26 de Nov de 2022

Cultura

Nikki de Roy, un sinónimo de integridad

Nikki de Roy es considerada una de las propulsoras del teatro musical panameño. Su colegas la recuerdan como una filántropa

Nikki de Roy, un sinónimo de integridad
Nikki de Roy, un sinónimo de integridadArchivo | La Estrella de Panamá

Una mujer profesional y filántropa son las características que definen el legado de la productora Nikki de Roy. Este miércoles la escena teatral panameña perdió una de sus figuras más relevantes.

Para la actriz Lisette Condassin, cuando se trabajaba con de Roy era “sinónimo de una producción exitosa. Ella era una profesional en todo el sentido de la palabra (...) siempre dio la milla extra para que una producción saliera adelante”.

Y aunque la producción no estuviese bajo la responsabilidad de Roy, si alguna persona necesitaba de su apoyo “ella tocaba las puertas que fuese necesario”, resaltó Condassin a La Estrella de Panamá.

Siempre con una actitud positiva, recordó la actriz, ya que “era un ancla, aunque las cosas no estuviesen saliendo como uno las esperaba, era un pilar”. [Te decía:] “vamos a salir adelante, no importa cómo”.

“Todos perdemos, no solamente el teatro, aportó en la [industria] cultural sin ningún tipo de medida. Era una persona íntegra, estaba dispuesta a darlo todo para que las cosas salieran correctamente”, añadió Condassin.

“El fantasma de la ópera”, “Los miserables” y “1903” son algunas de las puesta en escena que estuvieron bajo el liderazgo de Roy.

Para el director de teatro Edwin Cedeño, la pérdida de de Roy es una invitación a las nuevas generaciones a seguir su ejemplo. “Se nos ha ido una persona importante en el desarrollo del teatro musical. Este espacio que ella deja es una invitación a las nuevas generaciones para que de alguna manera tomen su ejemplo y se metan en esta empresa del mundo del teatro”, destacó Cedeño.

Nikki era filántropa, agregó Cedeño, porque “cuando ella producía teatro estaba preocupada porque la gente la pasara bien”. Una anécdota que ilustra esto, recordó el director, “eran las famosas fiestas de cierre de temporadas; ella las hacia en su casa para que todo el elenco fuera a celebrar la temporada teatral que ella estaba produciendo”, añadió.

“Todos perdemos, no solamente el teatro; aportó en la [industria] cultural sin ningún tipo de medida” LISETTE CONDASSIN ACTRIZ

Un legado en la industria de la moda

Nikki Ortega de Roy fungió como productora y directora artística por más de una década del concurso de belleza Señorita Panamá. “Con profundo pesar y tristeza extendemos nuestras condolencias a la familia Roy-Ortega”, lamentó la organización del certamen en su cuenta de Instagram.

De Roy fue fundadora de la agencia de modelos Physical Modelos. Cuando administraba Physical abrió un ballet que “fue semillero de varios bailarines y coreógrafos que viven gracias a la danza”, destacó Cedeño a este medio.

También fue productora de Días de Moda Panamá y MacroFest. En los desfiles de los diseñadores Carolina Herrera y Oscar de la Renta en Panamá, también fue productora.

“Su talento también fue representado en trajes de gala de destacadas misses panameñas, quienes lucieron sus diseños en los concursos internacionales. Sin duda dejará un enorme vacío y una gran huella en el mundo del espectáculo, sobre todo en el arte y la cultura”, destacó la revista Mundo Social.

“Nikki Ortega de Roy figuró en diversas ocasiones en nuestras páginas, aportándonos siempre lo mejor de su talento”, destacó Mundo Social en su cuenta de Instagram.

Le sobrevive su esposo, el exministro del Canal y expresidente del Metro de Panamá Roberto Roy, y sus tres hijos.