Temas Especiales

28 de Oct de 2020

Cultura

Ignacio Casillas:'Salud, educación y tecnología serán sectores clave para la reactivación en materia de empleo'

El director regional de la multinacional estadounidense Manpower Group apunta a que las estadísticas proyectan a Panamá como uno de los primeros países en levantarse de la crisis. Sin embargo, insiste en la necesidad de estar 'preparados' para aprovechar las ventajas que supone su posición geográfica y conectividad

Con 20 años de experiencia en la implementación de proyectos industriales y logísticos en México, así como en liderazgo empresarial, Ignacio Casillas, director regional para el Caribe y Centroamérica de Manpower Group, ha podido explorar el mercado en materia de empleabilidad, desde una plaza que supone nuevas estrategias de cara a una economía postpandemia. 

Considera que uno de los retos de Panamá en la actualidad “es tener la facilidad de trabajar con equipos multiculturales y multidisciplinarios” que estimulen el aprendizaje. “Cuando trabajas con alguien de otra cultura y región, también aprendes, y necesitamos particularmente en Panamá abrirnos a eso”, remarcó. 

“Panamá es de los países que tiene las mejores expectativas de superar la crisis rápido, y debemos aprovechar el tema logístico y de conectividad. También tenemos el gran reto de estar preparados para tomar las oportunidades”, confiesa. 

Durante una entrevista con este medio, el experto en gestión de talentos analizó los matices de las nuevas tecnologías y las relaciones humanas en las organizaciones, las líneas de acompañamiento de las empresas a su plantilla de colaboradores y opinó sobre el modelo de protección de profesiones vigente en Panamá, que si bien considera satisfactorio para el desarrollo del talento interno, “lo hemos implementado por tanto tiempo que estamos perdiendo la oportunidad de tener y desarrollar talentos de otros lados”, demás, “ahora la gran preocupación es hacer que todas las personas que están en Panamá, puedan ser competitivas no solo para trabajar en el país, sino con empresas de otros lugares del mundo”.

Ignacio Casillas cree fielmente que la coherencia entre lo que se dice y lo que se ejecuta, es uno de los distintivos del verdadero liderazgo.Cedida

Desde Manpower Group realizan exploraciones constantes en materia de empleabilidad. ¿Cuáles son en este momento las áreas clave de aprovechamiento para la reactivación en el campo laboral?

Panamá tiene una gran ventaja que creo a veces no valoramos, y es su posición geográfica. De acuerdo con las estadísticas, este es uno de los países que más rápido podrá salir de la crisis económica global. Panamá es de los que tiene las mejores expectativas de superarla rápido, y debemos aprovechar el tema logístico y de conectividad. Sin embargo, también tenemos el gran reto de estar preparados para tomar esas oportunidades que estoy seguro de que se van a dar en tres ámbitos: en temas de salud, ya vimos que en el mundo se debe replantear el sistema; en segundo lugar, se tiene que replantear el modelo educativo; y en tercer lugar, la tecnología, que ya es una realidad, porque podemos seguir trabajando y dialogando a través de esta, solo que ahora implica otros riesgos y por eso vemos un incremento importante en temas de ciberseguridad, de mercadeo digital y del aprovechamiento de los diferentes canales de redes sociales, porque es la forma en la que hoy estamos interactuando.

En cuanto a competencias y competitividad, ¿que áreas demandan mayor experiencia y preparación académica?

Una de estas áreas es todo lo que tiene que ver con servicio al cliente. Hoy como clientes nos hicimos más exigentes y queremos inmediatez; ahora no queremos comprar, sino consultoría. Y algo muy importante es que a las personas actualmente no nos gusta interactuar con las máquinas en términos de atención. La segunda área que requerirá más personal es la de gestión de talentos o de Recursos Humanos, que hoy tiene el gran reto de aprovechar la tecnología y las plataformas que estamos usando sin deshumanizar el proceso; y el otro gran reto que tiene es la atracción de talentos; las compañías de hoy competimos por el mejor talento. Recordemos que desde hace muchos años hemos estado hablando de la necesidad de crear marca-empleador, porque las organizaciones nos hemos preocupado por desarrollar marcas comerciales, algo que es muy bueno porque nuestros productos y servicios se desplazan, pero es necesario crear marca desde el empleador para tener al mejor talento, y el otro gran reto es retenerlo. Uno de los grandes miedos de las organizaciones es invertir en el desarrollo y capacitación de la gente, y que se vaya.

¿Cómo edificar una estructura sólida de identificación con la organización de la que somos parte?

Una forma de hacer que la gente se ponga la camiseta y sea embajadora de marca de nuestra organización es viviendo los valores de manera congruente. Recordemos que hoy los líderes somos observados porque tenemos que ser congruentes entre lo que decimos y lo que hacemos. El líder de hoy tiene que ser inspirador; ya no es el jefe ni el que tiene la posición más alta en la organización, el que gana o sabe más, es el que logra inspirar a los demás y se preocupa por el desarrollo profesional de todos. Si logro desarrollar a mi equipo, me estoy desarrollando yo mismo. Esa es una forma de hacer que nuestros colaboradores se pongan la camiseta y vivan los valores de nuestra organización.

“Recordemos que hoy los líderes somos observados porque tenemos que ser congruentes entre lo que decimos y lo que hacemos. El líder hoy tiene que ser inspirador; ya no es el jefe ni el que tiene la posición más alta en la organización, el que gana o sabe más, es el que logra inspirar a los demás y se preocupa por el desarrollo profesional de todos. Si logro desarrollar a mi equipo, me estoy desarrollando yo mismo”
IGNACIO CASILLAS
DIRECTOR REGIONAL DE MANPOWER GROUP

¿Cuáles son las áreas más sensibles ante la crisis donde se requiere un mayor soporte y acompañamiento por parte de la empresa hacia sus colaboradores?

Particularmente en la situación que estamos viviendo, necesitamos ser empáticos con los colaboradores. Si hablamos de teletrabajo, un líder tiene que entender y ser paciente. En segundo lugar, con esta contingencia de salud, hay que abrir espacio a las emociones porque tenemos miedos: a contagiarnos, a que alguien de nuestra familia se contagie, a perder el empleo, a no ver a la familia; todo esto genera emociones y hay que abrir espacios para que se den, porque además, queremos productividad; hay que eliminar la incertidumbre mientras se pueda, porque necesitamos que la gente esté concentrada en el trabajo y tenemos que flexibilizar.

En Panamá no estábamos preparados para el teletrabajo. ¿Cómo consideras que se puede lograr una gestión exitosa con mecanismos que auditen y estimulen la productividad?

Hay que preparar a los líderes, porque a lo mejor tampoco sabemos supervisar a distancia. No hay forma de ejecutar un modelo de teletrabajo exitoso si no hacemos una supervisión por objetivos, no por tiempo; eso hay que replantearlo. Segundo, hay que preparar a los líderes para que puedan replantear esos objetivos y su modelo de supervisión; esa es una de las grandes funciones que hoy tiene Recursos Humanos; en cinco meses ya pudimos ver a quién le está costando trabajo y a quién no, quién sí lo está llevando de manera exitosa y quién no, y para eso existen fórmulas.

¿Cómo se puede lograr el engranaje ideal entre el talento local y el aporte del recurso humano especializado extranjero en las áreas que el mercado panameño lo demanda?

Esa es otra de las grandes ventajas que hoy nos puso en muestra el teletrabajo. Para tener acceso a personas con una especialización diferente, no necesariamente lo debo tener en Panamá. Hoy puedo tener acceso a esta en cualquier parte del mundo; esto a lo mejor nos lleva a un tema un poco más polémico y que creo que a Panamá ya le empieza a generar un poco de conflicto en términos de desarrollo, y es el tema de las profesiones protegidas. Creo que el modelo de protección de profesiones es bueno para desarrollar el talento interno, pero lo hemos implementado por tanto tiempo, que estamos perdiendo la oportunidad de tener y desarrollar talentos de otros lados. Ahora la gran preocupación es hacer que todas las personas que están en Panamá pueden ser competitivas para no solo trabajar en el país, sino con empresas de otros lugares del mundo. Por otro lado, hay un gran reto en el istmo que tiene que ver con la preparación profesional y el manejo del idioma inglés; es algo súper necesario, que se demanda en todas las organizaciones; también lo es tener la facilidad de trabajar con equipos multiculturales y multidisciplinarios porque eso es parte del aprendizaje; cuando trabajas con alguien de otra cultura y región, también aprendes, y necesitamos particularmente en Panamá, abrirnos a eso.

¿Qué áreas demandan mayor calificación en el país actualmente?

Te comentaba particularmente sobre el manejo del idioma inglés; la negociación; la comunicación, porque debes tener la habilidad de comunicar tanto hacia arriba como hacia abajo de la organización, la capacidad de comunicarte con tus clientes y proveedores, con el sindicato, con las autoridades, entonces las habilidades de comunicación hoy son muy demandadas; hay otra gran habilidad muy demandada, que es la resolución de problemas complejos, que es la capacidad que hemos ido perdiendo de ser analíticos. Hoy hay tanta información, que hemos perdido la capacidad de investigación; a lo mejor creemos que investigar es entrar a Wikipedia o Google, pero no.

Hace unos meses conversé con Ricardo Hausmann, director del Laboratorio de Crecimiento de la Universidad de Harvard, y me comentaba que los países que han tenido éxito, luchan por atraer el talento, ¿qué tanto de esto necesitamos de cara a los retos que enfrentamos?

Definitivamente necesitamos que el conocimiento y el talento fluyan. Ahora, tenemos que considerar algo: hoy el talento ya no se mide por lo que sabes, sino por la capacidad y disponibilidad que tienes de aprender; lo veo igual en tu profesión, antes ni existía el formato digital y lo tuvimos que aprender.

Entiendo que están trabajando en la publicación de un nuevo estudio de expectativas de empleo, ¿podrías adelantarnos algo?

Todavía no terminamos de computar todos los datos. Efectivamente, hacemos una encuesta de expectativas de empleo para algunos países de la región, entre ellos Panamá. Lo que sí te puede decir, sin tener el dato preciso, que seguramente lo tendremos la próxima semana, es que las expectativas de empleo a nivel global no se ven bien y era algo natural, que se podía prever dadas las condiciones que estamos viviendo. Por otro lado, son mejores las expectativas de Asia y Europa con respecto a Latinoamérica, porque en este proceso de la pandemia ellos van más avanzados y nosotros apenas estamos iniciando un tema de reapertura económica. Escuchaba a la ministra de Trabajo decir que primero tenemos que recuperar los 280 mil contratos suspendidos, antes de pensar en contratar nuevos puestos, y tiene razón; entonces eso hará que las expectativas de empleo para los próximos meses no sean las mejores, porque primero hay que recuperar lo que está en proceso de suspensión.