Temas Especiales

12 de Aug de 2020

Cultura

Yigo Sugasti: 'La música es una compañera que no puede faltar en nuestras vidas'

El músico participó en el encuentro virtual 'Redes y alianzas latinoamericanas para la música', organizado por Trama

A fin de resaltar la labor de diversos sectores de la industria creativa se efectuó por tercera vez, los días 24 y 25 de julio el programa Trama 2020, pero esta vez de una forma diferente, a través de un encuentro virtual en el que profesionales de los diversos sectores de la economía creativa panameña compartieron sus experiencias, conocimientos e iniciativas innovadoras.

Yigo Sugasti es creador de la Fundación Tocando Madera desde hace 16 años.Cortesía

Este encuentro virtual liderado por Ciudad del Saber, en colaboración con varias organizaciones aliadas y con el apoyo del Ministerio de Cultura de Panamá, cerró la programación online del primer día con el tema 'Redes y alianzas latinoamericanas para la música', donde participaron Daniel Aisemberg (Asociación para el Desarrollo de la Industria Musical Iberoamericana); Octavio Arbeláez (Circulart, Colombia); Tomás Muhr (Imesur, Chile); Ana Rodríguez (International Music Managers Forum, México); Paula Rivera (Instituto Nacional de la Música, Argentina) y Yigo Sugasti (Fundación Tocando Madera, Panamá) quienes conversaron de las oportunidades para nuestro país en el ecosistema latinoamericano de la industria musical.

En ese sentido, Yigo Sugasti, creador de la Fundación Tocando Madera desde hace 16 años, señaló que son varios los actores que forman parte del desarrollo artístico de un país, sin embargo, las personas solamente conocen al artista cuando ya está desarrollado y consumado.

“En estos últimos 10 años me he sentido honrado de haber sido el interlocutor de todos los procesos de redes y alianzas para la música en Panamá”, dijo Sugasti durante su intervención en el webinar.

Añadió que pese a la pandemia, ha notado un gran avance de la industria creativa, por primera vez en 10 años, en Panamá. “Hemos empezado a hermanar procesos que se han ido activando de manera necesaria, espontánea e inteligente, como por ejemplo, la gran plataforma Trama que Ciudad del Saber nos pone en este momento a la mano y que ha permitido que podamos converger estos dos días”, resaltó.

“Por primera vez tenemos en conjunto la posibilidad de hacer un puente inteligente y científico de unir al Estado a través de un Ministerio de Cultura y todas las iniciativas privadas de desarrollo en pro no solo de la música, que es el tema que nos compete”
YIGO SUGASTI,
FUNDACIÓN TOCANDO MADERA

Destacó, además, la reciente creación del Ministerio de Cultura de Panamá. “Otra de las cosas que resalto –y que son muy positivas para el país– es el hecho de que organizaciones gremiales, como la Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de Panamá, hayan abierto sus puertas a las industrias creativas. Realmente son grandes noticias; y que todas estemos trabajando en conjunto, lo es mucho más”, reconoció Sugasti.

El gestor cultural aseguró que Panamá está pasando por un momento trascendental en el desarrollo de la industria musical.Archivo | La Estrella de Panamá

El gestor cultural aseguró que Panamá está pasando por un momento trascendental, especialmente en el desarrollo del ámbito musical.

Compartió que se están gestando nuevas oportunidades para la música panameña, no solamente desde el sector privado, que si bien tiene un paso muy firme y fuerte, se ha frenado en este momento por la crisis sanitaria mundial.

“No solamente las sociedades de gestión colectiva están activadas, sino también organizaciones como Tocando Madera, Fundación Ciudad del Saber, Danilo Pérez, entre otras que están trabajando en el desarrollo de nuestro renglón, sobre todo ahora que por primera vez tenemos en conjunto la posibilidad de hacer un puente inteligente y científico de unir al Estado a través de un Ministerio de Cultura y todas las iniciativas privadas de desarrollo en pro no solo de la música, que es el tema que nos compete”, enfatizó.

La reciente edición de Trama se llevó a cabo como un nuevo espacio para discutir sobre las industrias culturales y creativas.Cedida

De acuerdo con el músico, las industrias creativas, proveedores de todos los servicios que este campo necesita para funcionar, han sido víctimas de la crisis mundial a causa de la covid-19.

“Pese a ello tenemos la oportunidad de reinventarnos, pero no para cambiar la experiencia orgánica y viva del intercambio musical. Esta coyuntura nos ha hecho entender que necesitamos prepararnos más, aprender más de aquello en lo que nos movemos, y del mundo en el que queremos estar y pertenecer”.

Se trata de “una industria que tiene más de cien años y que está empezando a ver que el desarrollo artístico, la música emergente y las nuevas plataformas tienen un mismo rol para alimentar en conjunto a la música, no solamente para el desarrollo económico de nuestros países, sino también como un vehículo para cambiar la sociedad”, zanjó.

Manifestó que desde el encierro “nos hemos dado cuenta de que la música es una compañera que no puede faltar en nuestras vidas. Este mundo sin música no funciona. La música es parte integral de la vida del ser humano”.

Para Sugasti, en Panamá por primera vez se está logrando que converjan y se mantengan alineados el talento, las ganas, y las nuevas oportunidades.