Temas Especiales

08 de Apr de 2020

Curiosidades

Los perros callejeros de Tiflis dejan de ser una plaga a base de cuidados

Hoy en día con mucho cariño y cuidados estos canes se han convertido en un elemento entrañable del paisaje urbano

Estos canes se han convertido en un elemento entrañable del paisaje urbano
Estos canes se han convertido en un elemento entrañable del paisaje urbanoEFE

En los tiempos de la caída de la Unión Soviética y, luego, durante la guerra civil georgiana, las jaurías de perros que recorrían las calles de Tiflis representaban un peligro para sus habitantes, pero hoy con cariño y cuidados estos canes se han convertido en un elemento entrañable del paisaje urbano.

En 2019, para el rodaje de la película "Fast and Furius-9", las autoridades de la capital georgiana trasladaron todos los perros que había hechos suyas las calles del centro de la ciudad a un refugio municipal de Varketili, en las afueras de Tiflis, pero una vez concluyeron las filmaciones fueron devueltos a su hábitat.

Cuando el director de escenas de riesgo Spiro Razatos se enteró de la mudanza forzosa fue al refugio municipal junto con miembros del equipo de filmación y llevó alimentos y juguetes a los canes a modo de desagravio. Esa visita acaparó espacios en la prensa y la televisión.

EN LA CALLE COMO EN CASA

Los perros se sienten cómodos en las calles de Tiflis, sobre todo en la avenida Rustaveli, la principal vía de la ciudad, y en la céntrica plaza Ingorokva, frente al sede del Gobierno, donde se les puede ver echados al sol en los días despejados.

"Procuro no olvidar traerles algo de comida desde casa", dice a Efe Tamara Dvaladze, funcionaria administrativa del gabinete de Ministros.

Junto a la entrada de la estación de metro Politechnicheski Instituto, los vecinos habilitaron varias casitas en la que más de una decena de perros callejeros encontraron su hogar y reciben alimentos. "Mira, son muy buenos", dice a Efe Irma, una joven que presenta a los canes por su nombre: "Estos son Rex, Mailo, Lucy, Misho... Están esterilizados y son muy cariñosos".

"No imagino mi vida sin mis perros. Desde luego crean algún problema en el apartamento, pero siento tal felicidad cuando me despiertan por la mañana... Forman parte de mi familia", asegura a su vez a Efe Irina Baramidze, una guía turística que hace ya algunos años adoptó a dos mascotas en el refugio municipal.