Temas Especiales

26 de Ene de 2022

Cultura

IFF Panamá, cumbre del séptimo arte centroamericano

El Festival Internacional de Cine de Panamá celebró una década de 'Cine es Vida' con más de 10 cintas e invitados especiales, destacando las producciones regionales

IFF Panamá, cumbre del séptimo arte centroamericano
'Plaza Catedral' fue la cinta ganadora del premio del público, como la favorita del festival. El largometraje fue dirigido por Abner Benaim.Irene Acosta | La Estrella de Panamá

Tras 10 años de apoyo al cine latinoamericano y caribeño, el Festival Internacional de Cine de Panamá (IFF) cumple otra edición llevando un catálogo de filmes especiales a la gran pantalla panameña. Con la presencia de invitados especiales nacionales e internacionales, el festival se alza como una fiesta del séptimo arte en pro de la cultura regional.

Durante su primer día el festival dio lugar al estreno de la cinta panameña Plaza Catedral (2021), del director panameño Abner Benaim, quien fue acompañado en la 'alfombra azul' por la actriz mexicana Ilse Salas, protagonista e intérprete de Alicia.

En la presentación de la cinta el director panameño recordó al joven actor Fernando Xavier de Casta, quien fue el coprotagonista de la cinta, en su papel de Alexis 'Chief', y falleció en junio de 2021 a los 15 años.

“Es el momento en el que la película encuentra su público y es un momento de celebración de la vida, el arte y la pasión de todos los que estamos aquí”, apuntó Benaim durante la gala de apertura. “Hubiéramos querido que Fernando estuviera aquí con nosotros, eso es lo difícil de aceptar, y las razones por las que no está evidencia un problema grave que tenemos en el país: la violencia. Pero soy cineasta, no activista, y no puedo decir realmente qué sucederá en el futuro, pero hay mucho que hacer para erradicar este problema”, dijo en memoria de de Casta.

IFF Panamá, cumbre del séptimo arte centroamericano
El director estadounidense Shaka King asistió como invitado especial del IFF Panamá.

Durante el festival los asistentes pudieron disfrutar de la selección de cintas internacionales como Quo Vadis Aida? (2020), Annette (2021), El als de Santo Domingo (2021), Rafaela (2021), Sundown (2021), Una historia de amor y deseo (2021), Érase una vez en Euskadi (2021), The Best Families (2021), Clara Sola (2021), Judas and the Black Messiah (2020), La opción cero (2020); y las panameñas Plaza Catedral (2021) y Panquiaco (2020).

La celebración del séptimo arte comenzó el pasado 3 de diciembre y terminó el 5 de diciembre, con una agenda variada de talleres, clases magistrales y charlas, además de las cintas proyectadas. En el terreno educativo se llevó a cabo el taller 'El cine como agente de cambio', a cargo del escritor y director de Los hijos de la Malinche, agencia de comunicación estratégica en México, Emilio Ledezma; el panel moderado por la directora ejecutiva del IFF Panamá, Pituka Ortega-Heilbron, 'Las estrellas al mediodía', con Claire Denis y el elenco de The Stars at Noon: Margaret Qualley, Joe Alwyn y Nick Romano; además de las clases magistrales 'Desarrollo de proyectos', a cargo del guionista y miembro del prestigioso Writers Guild of América, Jonathan Keasy, y 'Estrategias de distribución cinematográfica para Centroamérica y el Caribe', con la escritora y directora colombiana Cristina Gallego.

La programación educativa mostró la importancia de la preparación continua tanto de los cineastas como de las nuevas generaciones interesadas en narrar historias y contar perspectivas sociales a través del lente audiovisual, dando una vitrina para nuevos proyectos en la región.

De igual forma se abrió el espacio para el segundo Foro de Coproducción IFF Panamá Film Match, el cual impulsa a nuevos cineastas para desarrollar sus proyectos documentales o de ficción en el país, junto con las nuevas oportunidades de presentación de cintas en el Festival de Cine de Locarno, el cual dio cita a los cineastas en el hotel Central (Casco Antiguo).

IFF Panamá, cumbre del séptimo arte centroamericano
El IFF Panamá reunió a miles de panameños y residentes en La Manzana de Santa Ana.

Un festival que crece

Desde su creación en 2011, el IFF Panamá se ha mantenido como cuna del impulso cinematográfico regional, a la vez que se presenta como uno de los mayores símbolos de marca país, contando con reconocimiento internacional y atrayendo a cientos de personas por cada edición.

“Aunque tuvimos un festival más reducido, no fue menos potente, ni menos espectacular”, anotó Ortega-Heilbron durante la clausura.

“En Panamá estamos empezando a conocer realmente nuestra historia, y el cine es una oportunidad para contar el origen de nuestra identidad” IVÁN ESKILDSEN, ADMINISTRADOR DE LA ATP

La programación del festival dio pie a que los cientos de visitantes se reunieran en el teatro Copa Airlines ubicado en La Manzana de Santa Ana, sede principal de IFF Panamá este año, donde se proyectaron largometrajes como Una historia de amor y deseo, de la directora tunecina Leyla Bouzid, la cual relata el drama de Ahmed, un joven francés que conoce a Farah, una joven tunecina llena de energía que acaba de llegar a la capital. Entre ambos se desata una intensa relación capaz de derribar sus propios paradigmas y creencias.

También se contó con la presencia de la cineasta panameña Ana Elena Tejera, quien presentó el filme Panquiaco, película que recibió fondos de la selección Primera Mirada en 2019. Esta cinta combina los ritos, conocimientos y lenguas indígenas precolombinas que se han apartado de la educación histórica panameña, para mostrar una historia marcada por la importancia de la memoria individual tanto como la colectiva. En su proyección se presentaron Fernando Fernández y Domitila de León de Fernández, quienes son parte del elenco.

Por su parte, el director estadounidense de ascendencia panameña Shaka King (Judas and the Black Messiah) presentó la cinta ganadora de dos premios Óscar en una sala llena, donde expresó su cariño por Panamá y el proceso de creación en sus guiones: “El mundo de los personajes es algo intenso, complejo, pero muy fascinante”, dijo, “lo más importante es crear según lo que nos mueva; siempre que haya historias, habrá arte”.

Además de las proyecciones y talleres, el IFF Panamá creó una nueva sección interactiva para los asistentes, contando con la exhibición gratuita 'Humanidad en la realidad virtual' con la pieza 'Mosquito' de Ana Elena Tejera. Esta experiencia de realidad virtual (RV) destaca la importancia de la naturaleza panameña y su correlación con el espacio habitado por el ser humano; en su desarrollo se observaron los matices naturales, sonidos etéreos y colores vibrantes que cautivaron al espectador, haciendo de esta una de las experiencias únicas que ofreció el evento cultural.

Asimismo, durante el festival se llevó a cabo la iniciativa 'Cine al aire libre' en la plaza de Santa Ana, donde el público local pudo compartir con la comunidad el estreno de dos películas: Vals de Santo Domingo de la directora Tatiana Fernández Geara y Érase una vez en Euskadi del director español Manu Gómez. Las cintas, cargadas de mensajes sociales, fueron una expresión diferente de los temas que Latinoamérica enfrenta, desde la violencia que afecta la niñez, hasta la perseverancia y la esperanza de un futuro mejor en la sociedad regional.

Celebrando el cine

Tras más de un año de limitaciones por la pandemia, el IFF Panamá mantuvo su estándar de brindar un catálogo de largometrajes que cumplieran con las necesidades de entretenimiento, educación y reflexión, siendo un pilar para el crecimiento del séptimo arte panameño, así como de la reactivación económica de la industria del turismo y la cultura.

De esta forma, el administrador de la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP), Iván Eskildsen, indicó: “Es un evento que nos llena de orgullo como panameños, y aun en medio de las adversidades y la incertidumbre, el equipo del IFF se ha mantenido con valentía y perseverancia para seguir desarrollando el arte y la cultura del país”.

En su discurso del acto de clausura, señaló que el festival no actúa solamente como “un evento de fortalecimiento artístico”, sino que “solidifica a Panamá como un hub cinematográfico” que resalta nuestra realidad como puente del mundo y la diversidad de historias que “nacen a partir de esta realidad”, lo que da la oportunidad de “exportar nuestra imagen y vender una parte hermosa de nuestra identidad”.

En el festival también se celebró el Día del Voluntario, el pasado domingo, lo cual resonó con las decenas de voluntarios del IFF que fueron agasajados en la clausura oficial. “Sin ellos no podríamos hacerlo, y es evidente que aman este país, porque su esfuerzo demuestra lo que sacrificarían por Panamá”, apuntó Ortega-Heilbron.

Como parte importante se premió a los largometrajes seleccionados del programa 'Primera mirada': Domingo y la niebla, de Ariel Escalate (Costa Rica), como primer premio, con una suma de $10 mil, y la cinta Breaking New Frontiers, de Mauricio Morales (El Salvador), como segundo premio, con una suma de $5 mil. En cuanto al premio del público, la cinta panameña Plaza Catedral se llevó el reconocimiento de esta edición.

Y como broche de oro del festival, el director mexicano Michel Franco junto con la actriz mexicana Iazua Larios presentaron la cinta Sundown (2021), la cual fue la última en proyectarse el pasado domingo. “Me siento en casa, y no quiero desaprovechar la oportunidad de expresar cuán orgullosos deben sentirse como panameños por tener este festival, que tiene mucha profundidad y peso en nuestra región”, puntualizó Franco en su discurso, “esto abre un compás para que más rodajes se lleven a cabo en Panamá y se explote el potencial excepcional que posee”.