Temas Especiales

12 de Jul de 2020

Cultura

Personajes que no desmayaron ante los paradigmas sociales

Eran tiempos con ideas retrógradas que suponían discriminación, olvido y censura, frente al aporte de mujeres destacadas en la cultura, la investigación, la política y el arte. Estas figuras lograron pisar firmes ante la injusticia y brillar a través del conocimiento

Luego de que esta semana la Galería Nacional de Londres cancelara la exposición de la artista barroca Artemisia Gentileschi, -las obras debían provenir de una Italia bloqueada por el Covid-19-, una iniciativa ansiada por muchos, vale la pena rescatar la obra de mujeres que como la pintora italiana, hoy son referentes en el arte, la política, la ciencia y la cultura, pero en la época que les vio nacer, se enfrentaron a rígidas estructuras sociales que intentaron frenar los frutos de sus ideas pujantes y poco convencionales. Aunque Artemisia fue la primera mujer en ingresar a la Academia de Bellas Artes de Florencia, padeció la indiferencia del mundo artístico en el siglo XVI. Reunimos la vida y obra de seis mujeres que como ella, fueron gestoras de cambio en Panamá y el mundo.

Clara González, Panamá (1898-1990)

Personajes que no desmayaron ante los paradigmas sociales

Fue la primera mujer en obtener el título de abogada en Panamá, la primera de América Latina en lograr el título de doctora en Leyes por la Universidad de Nueva York y la primera en ocupar el cargo como jueza del Tribunal Tutelar de Menores. Creadora del Partido Nacional Feminista en 1923 y de la Escuela de Cultura Femenina en 1924.

Propició el derecho de la mujer a sufragar y se destacó por una lucha bajo los principios de igualdad y democracia.

Para la académica Yolanda Marco Serra, autora de la obra biográfica Clara González de Behringer, “a pesar de los reconocimientos que se le han hecho, a pesar de que el Tribunal Tutelar de Menores lleva hoy su nombre y de que se le han otorgado algunas distinciones y medallas, todavía el país y la ciudadanía le deben gratitud y honores a esta mujer, que fue digna, honesta y dedicada a la reforma social en beneficio de las personas más discriminadas y de los más débiles de la sociedad”.

“Muy inteligente, muy tenaz, sabía lo que tenía que hacer y eso estaba por encima de todo. La vida de ella estaba consagrada como si fuera una monja. Era de carácter muy firme en sus ideas, pero era una mujer bondadosa”, Berta de Quezada de Moscote, 1993.

Esther Neira de Calvo, Panamá (1890-1978)

Personajes que no desmayaron ante los paradigmas sociales

Titulada como profesora de Literatura en Notre Dame, Brúcelas, con estudios de Pedagogía y Psicología en Estados Unidos, fue maestra, activista por los derechos de las mujeres y Asambleísta Constituyente de Panamá.

Fundó la Liga Patriótica Femenina y de 1939 a 1949, fue nombrada representante de Panamá en la Comisión Interamericana de Mujeres de la Organización de los Estados Americanos, y posteriormente, ocupó la secretaría ejecutiva hasta su retiro en 1965. Dedicó los últimos años de su vida a la pintura, hasta su muerte.

“Para Esther Neira de Calvo la razón principal del feminismo no era obtener el derecho al sufragio, pues, a pesar de ser un factor importante para cambiar la condición de la mujer, no se constituía en una solución para todo”, reseñan Ángela Alvarado y Yolanda Marco en De la tradición a la participación pública, 1997.

Reina Torres de Araúz, Panamá (1932-1982)

Personajes que no desmayaron ante los paradigmas sociales

El fallecido educador y ensayista panameño Diógenes Cedeño Cenci, se referiría a Reina Torres de Araúz como “una insigne antropóloga nacional a quien se debe el verdadero despertar del país en el rescate del Patrimonio Histórico. Quienes la conocimos. sabemos de su gran interés por preservar todo l concerniente a nuestra identidad cultural”.

La etnógrafa y académica fue la creadora de la Dirección Nacional de Patrimonio Histórico dentro del antiguo Instituto Nacional de Cultura y autora de numerosos artículos y libros sobre historia, ecología y antropología. “Sus primeras investigaciones sobre los indios chocoes del Darién fueron una revelación, que, durante años, ha continuado en todo el país y ha culminado en la reorganización del Museo en el que la vida individual y colectiva del hombre de Panamá, se ofrece en una visión completa y objetiva”, Beatriz Miranda de Cabal, 1982, en Aproximación a la obra de Reina Torres de Araúz.

Recientemente la revista National Geographic reconoció su obra en una publicación especial dedicada a 20 mujeres exploradoras del mundo.

Maggie Walker, EEUU (1864-1934)

Personajes que no desmayaron ante los paradigmas sociales

Fue la primera mujer negra en fundar y ser presidenta de un banco en los Estados Unidos. En ese momento, las instituciones financieras discriminaban fuertemente a los afroamericanos y la visión de Walker, hija de antiguos esclavos era crear un lugar en el que pudieran guardar su dinero en su propia comunidad y desarrollar un sentido de pertenencia y poder financiero.

Su banco de ahorros, llamado St. Luke Penny abrió en 1903 en Richmond, Virginia y fue cultivando éxito tras éxito hasta convertirse en emblema de uno de los mejores ejemplos de liderazo. Para 1920, el banco había emitido hipotecas a más de 600 familias negras y empleaba a cientos de personas de color. Su iniciativa inspiró a miles de mujeres afroamericanas a seguir sus pasos.

En sus inicios, Maggie fue educadora por varios años y luego de todos sus éxitos su mejor y más grande enseñanza fue poner el bien común como prioridad y brindar las bien merecidas oportunidades que todo ser humano merece para tener una vida digna y plena.

Grace Humiston, EEUU (1869–1948)

Personajes que no desmayaron ante los paradigmas sociales

Mejor conocida como la 'Sra. Sherlock Holmes', se convirtió en una leyenda a principios del siglo XX por ir al rescate de los más desprotegidos, no sólo como abogada sino al convertirse oficialmente en la primera mujer detective del mundo moderno.

La suspicaz detective fue una de las primeras mujeres en estudiar leyes en la Universidad de Nueva York, la única escuela de derecho que admitía mujeres. Grace exoneró a inocentes a minutos de su ejecución, resolvió casos imposibles para la policía local y desenmascaró operaciones de esclavitud de inmigrantes italianos y abuso sexual sistemático por parte del ejercito norteaméricano en la víspera de la primera guerra mundial.

El primer caso importante de Grace involucraba a Antoinette Tolla, condenada a la horca por asesinar en defensa propia a un hombre que intentó abusar de ella en su hogar.

La comparación con el famoso y muy querido personaje literario británico, nace de su posterior éxito resolviendo la extraña desaparición de la joven, Ruth Cruger, en 1917. Fue reclutada como investigadora especial por la Policía de Nueva York en la división de 'mujeres desaparecidas'.

Artemisia Gentileschi, Italia (1593-1654)

Personajes que no desmayaron ante los paradigmas sociales

Fue una pintora italiana, considerada la mayor artista femenina de la época barroca. Su imponente obra le hacía rivalidad a los grandes maestros italianos reconocidos mundialmente por su extraordinaria capacidad de conmover a las masas con sus creaciones.

En una época en la que las mujeres tenían pocas oportunidades de seguir una formación artística o desarrollarse profesionalmente, Artemisia fue la primera mujer en convertirse en miembro de la Accademia di Arte del Disegno de Florencia. Su legado, sin embargo, está envuelto en un juicio que alteró el curso de sus pinturas y su vida.

En el público y notorio juicio que duró siete meses, el también pintor, Agostino Tassi fue acusado de abusar de Artemisia, de entonces 17 años, cuando era su tutor de arte privado.

Las pinturas de Artemisia Gentileschi han sido interpretadas casi exclusivamente como una venganza simbólica contra el hombre que la violó. Según los historiadores de arte, Artemisia canalizó su rabia en muchas de sus pinturas de mujeres agraviadas como Cleopatra, Lucrecia o Betsabé.