórico en el corazón de Florencia, a pocos pasos de la Iglesia de Santa María Novela. Fundado en 2014 como una organización sin fines de lucro, abre a sus miembros un espacio de arte que conserva la tradición de los históricos talleres florentinos. Punto de encuentro entre las artes gráficas antiguas y el grabado contemporáneo; lugar de intercambio de experiencias artísticas al servicio de los usuarios y las artes.

'El Atelier', proyecto florentino que vuela en alas doradas

Nació del deseo de los dos maestros fundadores, Gian Carlo Aiosa y Manuel Ortega, de transmitir su vasta experiencia y valiosas habilidades, adquiridas durante más de treinta años en el campo de las artes gráficas, donde la tradición y la experimentación se fusionan para ofrecer a los asociados con la posibilidad de aprender y perfeccionar antiguas técnicas calcográficas y experimentar nuevas expresiones artísticas directamente de maestros italianos e internacionales, promoviendo la filosofía de participación y el intercambio de conocimientos como base del estatuto de la asociación.

En un ambiente agradable, que se asemeja a las antiguas tiendas renacentistas, L'Armadillo se ha convertido durante años en un punto de encuentro donde nacen intercambios culturales y comparaciones con artistas de todo el mundo. Y les puedo asegurar que fue un resultado difícil de alcanzar.

'El Atelier', proyecto florentino que vuela en alas doradas

Un espacio abierto al arte en el cual se organizan exposiciones, eventos, cursos, talleres, clases magistrales sobre temas múltiples y variados temas, que permiten a los que participan experimentar el arte, no solo como pasión o curiosidad, sino como una oportunidad para aprender una profesión fascinante. El taller Armadillo también ofrece cursos de capacitación y desarrollo profesional, colaborando con otras asociaciones y estructuras escolares.

“Nació del deseo de los dos maestros fundadores, Gian Carlo Aiosa y Manuel Ortega, de transmitir su vasta experiencia y valiosas habilidades, adquiridas durante más de treinta años en el campo de las artes gráficas”.

Por esta razón, sus propuestas están dirigidas a un público muy amplio, sin límites de edad o culturales. Esto hace posible fortalecer el objetivo principal de la asociación, que es hacer que el arte y la cultura sean accesibles para todos. Durante los cursos, que se llevan a cabo todos los días en pequeños grupos de personas, se abordan todas las técnicas, desde las más tradicionales, como el grabado, aguatinta, mezzatinta, punta seca, hasta explorar las técnicas más contemporáneas y experimentales.

'El Atelier', proyecto florentino que vuela en alas doradas

Durante el año pasado, Armadillo ha organizado trece exposiciones de artistas italianos y extranjeros que han tenido un gran éxito y participación del público. El taller está ubicado en un barrio muy popular y los turistas se detienen para visitar las exposiciones actuales y el laboratorio.

Los talleres que se organizan periódicamente los fines de semana ofrecen una amplia variedad de temas, desde el grabado tradicional hasta las técnicas más innovadoras, desde la litografía hasta la técnica de Hayter, desde el dibujo de la vida a la ilustración, desde la acuarela a la pintura hasta la fabricación de papel hecho a mano para la creación del libro del artista. Muchos fueron dictados por los expertos en exhibición, quienes transmitieron su técnica y su arte.

Durante 2019 se organizó una competencia de grabado llamada #MostraLaLuna, para celebrar el 50 aniversario del aterrizaje en la Luna y se obtuvo una gran participación. Se seleccionaron treinta grabados, con los cuales se organizó una exposición en julio pasado. El primer premio permitió a un artista exponer en una exhibición personal en nuestro taller.

'El Atelier', proyecto florentino que vuela en alas doradas

El Taller de Armadillo quiso recordar el cincuentenario del aterrizaje con una serie de eventos que permitieron a los participantes “acercarse” a la Luna. A su manera, fue un viaje pequeño y emocionante en tres eventos interesantes y útiles para aprender sobre nuestro satélite mágico, hablando sobre la historia del arte, la astrofísica y el teatro.

L'Armadillo Atelier continúa en su objetivo de difundir y compartir cultura y arte con un calendario de citas muy ricas también para el año 2020, que se actualizan constantemente en su sitio web armadilloatelier51r.com y en las redes sociales de Facebook e Instagram.

Ya termino mi desayuno y este sincero texto, donde trato de fotografiar la tenacidad con la cual muchos panameños surcan nuestros confines, para ser dignos representantes de la cultura y sabiduría de la cual podemos sentirnos orgullosos. Y yo, en esta ocasión, bebo el último sorbo de mi cappuccino sintiéndome muy gozoso de celebrar este bonito acontecimiento.