Temas Especiales

25 de Jul de 2021

Cultura

'Compartir libros'apuesta a la educación y el reciclaje desde la lectura

La iniciativa de compra y venta destaca la importancia del reciclaje, la literatura y la educación, con un programa diverso que favorece el acceso a libros en comunidades vulnerables y del interior del país

Con el objetivo de brindar un servicio como puente de conexión entre personas que buscan comprar, vender o donar libros en cualquier parte del territorio panameño, principalmente apuntando al reciclaje y a evitar el desperdicio de libros en buen estado, la directora de la fundación Dreams Panamá, Yovanka Ramírez, creó la iniciativa 'Compartir libros' en 2019, la cual se destaca por ser nativa digital y apoyar a las comunidades vulnerables con la donación de libros de texto a escuelas de escasos recursos en Panamá.

La plataforma es un puente entre lectores y vendedores en el territorio nacional.Cedida

En una conversación con La Estrella de Panamá, Ramírez explicó que el nacimiento de 'Compartir libros' se debió a una idea familiar, impulsada por la fundación establecida hace ocho años. “Estábamos buscando un proyecto que impactara a más personas, que fuera de corte educativo, ya que considero que este es un pilar clave para que la sociedad avance”, comentó, “asimismo, al involucrar libros damos pie al hábito de la lectura, que ha sido parte importante de mi evolución como persona”.

La idea de 'Compartir libros' es presentar una plataforma donde las personas puedan actuar como vendedores, compradores o donantes de libros de texto educativos o novelas de cualquier género, de segunda mano y en buen estado, lo que para Ramírez “genera un proceso de reciclaje, aunque las personas no lo vean de ese modo”. La organización a su vez busca cumplir con tres de los Objetivos de Desarrollo Sostenible: educación de calidad, producción y consumo responsable, y acción por el clima.

“El costo de los libros educativos en Panamá es muy alto. Vendiendo ejemplares de segunda mano en buen estado ayudamos a la población de padres y madres que buscan libros de texto para sus hijos de forma económica”, indicó la fundadora.

El proceso de registro permite que cualquier persona, sin restricción, pueda convertirse en vendedor o donante de libros, ya que solo debe ingresar a la página web (compartirlibros.com), dirigirse al botón de 'iniciar sesión', añadir su nombre, un alias de vendedor y su correo electrónico, y escoger el paquete. Añadir el teléfono celular es opcional, ya que “por temas de privacidad y seguridad”, cada persona puede decidir si añadirlo para ser contactado por ese medio o no.

Antes de subir un libro a la venta, la organización envía un correo a la cuenta del usuario dando de alta su verificación luego de 24 horas, allí se le envía un tutorial de cómo subir el libro que desea vender en la plataforma. “Los usuarios vendedores deben elegir la sección de paquete gratuito, ya que no cobramos por el uso de la página web ni comisiones por ventas”, explicó Ramírez. Asimismo, los compradores pueden acceder a un catálogo dentro del sitio web y crear una cuenta para obtener el contacto del vendedor y llegar a un acuerdo de encuentro para el intercambio.

Con la aprobación de la Ley 105 del 30 de enero de 2020, que modifica los artículos de la Ley 47 de 1946 (Ley Orgánica de Educación), se aprueba la prolongación del uso de textos escolares en centros educativos oficiales y particulares en el país, mientras mantengan la vigencia aprobada por el Ministerio de Educación (Meduca). “Esta ley hace un poco más sencilla la venta de textos en nuestra plataforma, ya que los padres de familia pueden adquirir ediciones pasadas que aún son utilizadas en los colegios sin tener que gastar más en costos escolares”, explicó Ramírez.

Donaciones y apoyo comunitario

Para Ramírez, el objetivo más importante de 'Compartir libros' es su aspecto comunitario, ya que “buscamos dar un espacio a las personas que realmente quieren donar sus libros a comunidades y a niños que no pueden obtenerlos por razones económicas”. Si una persona desea donar, puede encontrar los detalles en la cuenta de Instagram de la organización (@compartirlibros).

“Las personas pueden donar libros brindando un listado de los que poseen y nosotros nos contactamos en las provincias con quienes los necesitan, confirmamos las bases de datos y gestionamos un puente de conexión entre la ciudad capital y la comunidad a la que se dirige la donación”, expresó la fundadora.

En enero de 2020, la organización arrancó un servicio de recolección de libros en la ciudad de Panamá. “Desde enero de 2020 a la fecha hemos recibido muchas llamadas de personas con libros acumulados en sus casas y que se quieren deshacer de ellos”, indicó, “por lo que les ayudamos con una opción más sostenible que desechar libros que pueden ser utilizados por otras manos”.

“Hemos recibido una gran cantidad de solicitudes preguntando por un lugar donde llevar libros que ya no quieren en casa o no pueden almacenar. Al solicitar el servicio de recolección, los usuarios podrán ver una tabla de peso que inicia en 20 lbs por $12.00 y escoger la mejor opción según sus necesidades”, señaló, Ramírez.

Actualmente, Ramírez se encuentra en gestiones de donación de libros con la empresa Pearson para escuelas en diversas comunidades. “Tenemos más de 100 cajas de libros donados, pero hay que fijarnos en cada uno para revisar su estado, integridad y que sean de la calidad que esperamos dar a los estudiantes”, señaló, “ese es el trabajo que nadie quiere hacer, pero nosotros sí”.

“Las provincias han sido muchas veces invisibilizadas en las actividades culturales”
YOVANKA RAMÍREZ,
FUNDADORA

La organización se ha levantado como actor clave para el reciclaje de papel y de libros, ya que “muchas personas piensan que es lo mismo reciclar aluminio o plástico que únicamente requieren limpieza”, comentó Ramírez. “Nosotros apoyamos al recogerlos, organizarlos y reciclar el papel deshojando los libros y enviando el papel a una zona especializada”, indicó, “de esta manera evitamos el desecho innecesario de papel en la basura”.

Promoción cultural

Además de representar un espacio de conexión entre lectores, 'Compartir libros' es una plataforma de promoción para clubes de lectura, grupos y gestores literarios, lo que aumenta la exposición de estos personajes en el panorama cultural. “Estamos llevando a cabo alianzas con estas agrupaciones, para promover a las personas responsables de llevar la lectura a más lugares en un blog de nuestro sitio web llamado 'Momentos para compartir'”, comentó Ramírez.

“Estamos buscando rutas para llevar a la gente a interesarse en la lectura, buscamos tener actividades más adelante este año con los clubes”, señaló, “pero también queremos poner sus caras en el plano público. Exponerlas y probar que existen personas que leen, que sí hay interés aunque haga falta una mayor expansión en las cifras por año. Por ahora, la gente no ve tangible el beneficio de la lectura. La lectura es intangible porque es un crecimiento interno personal”.

Durante el tiempo de confinamiento por la pandemia, 'Compartir libros' se enfocó en la exposición de los gestores culturales y literarios a través de sus redes sociales y el blog, dado que los intercambios presenciales de libros fueron suspendidos.

“En nuestras entregas digitales tocamos temas sobre educación, psicología, tratamiento familiar, promoción de actividades infantiles, clubes de lectura, resúmenes de libros, entre otros”, indicó, “esto nos ayudó con nuestro público, ya que en septiembre pasado aún teníamos solicitudes para vender libros y los exhortamos a utilizar el tiempo en casa para agendar donaciones y subir libros a la plataforma”.

Este año se activará una categoría bajo el título 'Digital' en la página web, que permitirá a escritores independientes panameños publicar sus obras en formato PDF para que los lectores puedan hallarlos y adquirirlos a diversos costos. Ya se han añadido obras de la escritora panameña Tilsia Perigault De Ortiz, y los escritores españoles Fernando Trujillo Sanz, Nieves García Bautista y Carla Montero.

Asimismo, a través de su programa de Embajadores, Ramírez busca obtener el apoyo de agrupaciones, oenegés, fundaciones o clubes que apoyen el transporte o asignación de libros donados a las comunidades de difícil acceso en el interior del país. “Queremos ser un puente entre la plataforma y las comunidades, lo que es mi sueño, poder llegar a las provincias y no centrar todo el esfuerzo en la ciudad capital, ya que las provincias han sido muchas veces invisibilizadas en las actividades culturales”, enfatizó.

“Con la plataforma buscamos dar apoyo económico y educativo a las familias panameñas, brindando una fuente de información segura y siempre disponible digitalmente”, dijo; “es tiempo de decidir hacer la diferencia para las generaciones de relevo, porque con la lectura podemos transformarlas”, añadió.