17 de Sep de 2021

Cultura

'Por siempre Reyna', una historia de valentía, fuerza y amor

La exMiss Atlántico Panamá Reyna Prescott plasmó su lucha contra el cáncer de mama en una autobiografía, como una historia de resiliencia y fuerza constante, que fue concluida por su familia y amigos cercanos.

Reyna Prescott (c), su padre Ricardo Enrique Prescott (Izq.) y su madre Selma Jordán (Der.)Omar Torres

“Reyna luchó cada día como si fuera el último, y a pesar de tener esta prueba tan difícil, nunca se apagó su luz”. Con estas palabras de aprecio recuerda Tamara Hill a su hermana Reyna Prescott (1993-2019), quien fue una ávida luchadora contra el cáncer de mama que le fue diagnosticado en 2016. Prescott, de 26 años al momento de su deceso, fue una mujer trabajadora y destacada en la industria del modelaje y los certámenes de belleza nacionales, en los cuales ganó primeros lugares como Miss Atlántico Panamá en 2014 y Miss Atlántico Internacional en 2015, este último celebrado en Punta del Este, Uruguay.

Al finalizar el Miss Atlántico Internacional, Reyna comenzó a prepararse para participar en el certamen Señorita Panamá, pero en febrero de 2016 fue diagnosticada con cáncer de mama. Desde entonces, Prescott comenzó su lucha contra la enfermedad con “un optimismo único” y decidió “enfrentar con valentía esta prueba, transmitiendo un mensaje de amor a la vida, de lucha incansable ante los obstáculos, por muy duros que parecieran, haciéndose cada vez más fuerte y dando aún más amor a los demás”, según comentó a La Estrella de Panamá su hermana Tamara.

Prescott recibió tratamientos médicos en el ION.Constantino Nieto

Prescott recibió tratamiento médico para su enfermedad en el Instituto Oncológico Nacional (ION), donde también comenzó a llevar un diario de sus vivencias y a realizar el marco de lo que sería su libro Por siempre Reyna. El libro, ahora disponible en librerías como El Hombre de la Mancha, relata el día a día de Reyna desde su infancia, pasando por su adolescencia y por hitos en su carrera de modelaje y momentos especiales que compartió junto a su familia durante su periodo de lucha contra la enfermedad terminal.

Por siempre Reyna

La obra póstuma de diez capítulos recibió apoyo por parte de un equipo de trabajo conformado por personas como el escritor Frank Bonifatti, el profesor Ariel Barría, la diseñadora Silvia Fernández Risco y fotógrafos como Omar Torres, quién tomó la portada del libro. Además, una parte de las ganancias de las ventas de Por siempre Reyna será donada al ION.

Prescott fue coronada Miss Atlántico Panamá en 2014.Jayro Portillo

“Reyna tenía mucho afán por escribir todo lo que hacía cada día, y era muy disciplinada”, recordó su padre Ricardo Enrique Prescott durante el lanzamiento del libro realizado el pasado 30 de abril en el hotel Sheraton Panamá. “Narró su vida desde un punto de vista amplio para que nadie olvidara o ignorara el dolor por el que atraviesan las personas con esta prueba”, añadió.

En su ámbito laboral, Prescott trabajó con la diseñadora rusa Natalia Bogdanova, con quien desarrolló una amistad que le ayudó a sobrellevar los momentos más fuertes de su vida adulta. Bogdanova apuntó que “Reyna tenía su propia luz, y entraba a cada cuarto con una calidez única en ella”, así mismo la recordó como una mujer trabajadora y comprometida con su profesión: “Siempre fue puntual, ayudaba a todos, estaba dispuesta a dar la milla extra, llegaba a cada casting y a cada sesión como si no estuviera pasando nada en su interior”.

La última pasarela que realizó Prescott fue de la mano de Bogdanova para la colección de 2017 en conmemoración al mes de la cinta rosada. “Pese a que fue su última pasarela, ella fue el rostro y la modelo principal de la colección, lucía hermosa y dejó un mensaje de supervivencia, de que todos podemos dejar algo bueno para los demás y seguir adelante”, comentó la diseñadora de moda.

'Por siempre Reyna' se encuentra disponible en El Hombre de la Mancha.Roberto Barrios | La Estrella de Panamá

Desde su familia la recuerdan como una mujer que amaba al prójimo, era humilde, cariñosa y respetuosa con todos en su entorno. “Como hermana mayor de Reyna por 14 años, siempre la cuidé como si fuera otra mamá para ella”, anotó, “tuvimos una buena relación de hermanas, con altibajos como suele suceder en todas las familias, pero predominando siempre ese amor genuino que nos unía. Ella realmente amaba y atesoraba mucho a su familia, era algo que expresaba con frecuencia en sus redes sociales. Todos los que la conocimos extrañamos su cariño; sobre todo sus fuertes abrazos”.

'Por siempre Reyna', una historia de valentía, fuerza y amor

El último deseo de Prescott fue la publicación de sus memorias. Para la modelo panameña Por siempre Reyna era la culminación de años de lucha y un legado para las personas que, así como ella, combaten el cáncer y demás enfermedades en Panamá. Para su familia era de gran importancia cumplir este deseo y por ello se unieron para recopilar diversos datos e información relevante, además de compaginar el diario de Reyna, en un solo tomo.

“Lo más difícil fue remover una y otra vez tantas heridas, dolor y tristeza, en las diversas revisiones”, comentó Hill, “pero este libro sale al público para dar un destello de esperanza, para ayudar a personas no solo con cáncer, sino con cualquier enfermedad terminal, a enfrentar con valentía su situación por más difícil que sea, para luchar hasta el final y no rendirse; sobre todo con positivismo y buen ánimo, porque es posible tener fe ante la adversidad”.

'Por siempre Reyna', una historia de valentía, fuerza y amor

En Por siempre Reyna se muestra una Reyna desnuda, su carácter, sus memorias, su cotidianidad fueron detallados sin secretos para dejar un mensaje claro: no solo se vence el cáncer sobreviviendo. Hill, quien pasó junto a Prescott sus últimos días de vida, aquel 30 de mayo de 2019 en el ION, en compañía de sus padres Ricardo Enrique Prescott y Selma Jordán, puntualizó que su hermana “sin lugar a dudas, fue feliz hasta su último aliento”.

“Fui yo quien la llevó en sus últimas semanas de vida a sus citas de control, en compañía de mi madre, y siempre que llegábamos al médico, ella le sonreía a la recepcionista que nos atendía, a la enfermera y al médico. Era ella la que nos daba ánimo, no quería vernos sufrir”, compartió a este diario; “decía siempre que estaba bien a pesar de todo por lo que atravesaba. Me decía: “no pasa nada”. Ella siempre se mostraba tranquila, en paz, con un lindo semblante, sonriente y nunca se quejó, a pesar de estar sintiendo dolor”.

'Por siempre Reyna', una historia de valentía, fuerza y amor

A través de la palabra escrita, ahora en una obra, Reyna seguirá mostrándose como vencedora a los ojos de su familia y amigos. “Estuve con ella hasta su último día, hasta su último suspiro, tomándole la mano y expresándole cuánto la amaba, y ella nos enseñó a amar y valorar la vida; tener una actitud de agradecimiento por cada día que se nos regala y también de positivismo y fe ante cualquier adversidad que se nos presente”, puntualizó.