Temas Especiales

22 de Oct de 2020

Cultura

Panamá sin cine que retrate violaciones a derechos humanos, dice director

Más de veinte películas competirán hasta el próximo sábado por los premios BanabáFest a mejor documental, mejor ficción, mejor filme panameño y el premio Ricardo J. Alfaro al mejor corto estudiantil.

El cineasta panameño Edgar Soberon Torchia.
El cineasta panameño Edgar Soberon Torchia. EFE/Alex Cruz/Archivo

El cine panameño enfrenta la insuficiencia de jóvenes creadores que atiendan en sus trabajos las violaciones a los derechos humanos, lo que ha pasado a ser uno de los problemas centrales en las cuatro ediciones del Festival Internacional de Cine de Derechos Humanos de Panamá, BanabáFest.

Es lo que dijo durante una entrevista con Efe el cineasta Edgar Soberón Torchía, creador y fundador del BanabáFest, que con el lema "Los niños son el presente" está dedicado en esta inédita cuarta edición en sus plataformas virtuales a los Derechos de la Niñez.

Más de veinte películas de México, Argentina, Colombia, Cuba y Panamá competirán hasta el próximo sábado por los premios Banabá a mejor documental, mejor ficción, mejor filme panameño y el premio Ricardo J. Alfaro al mejor corto estudiantil.

CARENCIA DE JÓVENES REALIZADORES INTERESADOS EN LA PROBLEMÁTICA

Soberón, dramaturgo, cuentista, guionista, crítico de cine, actor y director teatral, reconoce que "hay un problema de base en el festival que es la actitud del cineasta panameño frente a este tipo de problemática (de los derechos de las personas humanas), no solo de los niños".

Recordó que les ocurrió el año pasado en la tercera edición con "el tema de la migración, en el que no hay productos panameños, no hay documentales, no hay ficciones que atiendan a estas violaciones de derechos humanos, y en el caso de la niñez, pues, tampoco".

"Nosotros nos estamos dando cuenta de la reacción de los cineastas panameños frente a los derechos humanos. Hay muy pocas excepciones, Aris Rodríguez Mariota, Duiren Wagua, y Orgun Wagua, su hermano. Son muy pocos los cineastas preocupados", afirmó.

En ese sentido, dijo, "si te fijas que hay cineastas panameños que te hablan de Derechos Humanos (pero) casi todos concentrados en el sexo, (y temas de) género... esa temática, o de las mujeres que también son temas muy importantes".

Destacó que en ese contexto algunos de "los trabajos que este año compiten (por Panamá) se inclinan más hacia el tema LGBTQ", entre ellos el cortometraje "Vuelta al sol" (2020) de Judith Corro, que narra la historia de César que enfrenta la disyuntiva de atender las perspectivas de su familia o de vivir su identidad de transexual.

De acuerdo a cómo lo plantea Soberón, "hay una serie de derechos que en la misma carta de la Declaración Universal (de los Derechos Humanos) están de primero" como "el derecho a la igualdad".

Está el caso de Panamá con "muy mala distribución de la riqueza" y mala administración de justicia como ejemplo de inequidad, citó Soberón, que ha ejercido la docencia cinematográfica en Panamá, San Juan (Puerto Rico), Antigua (Guatemala) y en la Escuela Internacional de Cine y Televisión (EICTV) de Cuba.

"Mi consejo a los jóvenes cineastas es salgan un poquito de ustedes, de su ego, y miren el entorno, las cosas que están pasando (...) pero no, los cineastas andan por el limbo", añadió el cineasta, nacido en Panamá el 6 de febrero de 1951 y quien fue consultor del Programa Ibermedia para fomento de las cinematografías iberoamericanas.

EL FESTIVAL, LA CONVOCATORIA POR LA NIÑEZ Y LA PANDEMIA

El BanabáFest acoge todo tipo de películas o trabajos, ya sean alternativos o experimentales, que defiendan alguno o varios derechos de las personas y que expongan las violaciones o distintas manifestaciones relacionadas con los Derechos Humanos, explicó Soberón.

Indicó que la convocatoria con la temática enfocada en los Derechos de la Niñez cerró en febrero, pero que la situación de la COVID-19 se hizo manifiesta en marzo y es "así que no hay trabajos que toquen esa temática en particular".

Básicamente, según el cineasta, "el principal país que contribuye al tema de la niñez en esta edición es México", de hecho el festival abrió con la cinta dramática "Corazón de mezquite" (2019), de la realizadora mexicana Ana Laura Calderón.