Temas Especiales

30 de Oct de 2020

Curiosidades

La tortuga y el sepulturero japonés

Mitani, tiene la tortuga desde hace 20 años dice que cuando llegó medía 10 centímetros y cabía fácilmente en la palma de su mano.

Hisao Mitani, es propietario de una empresa funeraria, pero además también es el dueño de una enorme tortuga que pesa 70 kilos de nombre Bon-Chan. Ambos se pasean a diario por las calles del barrio de Tsukishima en Tokio.

La tortuga y su amo, no pasan desapercibidos, son la atracción de grandes y pequeños. Todos quieren tocar a Bon-Chan y tomarse fotos con ella.

Mitani, tiene la tortuga desde hace 20 años dice que cuando llegó medía 10 centímetros y cabía fácilmente en la palma de su mano.

El lugar favorito de Bon-Chan es la entrada de la funeraria y según su amo por más tristeza que puedan llevar sus clientes cuando van por su difunto no pueden evitar sonreír al ver a la enorme tortuga.